La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

València gana 30.000 metros cuadrados de espacio peatonal en las plazas de la Reina y del Mercat, el equivalente a cuatro campos de fútbol

Estado actual de la plaza de la Reina.

El centro histórico de València ha pasado de estar dominado por el vehículo privado a ser uno de los mayores espacios peatonales de la ciudad gracias a la remodelación de las plazas de la Reina, de Bruges y del Mercat, ya en su recta final. A ellas les seguirán las del Ayuntamiento y la de Sant Agustí, que completarán el proceso de peatonalización del Ciutat Vella.

Solo con las obras de reurbanización de la plaza de la Reina se recuperarán 10.000 metros cuadrados de zonas para viandantes, mientras que en el ámbito de las plazas de Bruges y del Mercat son 20.000 metros cuadrados los que se ganan para el peatón. En total, entre ambos espacios, son 30.000 metros cuadrados, es decir, el equivalente a cuatro campos de fútbol.

Los trabajos en la plaza de la Reina concluirán a finales de julio, según las previsiones que confirmó este jueves el alcalde de València, Joan Ribó, al comprobar la evolución del proceso de remodelación de este espacio, “que se ha recuperado para la ciudadanía”.

“La nueva plaza realzará el entorno monumental protegido, con una visión completa de la Catedral y el Micalet, y responderá a las inquietudes del vecindario con más de 900 plazas para sentarse y 115 árboles nuevos”. Entre otras novedades, Joan Ribó ha destacado “el sombraje, que se retirará cuando no haga falta, la instalación de nebulizadores de agua y los nuevos servicios del rehabilitado aparcamiento, con 300 plazas y puntos de recarga eléctrica”.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, visitó esta plaza del barrio de la Seu y dio cuenta de la evolución de las obras que, financiadas con fondos europeos, permitirán la planteada “reconquista de este espacio para las personas y el avance de la ciudad hacia una València más sostenible y saludable”.

“La obra está muy avanzada, se están cumpliendo los plazos en los cuales estaba planteado su acabado y, en principio, está previsto que se finalice a finales del mes de julio”, ha asegurado al destacar, por ejemplo, “la nueva visión de la Catedral y del Micalet”. “Creo que es una visión en la cual se ha estado trabajando y realza esta plaza tan emblemática”.

Joan Ribó también resaltó la calidad de los materiales, e indicó que el 80% de la superficie ya está pavimentada con piedras de 10 centímetros de grosor, que evitarán los resbalones. “En general –ha continuado- la obra se ha hecho pensando en las personas y, de hecho, se han incluido las propuestas de la ciudadanía en el proceso participativo que se hizo”. “En ese proceso se nos dijo que era muy importante la existencia de lugares para sentarse y ahora habrá 900 plazas para sentarse en esta plaza, que es una cantidad importante”, añadió.

En este sentido, el alcalde también destacó el sombraje que se pondrá, “que será peculiar porque solo estará cuando haga falta, por ejemplo ahora que tenemos mucho de sol. Cuando no haga falta, se retirarán los toldos y los mástiles de forma que la visión de la plaza será aún más amplia”.

Por su parte, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, manifestó que esta obra, que estará finalizada en poco más de dos meses, “es fruto de la apuesta del gobierno municipal de recuperar espacio de calidad para las personas”.

“Hemos devuelto la plaza de la Reina a la ciudad de València. Será un lugar donde los niños vendrán a jugar, donde las personas se sentarán y disfrutaran del entorno, donde tendremos el sombraje que se necesita en estos momentos de cambio climático”. “Además –ha añadió- hemos tenido un reto que ha sido compaginar una estructura del parking con la plantación de árboles, pero hemos incrementado los árboles en más del 70%. Teníamos 55 y ahora tendremos 115 árboles nuevos con unas instalaciones adaptadas y de gran calidad”.

Giuseppe Grezzi también reiteró que en la nueva plaza de la Reina “la gente podrá disfrutar el gran patrimonio que tenemos. Así, el Micalet, que es uno de los símbolos de la ciudad, se podrá admirar desde cualquier punto de la plaza”.

Además, la ciudadanía también encontrará en esta plaza la señalización de la traza de la antigua muralla romana y recuperará la perspectiva visual de la puerta barroca de la Seu y recuperará símbolos del pasado como las vías del tranvía del siglo XX.

Durante esta visita de obras el alcalde y el regidor han compartido con los responsables técnicos del proyecto el estado actual de los trabajos de la céntrica plaza en que confluyen céntricas calles de la ciudad como el de la Pau, el de San Vicente y el de Santa Catalina.

Concretamente, de estas conexiones, quedan 850 metros cuadrados pendientes para pavimentar, que estarán completadas a finales de junio. En cuanto a intervención en la misma plaza, el alcalde destacó que el 80% de la superficie ya está pavimentada, y que la plantación de elementos verdes y de mobiliario urbano se iniciará próximo lunes para concluir el 30 de junio. Respecto a las actuaciones finalizadas, ha resaltado la rehabilitación completa del aparcamiento, de borde 9.000 metros cuadrados, completada a falta de la instalación de cartelería y señalización y otros montajes o trabajos de pintura.

Ribó i Grezzi recordaron que, en un principio, se habló de un plazo de ejecución de un año que tuvo que incrementarse por el encuentro de restos arqueológicos.

En cuanto a las terrazas, afirmaron que tienen los datos de las autorizaciones de los diferentes locales y que ya está acotado el espacio que podrán usar, sin poder coger más espacio del que tenían antes de las obras.

Las plazas del Mercat y de Bruges, finalizadas en junio

En cuanto a las plazas del Mercat y de Bruges, cuya remodelación depende de la Concejalía de Desarrollo Urbano que dirige la vicealcaldesa Sandra Gómez, está previsto que las obras finalicen en el mes de junio.

En estos momentos los trabajos se centran en la pavimentación en el cruce de la calle de Sant Vicent con la plaza del Ayuntamiento y la avenida de María Cristina, la instalación de las placas fotovoltaicas en las pérgolas de la plaza de Bruges que almacenarán energía que utilizará el aparcamiento subterráneo y el montaje del graderío ubicado frente a la iglesia de los Santos Juanes.

El espacio cuenta con una zona de juegos infantiles, que ha sido instalada recientemente en la plaza Taula de Canvis, “para que los niños y las niñas tengan también su espacio en este nuevo entorno recuperado para la ciudadanía”, tal como afirmó a principios de mayo la vicealcaldesa Sandra Gómez, quien destacó además que los elementos elegidos están fabricados con madera y cuentan con pavimento de caucho de seguridad.

Gómez, también comentó que está previsto que se planten varios árboles que proporcionarán zonas de sombra y estancia para las personas que se acerquen a esta zona. “Con la reurbanización de este espacio, este entorno se convierte en una zona mucho más segura para las personas, más amable, sostenible y habitable también para los más pequeños”, destacó.

La vicealcaldesa comentó que también se puede acceder ya al graderío de Les Covetes, donde se ha habilitado un vallado, con lo que toda la zona ha quedado despejada.

De esta manera, destacó, “se ha abierto a uso público la nueva zona de graderío totalmente accesible de les Covetes de Sant Joan, que permite bajar por una rampa a todas las personas que quieran redescubrir la fachada de les Covetes y de la iglesia Santos Juanes, que ha permanecido oculta durante décadas”. “Se ha creado un espacio abierto y unificado que, a través del graderío, recupera la cota original de acceso a Les Covetes para dotarlas de más valor”, subrayó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats