eldiario.es

9

DESALAMBRE

Mueren 70 personas en el naufragio de una patera frente a la costa de Túnez

Al menos 70 migrantes han fallecido al naufragar la embarcación precaria en la que pretendían llegar a Europa, informa la agencia estatal tunecina TAP

16 personas han sido rescatadas con vida del bote, avistado por barcos de pesca locales cuando navegaba a la deriva a unas 40 millas de la ciudad tunecina de Sfax

30 migrantes socorridos por una ONG italiana han desembarcado este viernes en Lampedusa y la Marina ha llegado a Sicilia con otras 36 personas a bordo

200 personas en una zodiac mientras son rescatadas por el buque de la guardia italiana Denario en el mar Mediterráneo. / EFE.

Imagen de archivo de un grupo de personas a bordo de una patera en el Mediterráneo.

Al menos 70 personas han muerto al naufragar la embarcación precaria en la que pretendían llegar a Europa desde las costas libias, según ha informado la agencia de noticias estatal tunecina TAP.

Según la fuente, el bote neumático fue avistado por barcos de pesca locales cuando navegaba a la deriva en aguas internacionales, a unas 40 millas de la ciudad meridional de Sfax, capital económica de Túnez.

Los pescadores avisaron a la Marina Nacional tunecina, que ha llegado a la zona y ha logrado rescatar a otras 16 personas con vida, la mayoría de ellas ciudadanos de países de África subsahariana, que han sido trasladados a un hospital de la localidad.

A finales de abril, el primer ministro tunecino, Youssef Chahed, se mostró preocupado ante el aumento de llegadas de migrantes provenientes de Libia, país vecino que se encuentra sumido en una guerra civil desde 2011 y sobre el que pesan numerosos abusos contra quienes tratan de cruzar de forma irregular las aguas que lo separan Italia. 

"Tememos que la experiencia de 2011, con la llegada de refugiados a Túnez, se repita", declaró el jefe del Gobierno en alusión a los combates que desde hace un mes se libran en Trípoli entre el Gobierno reconocido por la ONU en la capital y las tropas bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, el hombre fuerte del país.

El mariscal, que tutela un gobierno propio con sede en Tobruk, inició el cerco a Trípoli el pasado 4 de abril, durante la visita oficial a la capital libia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un claro mensaje a la comunidad internacional.

En las casi tres semanas de combates han muerto más de 550 personas, mientras alrededor de 2.000 resultaron heridas y más de 30.000 se han visto obligadas a desplazarse de forma interna, según la Organización Mundial de la Salud.

Los combates han afectado igualmente a los miles de migrantes que están confinados en centros de detención del sur de Trípoli y a los que se intenta trasladar a lugares más seguros en el norte de la ciudad.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, organismo vinculado a Naciones Unidas, más de 113.000 migrantes lograron atravesar en 2018 el Mediterráneo y llegar a las costas de Europa a través de las tres rutas principales de la migración irregular, que desembocan en Italia, España y Grecia.

En lo que va de año, 257 personas han muerto en el intento de atravesar la ruta marítima que une Libia y Túnez con Italia. Las ONG especializadas y organismos como Acnur han reclamado en diversas ocasiones a los Gobiernos de la UE la puesta en marcha de vías seguras y legales de entrada para evitar que estas personas se vean obligadas a arriesgar su vida o ponerse en manos de traficantes para conseguir alcanzar suelo europeo.

Llegan a Italia 76 rescatados por una ONG y la Marina

Mientras, en la otra orilla del Mediterráneo, el barco Mare Jonio de la plataforma humanitaria Mediterranea Saving Humans ha llegado este viernes a la isla italiana de Lampedusa, donde desembarcaron las 30 personas rescatadas este jueves, solo después de haber sido incautado provisionalmente por la Guardia de Finanzas (policía financiera) tras una inspección.

La ONG ha explicado en Twitter que tras entrar en aguas territoriales italianas con 30 personas a bordo, entre ellas una niña de un año, otros cuatro menores no acompañados y tres mujeres, dos de ellas embarazadas, hubo una inspección de la Guardia Costera y fue escoltada hasta el cercano puerto de Lampedusa.

En un principio parecía que Italia había autorizado el desembarco, pero fuentes del Ministerio del Interior, en manos del líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, se apresuraron a informar de que la Guardia de Finanza había procedido a "incautar" el barco "al relevar algunas irregularidades". "No hay ninguna irregularidad, es todo propaganda", ha respondido el jefe de misión en declaraciones al medio italiano La Repubblica.

Después en otra nota, Interior ha explicado que se trataba de una "inmovilización bajo el delito de favorecer la inmigración ilegal". Las fiscalías italianas han abierto en el pasado varias investigaciones a activistas de ONG por este tipo de delitos, aunque de momento no ha habido ninguna condena en este sentido. 

"He hablado con Salvini y estamos de acuerdo en la necesidad de incautar el barco, que ya había sido señalado en otra ocasión. Ahora se harán las investigaciones necesarias. Queda en manos de las autoridades judiciales", ha dicho el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte. El ministro del Interior ya había reiterado tras el rescate de este jueves su postura de "puertos cerrados" para los migrantes rescatados por barcos humanitarios.

Por otra parte, los 36 migrantes rescatados este jueves por la Marina Italiana han llegado al puerto de Augusta en Sicilia después de que Conte explicara a los medios que durante la cumbre europea en la ciudad rumana de Sibiu obtuvo "la disponibilidad" de Francia, Malta y Luxemburgo para hacerse cargo de la reubicación de algunos de ellos.

La política de puertos cerrados del líder ultraderechista ha provocado ciertas divergencias con sus socios de Gobierno, del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), en particular con la ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, partidaria a la acogida de los migrantes dado el repunte de la guerra en Libia.

En declaraciones recogidas por el diario Corriere della Sera, Trenta cargó contra el ministro del Interior y le amonestó por atacar a los miembros de la Marina "que sirven al Estado y cumplen cada día con su deber". Y añadió que "Salvini está en campaña electoral" y no pierde ocasión para atacarla.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha