Wes Anderson graba en Chinchón y 'The Crown' se rodó en Málaga: los paisajes, un sector profesionalizado y las ventajas fiscales consolidan a España como plató

Rodaje internacional de la productora Palma Pictures

El director de cine Wes Anderson rodará en el pueblo madrileño de Chinchón este verano. Las temporadas tres y cuatro de la serie sobre la familia real británica The Crown se rodaron entre Málaga, Cádiz, Almería y Sevilla. Míticas escenas de Juego de Tronos tenían localizaciones como el islote de los 241 escalones de San Juan de Gaztelugatxe, la catedral gótica de Girona, el Castillo de Santa Florentina de Canet de Mar o Los Barruecos de Cáceres, donde se grabó el ataque de Daenerys a los ejércitos de los Lannister y los Tarly. ¿Qué tiene España para atraer a tantos rodajes internacionales?

Clara Nieto ha sido seleccionada en Producers on the Move, un programa de networking asociado al Festival de Cannes dirigido a productores emergentes europeos: "Tanto para los productores locales como para los internacionales es muy interesante rodar aquí. España es un plató muy competitivo: solo hay que analizar el desembarco de oficinas físicas, así como la contratación de personal por las grandes plataformas como Netflix, Amazon y HBO".

Además, "pedir permisos para rodar y que los concedan es relativamente sencillo", cuenta sobre los procedimientos de producción. "Por ejemplo, en Madrid hay una oficina solo para ello y está la City of Madrid Film Office que asesora e informa a las productoras internacionales". Cuenta que cada comunidad "tiene su papeleo" pero que, "por lo general no ponen mucha pega: el cine y las series conllevan un gasto importante en el lugar y les interesa tanto económicamente como por la promoción y el escaparate para incentivar el turismo".

En España hay que pedir permisos específicos si se graba con niños –en Madrid, por ejemplo, solo pueden trabajar cinco horas y no pueden hacerlo en horario nocturno–. También para rodar con animales, que necesitan otro permiso extra para transportarlos. Si se necesita emplear un dron hay unos requisitos, y el equipo de producción debe pedir permiso a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Y si se precisa emplear la "marca" Guardia Civil, Policía Nacional, Bomberos o Samur hay que dirigirse a cada uno de ellos y que, después de valorar el proyecto, te den el visto bueno. "Cuanto más grande sea la producción, más conocido el director y la serie o peli, menos problemas hay y más rápido va todo", cuenta a elDiario.es Daniel Sampedro, jefe de localizaciones de Palma Pictures. "No es lo mismo pedir que te corten cinco calles del centro de Palma de Mallorca para una película de bajo coste y director novel, que para una peli de alguien súper conocido".

Mercedes Selgas es controller de producción cinematográfica, es decir, la persona que lleva el control de los presupuestos junto al Director de Producción. Cuenta que las producciones internacionales pueden acogerse desde hace algunos años a ventajas fiscales a través de productoras nacionales, y esto es uno de los principales reclamos para venir a rodar a España: "Sobre 1 millón del coste elegible de producción de una película se puede recuperar el 30%. Y sobre el resto del coste elegible de producción, un 25%. El tope máximo de dinero que pueden devolver desde principios del 2020 es de 10 millones de euros, pero no puede ser más del 80% del coste total de producción".

Territorios como País Vasco, Navarra o Canarias, con regímenes forales y fiscales propios, tienen porcentajes mayores. En Canarias pueden llegar a devolver hasta el 50% de los gastos de producción. Se conoce con el nombre de Tax Rebate y se aplica a través del impuesto de sociedades. "Hay otras ventajas fiscales para producciones internacionales. Por ejemplo, existe la devolución de IVA o incluso el Tipo 0% de IGIC [Impuesto General Indirecto Canario] que sí que se está aplicando", señala la controller. 

Sol, profesionales baratos, paisajes diversos

En Palma Pictures, afirma Daniel Sampedro, el 95% de proyectos son internacionales. De hecho, ellos han sido la productora de service de la serie The Crown. Una productora service es aquella que da servicio a las ejecutivas internacionales, que son las que ponen el dinero. Un service realiza la producción en el terreno: gestiona, organiza, coordina y busca los recursos técnicos. Cubre tanto las necesidades materiales como las localizaciones, el personal técnico o el catering.

"Vienen aquí por lo típico, el sol y el buen tiempo. Aquí hay una luz buenísima para grabar", sostiene Sampedro. "También porque la industria española se ha profesionalizado mucho, tanto por perfiles técnicos –personal para hacer decorados y efectos especiales–, como por actores y actrices". El jefe de localizaciones de Palma Pictures también afirma que los salarios del personal son más bajos que en otros lugares de Europa, y que eso abarata presupuestos. También el hecho de poder desplazarte en poco tiempo, para acceder a localizaciones muy distintas: mar, montaña, barrios medievales, industriales, modernismo, llanuras, bosques y desiertos.

"Localizar en España es divertido y muy creativo. Tenemos rincones que al ojo del cine son espectaculares", explica Gádor Camacho, que lleva más de diez años trabajando en producción de cine, y cuatro de location manager para cine y series de televisión. Ella formó parte del equipo de localización de las series Patria, Élite o Gigantes, y acaba de finalizar Todo lo otro, la serie de HBO que protagoniza y escribe Abril Zamora. "Cuando el director te pide un árbol en medio de un campo tienes que coger el coche y buscar".

El jefe de localizaciones es el encargado de leer el guion y al apunte 'bar con mucha luz' encontrarle el bar preciso y pensar en todo lo relacionado con ese lugar. ¿Cómo se llega?, ¿dónde se aparca?, ¿dónde se maquilla?, ¿dónde come el personal? El localizador tiene el deber de hacer de memoria fotográfica (casi) absoluta, archivar fotografías con millones de sitios y rincones de España, y de documentar allá donde pasa, porque es posible que en otro proyecto pidan 'playa paradisíaca con acantilado' o 'kilómetros de olivares' o 'patio andaluz con geranios rojos' o 'castillo medieval con foso'.

España tiene paisajes muy variados, arquitectura de muchos periodos diferentes o lugares específicos para recrear escenarios gigantes. Gádor estuvo trabajando en Exodus, la película sobre la vida de Moisés dirigida por Ridley Scott. Rodamos en Almería y Fuerteventura. En el Desierto de Tabernas se construyeron decorados enormes estilo Cleopatra y recreando a poblados enteros. Creo recordar que había unos mil trabajadores españoles de alta". 

Carlos Rosado, Presidente de la Spain Film Commission, explica que "la labor principal es la promoción de las virtudes de grabar en nuestro país, así como la captación de rodajes". Spain Film Commission es una entidad financiada públicamente, que tiene oficinas en cada comunidad. Asisten a festivales de cine, mesas redondas y eventos para promocionar las posibilidades que tiene España como plató. Rosado asegura que estas entidades ayudan en los contactos con productoras extranjeras y que, cuando los foráneos llegan aquí, les asesoran y les dejan en manos de profesionales. Desde Spain Film Commission, por ejemplo, han procurado agilizar los trámites de rodaje y de visados del personal que venía a trabajar durante la pandemia. 

La entidad también está asesorando en el Plan España, Hub Audiovisual de Europa, que el gobierno de Pedro Sánchez presentó en marzo. “El Plan está dotado de 1.603 millones de euros a lo largo del periodo 2021-2025, y contempla la creación de un punto único de referencia y de contacto", cuenta Carlos Rosado. Explica que una entidad llamada Spain Audiovisual Hub Bureau proporcionará además "información, asistencia y acompañamiento a las productoras internacionales que lo precisen".

El plan también pretende reforzar las fortalezas de la industria destinando una partida a formación del personal y a la digitalización tanto de la producción como del seguimiento de las audiencias. Incluye, de hecho, un eje para simplificar y reducir las cargas administrativas, como la creación de una ventanilla digital para los visados y/o autorizaciones de residencia y trabajo relacionados con proyectos audiovisuales. "España tiene un inmenso potencial, y no solo nos interesa por la creación de puestos de empleo, también porque las series y las películas son un reclamo y un anuncio promocional para el turismo", concluye Carlos Rosado.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2021 - 22:07 h

Descubre nuestras apps

stats