Equality: el circo LGTBI que ha sobrevivido a la COVID-19

Imagen del espectáculo. Foto: © Jeffery Diduch (@jeffinroc)

"Cuando se habla de la pandemia y sus repercusiones se olvida con frecuencia el mundo de la cultura y el espectáculo, y en realidad es uno de los que más está sufriendo las consecuencias de la COVID-19, con cientos de miles de artistas sin trabajo, sin contrato y sin perspectivas de salir adelante hasta que las cosas vuelvan a su sitio". Quien hace esta declaración es Stephane Haffner, un empresario y acróbata circense franco-italiano, fundador de Les farfadais, que ha sufrido el golpe del confinamiento y la consiguiente cancelación de sus contratos de una manera más que notoria.

"Antes de que llegara la pandemia éramos una compañía con 120 acróbatas distribuidos por teatros y cruceros de todo el mundo; ahora somos apenas 40 artistas que representamos Equality en shows que hacemos en campings italianos y que nos ayudan en mantenernos", explica. 

Fuera de Italia, su único espectáculo actual es el que tienen en el patio del carrer Sant Isidre, 20 de Sitges (Barcelona), perteneciente a las Escuelas Pías locales. "Gracias a las gestiones del Ayuntamiento hemos conseguido este local, y un amigo [el productor Toni Albadalejo] nos ha prestado las torres y las luces para hacer el show; así hemos podido hacer la temporada de verano dadas las circunstancias", prosigue este ex-gimnasta que también participa como acróbata en sus espectáculos. 

El resultado es un show con cinco acróbatas a medio camino entre la danza y la acrobacia en el que importan tanto las destrezas aéreas de sus protagonistas como los juegos de luces y las coreografías, algunas de ellas con un marcado mensaje de compromiso LGTBI. "Es un show para familias, que te seduce por su fantasía y donde la militancia LGTBI no es disonante", apunta Haffner, que creó la compañía con su hermano Alexandre en 1999 en las calles de París, concretamente en la explanada del Centro Charles Pompidou, junto a la fuente Stravinsky.

2015: el año de concienciación

Aunque los hermanos Haffner comenzaron con su empresa hace más de 20 años y han extendido su negocio a cientos de cruceros por todo el mundo, sobre todo con las compañías Royal Caribbean International y Celebrity Cruises, no es hasta 2015 cuando Stephane decide dar a los espectáculos de la compañía un tono marcadamente LGTBI. Fue a raíz de participar con su compañía en el programa Italia Has Got Talent, en el que en un momento de máxima audiencia pidió matrimonio en directo a su novio, otro de los acróbatas. 

"Aquel hecho despertó muchas conciencias en una Italia que hasta entonces no había legislado los derechos LGTBI; por un lado la Italia abierta nos aplaudió, por el otro la conservadora nos insultó y amenazó de muerte, hasta el punto de vernos obligados a abandonar el programa", asegura. 

Aquello le hizo tomar conciencia del problema, ya que tanto su marido como él se convirtieron a la vez en objeto de odio para unos e iconos gay para el resto del mundo, y pusieron en evidencia el retraso de la legislación italiana en la materia. Haffner subraya que su caso hizo que la Comisión Europea forzara al país transalpino a regular los derechos de las minorías sexuales. 

"Desde entonces nos definimos como un circo LGTBI, aunque no todos ni todas las acróbatas lo son; tenemos espectáculos más explícitos como AirOtic y otros más adaptados a todos los públicos como Equality". Con AirOtic ya estuvieron en el teatro Victoria de Barcelona en 2018, dentro del festival LGTBI Circuit, también arrasado por la pandemia.

Un 2021 incierto

El año que viene se presenta incierto para Les Farfadais: "tenemos tres grandes naves en Niza, Barcelona y Florida que nos sirven de base; la primera para diseñar y preparar espectáculos de teatro y grandes eventos; las otras dos para los shows de los cruceros, que tienen en Miami su base y en Barcelona un punto obligado de atraque; lógicamente para mantener esta infraestructura el problema es que debemos financiarnos a base de créditos en un momento en que apenas entran ingresos".

Por lo pronto los bancos franceses, que les concedieron una congelación de pagos por seis meses, les han anunciado que no la prorrogarán. Si bien en el otro plato de la balanza pesa el hecho de que en Estados Unidos se preparan para noviembre los primeros cruceros desde el inicio de la pandemia, que contarán con espectáculos de Les Farfadais. Así las cosas, todo dependerá de lo que tarde en encontrarse una vacuna para el virus. 

"De momento hemos prorrogado el espectáculo de Sitges, pero pasaremos al cine El Retiro [uno de los dos casinos que tiene la villa] donde estaremos todo el mes de septiembre, hasta el 27. Para después estamos cerrando con Toni [el productor Toni Albadalejo] ir en otoño al teatro Poliorama de Barcelona y también trataremos de ir a Madrid y otras ciudades de España con Equality y AirOtic", asegura. 

La compañía suele grabar sus espectáculos en cerrado para ofrecerlos online a sus seguidores previo pago. Lo hicieron con otros shows y Haffner explica que también lo harán con Equality. Las entradas se pueden comprar desde este enlace.

Etiquetas
Publicado el
31 de agosto de 2020 - 22:43 h

Descubre nuestras apps

stats