El Gobierno valenciano inicia el proceso de sanción a los manifestantes que exhibieron simbología franquista en Benimaclet el 12 de octubre

Un grupo de manifestantes exhiben simbología franquista en la manifestación del 12 de octubre en Benimaclet (Valencia)

El Gobierno valenciano inicia el procedimiento sancionador contra los manifestantes que el pasado 12 de octubre exhibieron simbología nazi y franquista en una concentración en el barrio valenciano de Benimaclet. La consellera de Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha solicitado a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana información sobre la "marcha de las antorchas" solicitada por España 2000 al considerar que vulnera la Ley de Memoria Democrática autonómica.

La conselleria ha solicitado a la Delegación que proceda a la identificación de personas y colectivos que acudieron a la marcha de la tarde del domingo en Benimaclet donde se exhibieron banderas franquistas, cruces gamadas y cruces celtas, entre otros símbolos. La Ley de Memoria Democrática establece en su artículo 61 como infracción grave "el incumplimiento de la prohibición de exhibir públicamente elementos contrarios a la memoria democrática", para las que prevé una sanción de entre 10.001 y 150.000 euros.

Además, la consellera ha pedido a la delegada del Gobierno, Gloria Calero, una reunión para trabajar conjuntamente en la formación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en materia de memoria democrática para el cumplimiento de la ley y con el fin de evitar que se repitan sucesos como los del pasado lunes. "No permitiremos que se vulnere la legislación vigente ni que se continúan exhibiendo impunemente símbolos que suponen la exaltación de la dictadura franquista y son contrarios a la memoria democrática", ha expresado la consellera.

Con motivo del 12 de octubre se concentraron medio centenar de personas en el barrio valenciano, conocido por su papel activista y antifascista, en una marcha con antorchas y cánticos franquistas, al grito de "Gobierno dimisión". La marcha se topó con una concentración de un millar de personas que reclamaban un barrio "libre de odio" y una fuerte presencia policial para evitar incidentes.

Delegación del Gobierno pide un informe a la Abogacía del Estado

En relación con la utilización de simbología preconstitucional en una de las manifestaciones, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha solicitado un informe a la Abogacía del Estado por si estas acciones fuesen contrarias a la legislación sobre Memoria Histórica.

Además, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, mantendrá en breve un encuentro con la consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, para analizar los hechos.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 15:46 h

Descubre nuestras apps

stats