La portada de mañana
Acceder
Trombos y coronavirus: los cardiólogos explican por qué hay que seguir vacunándose
El plan de Escrivá para la jubilación anticipada
Opinión - La democracia española no nació en 1978, por Ignacio Escolar

Los mejores monitores de 144 Hz para jugar desde el PC sin gastar demasiado

Monitores 144

A muchas personas les gusta jugar videojuegos de manera más o menos habitual, pero hay algunas personas para las que esto se convierte en un auténtico hobby. Aunque siempre ha habido un debate sobre qué consola es la mejor, cada vez son más los que optan por jugar en PC.

Los seis errores más comunes que te pueden amargar si compras un portátil

Los seis errores más comunes que te pueden amargar si compras un portátil

Hace años jugar en PC podía suponer un gran desembolso de dinero, pero desde hace un tiempo esto ya no es así. El abaratamiento de las piezas –como las tarjetas gráficas– y la ingente cantidad de tiendas online para el ordenador, lo sitúan como la mejor plataforma para quienes quieran exprimir al máximo el mercado de los videojuegos.

Uno de los periféricos esenciales es el monitor. Similar a un televisor, pero con diferentes características y construido especialmente para el PC. Y, como en las televisiones, son muchos los tipos y las opciones, sobre todo si queremos sacar el máximo partido al ordenador.

Qué son los monitores de 144 Hz

Los monitores de 144 Hz se han convertido en uno de los aparatos más demandados. Pero, ¿qué tienen de especial realmente?

Los hercios es una medida que refleja la frecuencia de refresco de la pantalla. Es decir, el número de veces que el monitor actualiza la imagen por segundo. De esta manera: 60 Hz significa que el monitor se actualiza 60 veces por segundo; y 144 Hz, 144 actualizaciones por segundo.

Esta diferencia provoca que en ciertas situaciones, la imagen no se vea distorsionada. Por ejemplo, cuando se está reproduciendo un videojuego donde hay un gran barrido de imagen -como puede ser uno de Fórmula 1-, la alta tasa de refresco evita que la imagen se vea borrosa.

Este tipo de monitores, aunque no son los únicos, también cuentan con sistemas "anti-tearing". El tearing es el efecto que produce la desincronización de imágenes en el monitor lo que provoca que la imagen se vea cortada. En la actualidad, los sistemas anti-tearing más extendidos son FreeSync (AMD) y G-Sync (Nvidia).

Los tipos de paneles

Cuando uno está pensando en cambiar, o comprar, otro monitor, siempre se encuentra con que existen tres tipos de paneles. Dos de ellos, el TN y el IPS, son los más habituales, mientras que los terceros, el VA, son más deconocidos. Pero, ¿en qué se diferencian?

TN (Twisted Nematic). La principal característica de este tipo de paneles es el tiempo de respuesta que suele rondar 1 milisegundo. Además, son paneles muy baratos de hacer, por lo que abaratan mucho el precio del monitor. 

Por lo demás, la imagen y, sobre todo, los colores no suelen ser de la mejor calidad respecto a los otros paneles, e incluso el ángulo de visión de estos es muy limitado.

VA (Vertical Alignment). Los menos habituales y, cada vez, más en desuso. Son paneles con una calidad de imagen realmente buena, orientados al diseño gráfico, y un gran brillo de pantalla. Pero su tiempo de respuesta suele ser muy alto respecto a la competencia.

IPS (In-Plane Switching). Al igual que los VA, su calidad de imagen es muy superior a la de los paneles TN y son los que mejor representan los colores -aunque no tiene tan buen contraste como el VA-. El mayor problema suele ser el precio: este panel encarece mucho los monitores, aunque cada vez son más habituales.

Además, en los últimos años, también se han popularizado los monitores ultra-wide. Mientras que una pantalla normal tiene una relación de aspecto de 16:9 (un rectángulo similar al de un móvil), las ultra-wide suelen ser 21:9 o 32:9, mucho más alargado.

Aunque no vayamos a recomendar ningún monitor con estas características (ya que elevan mucho el precio), son cada vez más comunes de ver. Ahora bien, si estás pensando en adquirir uno de estos monitores, ¿cuáles son los mejores por menos de 300 euros?

BenQ ZOWIE XL2411P

El BenQ ZOWIE XL2411P es una de las mejores opciones si buscamos un muy buen monitor calidad/precio con una tasa de refresco de 144 Hz. Por 200 euros, menos si lo compramos en oferta, es la primera opción que hay que tener en cuenta.

Con una resolución de 1080p y un tiempo de respuesta de 1 milisegundo, es un monitor habitual entre los jugadores que buscan optimizar su PC o tratar de competir. Además, al ser 24’’ y ser compatible con soporte físicos para monitores (brazos), es realmente fácil de adaptar en el escritorio.

También hay que tener en cuenta que si utilizamos el propio soporte que viene de fábrica, podremos ajustar tanto altura como ángulo e incluso colocarlo en vertical. Esto lo convierte en un monitor muy versátil.

El mayor problema que tiene este monitor es que no cuenta con un panel IPS, sino que es una pantalla LED TN. Esto significa que los colores que muestra no serán los más realistas e incluso deberemos calibrar (muy) bien el monitor para evitar perder matices.

A pesar de ello, este tipo de paneles son habituales en los monitores de 144 Hz. En primer lugar, porque su fabricación es más barata. En segundo lugar, porque, normalmente, permite que haya un menor tiempo de respuesta.

LG 24GL600F-B

Si el precio del BenQ se te hace un poco caro, la opción de LG en oferta - que es algo habitual- puede ser muy tentadora. El LG 24GL600F-B es un monitor con FreeSync y 144 Hz por menos de 200 euros: 134 euros en su versión de 2019 y 150 euros (180 fuera de rebajas) en su versión de 2020.

La diferencia de precio es notable y puede ser una buena introducción a este mundillo de las altas tasas de refresco. Las características principales son las mismas que la opción de BenQ: Full HD de resolución, 1 milisegundo de respuesta… y panel TN.

La versión de 2020 soluciona algunos problemas que la de 2019 traía consigo -como un negro no uniforme, que provocaba algunos grises-, además de corregir el contraste entre colores. Por lo que es recomendable hacerse con el más nuevo frente a la versión anterior.

Respecto al soporte: al contrario que en el caso de BenQ, el de LG es un monitor estático. No se puede regular altura ni ángulo y aunque sus 23,5’’ lo hagan muy fácilmente encajable, puede ser muy molesto para aquellas personas que no dispongan de una silla regulable.

Millenium MD27PRO

Aunque la marca pueda parecer desconocida, dentro del mundo del gaming es una habitual. El monitor Millenium MD27PRO es la mejor opción si buscamos un monitor que cumpla con el requisito de la tasa de refresco de 144 Hz… y una resolución 2K (2560x1440p).

Por 300 euros, e incluso 200 euros en oferta, el MD27PRO es la mejor opción si queremos dar el salto del Full HD al Quad HD. Normalmente, estos monitores suelen rondar los 500 euros, por lo que su precio lo sitúa como una opción muy competitiva.

Como el BenQ, se trata de un panel TN y cuenta con un milisegundo de respuesta, por lo que es perfecto para jugar. Además, dispone de un soporte regulable en altura, inclinación y rotación; por lo que se puede adaptar perfectamente a las necesidades del escritorio.

Cuenta con tres salidas de HDMI y un DisplayPort, lo que hace que sea compatible tanto para consola como para un PC. Y aunque no cuenta con altavoces, sí dispone de una entrada jack de 3.5 mm, por lo que se pueden conectar unos altavoces sin problemas.

Al ser un panel TN, como hemos dicho antes, no obtendremos la mejor imagen y si decidimos movernos y cambiar el ángulo de visión, habrá que reajustar el monitor. Pero por el precio es una opción muy interesante para aquellas personas que cuenten con un equipo para mover juegos (o películas) en resolución 2K.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats