eldiario.es

9

La Generalitat invierte en el audiovisual sólo un 3,5% del dinero dedicado a RTVV

El Consell se compromete ante el sector a financiar con 2.5 millones al año la creación de proyectos mientras que gastaba 70 en Canal 9

Una marea de turistas toma una Valencia engalanada de arte y sátira fallera

Miembros del comité de empresa de RTVV frente a un ninot de Alberto Fabra.

El 92% de los trabajadores del audiovisual valenciano está en paro. Y así lo estará en mucho tiempo salvo sorpresa. La Generalitat, que en 2013 se comprometió a gastar 69,5 millones de euros en Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) antes de su chapucero cierre, apenas invertirá  2.5 millones este año en el sector. La inversión pública en esta industria ha caído, por tanto, un 96,5 por ciento.

De hecho, el contrato programa firmado por la Generalitat y RTVV contemplaba la externalización de parte de la programación, que fue frustrada por el repentino cierre de la cadena. Sólo en ese apartado, Canal 9 iba a gastar 9.4 millones de euros. Además, antes de la anulación del primer ERE de la cadena, la televisión pública aún empleaba a 800 trabajadores que ahora están abocados al desempleo.

El plan estratégico del sector, trabajado por la Consellera de Educación y Cultura, María José Catalá, Lola Johnson, la secretaría autonómica de comunicación, y parte de la industria, prevé ayudas de apenas 5 millones de euros en dos años, 2014 y 2015. Si se cumplen los plazos previstos, las primeras ayudas serán convocadas en abril. Irán destinadas, básicamente, al cine, los cortometrajes, la animación (dibujos animados) o  la preparación de guiones.

“No es una gran noticia, pero si una buena noticia. Ahora mismo no hay ni un rodaje,  ni un proyecto en marcha. Ninguna productora está trabajando. Estas ayudas permitirán que haya cierto movimiento cuando la industria está prácticamente muerta: sólo las televisiones locales tienen actividad”, dice Ximo Pérez, presidente de PAV, la asociación de Productores valencianos y consejero delegado de Trivisión, responsable de series como L´Alqueria Blanca.

 Las ayudas van destinadas, básicamente, al cine. La industria de la televisión está muerta tras la desaparición de Canal 9 y la incapacidad de Consell de concretar las alternativas  prometidas a RTVV. La apuesta de televisiones como la de los obispos o 12TV son muy cautelosas dada la dificultad de ganar dinero. Canal 9, que en 2008 ingresó 74 millones de euros, apenas consiguió meter en caja 9 en 2012.

La asfixia financiera de la Generalitat tampoco ayuda, por lo que Pérez valora el gesto de la administración de “positivo. En 2013 apenas se concedieron ayudas al sector por algo más de 400.000 euros. Y la financiación pública que venía desde Ciudad de la Luz, el Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía (IVAC) o Presidencia de la Generalitat lleva tiempo muerta”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha