eldiario.es

Menú

La nueva radiotelevisión valenciana priorizará la contratación de antiguos trabajadores

El borrador de la ley para recuperar la televisión pública da la exclusiva a los exempleados en el 'Canal 9' provisional y prioridad para la empresa definitiva

Podemos, el partido que impulsa la normativa, quiere que el director general y el consejo rector estén elegidos el próximo julio 

- PUBLICIDAD -
Recuerdan dos años del cierre de RTVV con una marcha y un minuto de silencio

Una marcha junto a Canal 9 reivindicado una nueva televisión valenciana. EFE

El parlamento valenciano ya tiene el borrador -70 páginas- para alumbrar la nueva televisión valenciana. El documento, elaborado por Podemos en base a las aportaciones de los expertos que han comparecido en las Corts, da casi exclusividad a los extrabajadores de Canal 9 para la televisión provisional y prioridad a la hora de confeccionar la plantilla definitiva.

La propuesta de Antonio Montiel, portavoz de Podemos, se lanza en base a dos antecedentes: un acuerdo recogido en el ERE que despidió a todo el personal de RTVV que daba prioridad a esa plantilla en caso de recuperación del servicio y la ley 12/2015 sobre la recuperación de Televisió Valenciana.

Esa preferencia, no obstante, tiene limitaciones. La plantilla se confeccionará en base a las propuestas de la dirección, "que definirá el número y denominación de los puestos" de trabajo necesarios. Es decir, si la futura televisión pública requiere de profesionales no existentes en la plantilla anterior -puestos relacionados con las nuevas tecnologías, por ejemplo- saldrán a concurso.

Cuando se necesite contratar a profesionales cuyas funciones ya existían en Canal 9, "la experiencia acumulada" por los extrabajadores y el haber superado la oposición -"hubiesen superado pruebas selectivas de acceso"- será considerado un mérito en otro concurso, como el anterior, público, transparente y abierto. Aquí, sin embargo, los extrabajadores de RTVV, fuertemente movilizados tras el cierre de la cadena, sí saldrán con ventaja en las nuevas oposiciones.

Montiel cree que la solución propuesta -que ahora será debatida en la comisión parlamentaria y luego en el pleno de las Corts- es la ideal. "Está a medio camino entre la propuesta del comité de empresa de RTVV y otras ideas, como la de la Unió de Periodistes. Se valora la experiencia de los exempleados en base a acuerdos y leyes pero se plantean concursos que respetarán los principios de igualdad, transparencia y publicidad".

Plantilla, coste y lanzamiento

El borrador no concreta ni el tamaño ni la forma del proceso de selección de la plantilla necesaria para resucitar Canal 9. Tampoco el coste de la sociedad pública o su fecha de lanzamiento. La intención de los grupos que soportan al gobierno valenciano (PSPV-PSOE, Compromís y Podemos) así como el Consell es que sea el próximo 9 d'Octubre, pero eso dependerá de varios factores. El primero, de la aprobación de la ley en las Corts Valencianes, prevista para esta primavera.

Montiel es optimista. Cree que la ley podría ser debatida en mayo y aprobada en junio. La dirección de la sociedad pública, ser elegida en julio. ¿Y el arranque? La televisión provisional a final de 2016, dependiendo de factores ya ajenos a las Corts Valencianes: la dificultad de armar el proyecto propuesto por los profesionales y el presupuesto aprobado para el Consell, que este año ya ha reservado 20 millones para Canal 9. La definitiva, en fecha por concretar.

Dos canales de televisión y uno por internet

El borrador, entregado este lunes por Podemos a todos los partidos, prevé la creación de dos canales de televisión. Uno convencional -para informar, formar y entretener- y otro especializado en información o la cobertura de acontecimientos especiales, incluídas retransmisiones deportivas. Éste podría colaborar con las televisiones locales o comarcales. El tercer canal -dedicado al público infantil- emitirá en principio por internet, donde ya se concentra el consumo del grueso de este público. En una segunda fase, la emisión podría doblarse por televisión, ya que se quiere pedir una tercera frecuencia -multiplex, en la jerga- al gobierno central. La proposición de ley también propone la creación de dos emisoras de radio, una para la música y cultura en valenciano.

Blindar la tele de injerencias gubernamentales

Desde el punto de vista organizativo, se intenta, a diferencia de en la etapa del PP en el Consell, blindar la televisión de la influencia del poder político. La dirección de la empresa correspondería al consejo rector -con competencia plena sobre la gestión económica- y la dirección general, encargada de confeccionar la parrilla. Los miembros del primero serían elegidos por el parlamento (cinco) y varias entidades sin ligazón directa con los partidos.

La dirección general sería elegida por concurso público, no por nombramiento directo del Consell. La presidencia de la televisión seguiría idéntico patrón. Además, para controlar tanto al consejo rector como al director general se levantarán otros dos comités: Un consejo de la ciudadanía, con presencia de la sociedad civil (sindicatos, universidades, organizaciones del sector...) y un consejo de informativos, compuesto por trabajadores de la casa. Éste podrá, por ejemplo, criticar una eventual manipulación informativa y vetar la elección del director de informativos.

Un borrador que no levanta ampollas

El portavoz del PP en la comisión de RTVV, Jorge Bellver, pone algunas pegas al borrador de Montiel. Especialmente, una: "El retorno a una estructura antigua, la de la ley de 1984, que creaba un ente para la televisión y otro para la radio. Nos parece un esquema complejo que va contra la simplificación del aparato administrativo y complica la transparencia y supervisión del ente".

Bellver también ve alambicados los contrapesos del borrador para evitar la manipulación política de la televisión. "No está clara, por ejemplo, la elección del consejo ciudadano, ni su capacidad de decisión". El representante popular si alaba que la televisión funcione en base a un contrato programa, un acuerdo entre Generalitat y empresa. "Esa fue la fórmula que utilizamos nosotros en su día".

La portavoz del PSPV-PSOE, Rosa Peris, es más generosa. "Se plantea un modelo moderno, transparente, participativo y con control social para evitar el dominio del gobierno que padecimos en la época del PP. Ahora, por contra, se garantiza la pluralidad de la televisión pública", basada, según Montiel, en el modelo danés. Peris también está a favor del trato a los extrabajadores: "Me parece razonable. Se les tiene en cuenta sin olvidar que esta es una televisión nueva que debe construirse para los valencianos".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha acogido favorablemente el borrador elaborado por Podemos, partido encargado en el Acord del Botànic de impulsar la nueva RTVV. "Recoge el sentir de los expertos que han desfilado por la comisión y va en el buen camino para conseguir un objetivo básico: desgubernamentalizar al máximo la televisión pública".

Ciudadanos no ve nada "que llame la atención negativamente en el borrador", según Toni Subiela, portavoz del partido en la comisión. "No tenemos muy claro como se articularán tantos organismos [consejo rector, consejo ciudadano, consejo de informativos, dirección general] para evitar que se bloquee la gestión. Queremos estudiar con cuidado como diseñar el necesario control externo de la televisión".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha