La UE limita el derecho de asilo a los refugiados que llegan desde Bielorrusia tras las presiones de Polonia

Bruzgi (Bielorrusia).

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

2

La Unión Europea está compuesta por 450 millones de habitantes. Y demuestra que no sabe cómo gestionar un puñado de miles de familias ateridas de frío en la frontera entre Polonia y Bielorrusia de acuerdo a las normas que la propia UE se ha dado. Así, este miércoles ha presentado una propuesta que limita el derecho de asilo a los migrantes, a petición del Consejo –los Gobiernos–, para responder a la crisis fronteriza desatada por lo que Bruselas ha venido en llamar "guerra híbrida desatada por Alexander Lukashenko". Es decir, las maniobras del régimen bielorruso para presionar a la UE desde el momento en que los 27 no reconocieron las últimas elecciones, y que se ha visto jalonada de crisis como la generada por el secuestro por parte de Minsk de un avión de Ryanair en pleno vuelo.

Bruselas quiere perseguir a las aerolíneas y compañías de viajes que faciliten "el tráfico o la trata de personas" en Bielorrusia

Bruselas quiere perseguir a las aerolíneas y compañías de viajes que faciliten "el tráfico o la trata de personas" en Bielorrusia

La propuesta, presentada por el vicepresidente comunitario Margaritis Schinas y la comisaria de Interior, Ylva Johansson, llega después de cierto relajamiento de la presión en la fronteras a raíz de las gestiones diplomáticas de Berlín, con vuelos de repatriación a Irak incluidos, y el endurecimiento de las sanciones con los dirigentes bielorrusos, así como los avisos a las aerolíneas y compañías de viajes que trasladaban migrantes sin billete de vuelta en connivencia con Minsk.

Así, en un contexto en el que ni siquiera la prensa ni las organizaciones sociales tienen autorización para cubrir libremente lo que ocurre en la frontera polaca, la Comisión Europea ha propuesto este miércoles permitir que Polonia, Lituania y Estonia se salten ciertas protecciones de inmigrantes y asilo. Algo que Vilnius y Varsovia, por ejemplo, han pedido para lidiar con los migrantes en las fronteras de la UE por Bielorrusia.

Por ejemplo, la propuesta de la UE prevé la autorización para que los países retengan a los migrantes en los centros de procesamiento de asilo en la frontera con Bielorrusia por hasta 16 semanas, sin que se les permita moverse al resto del territorio de ese país. "El plazo antes de conceder el acceso al territorio podrá ampliarse a 16 semanas, durante las cuales se tomará una decisión sobre la solicitud, incluido el recurso", afirma la comunicación.

Si bien los funcionarios de la UE insisten en que esto no equivale a "encerrar a los migrantes", los abogados de inmigración dicen que, en la práctica, el procedimiento puede equivaler a una "detención de facto", informa Politico.

"Esta propuesta debilita los derechos fundamentales de los solicitantes de asilo y fortalece la idea de Europa fortaleza, y va en contra de todo lo que la UE debería defender", dice Erin McKay, directora de la campaña europea de migración de Oxfam: "La Unión Europea está permitiendo que los Estados miembros utilicen las vidas de los migrantes como peones en un juego geopolítico con Bielorrusia. Detener, detener y criminalizar a las personas que intentan encontrar seguridad en Europa infringe las leyes de asilo internacionales y europeas. Apoyar la detención de migrantes en las fronteras de la UE pone la política sobre la vida de las personas".

"Suspender las protecciones de asilo de Europa no solo sería moralmente incorrecto, sino que también representaría una capitulación total a las tácticas de chantaje que están utilizando Bielorrusia y sus aliados", ha terciado la federación de sindicatos europeos, ETUC.

Hasta seis meses (o más)

La propuesta de la Comisión permitiría a Polonia, Lituania y Estonia suspender determinadas protecciones de asilo de la UE durante seis meses. "Dada la situación actual y teniendo en cuenta el hecho de que las acciones de la Unión han comenzado a dar resultados en la reducción de llegadas, estas medidas deberían ser aplicables durante un período de seis meses. Este período se considera suficiente para permitir a los Estados miembros afectados gestionar eficazmente la situación excepcional. Antes de que expire este período de seis meses, la Comisión reevaluará periódicamente la situación y podrá proponer al Consejo la prórroga o la derogación de la aplicación de las medidas de la presente propuesta", afirma el texto.

Además, después de que una persona cruza desde Bielorrusia a uno de los tres países fronterizos de la UE y solicita asilo, las autoridades tendrán cuatro semanas para registrar la solicitud, en lugar de los actuales tres a diez días. Así, según el texto, "el procedimiento específico de asilo en las fronteras exteriores establece que el plazo de registro para las solicitudes de protección internacional sería de hasta cuatro semanas (a diferencia de la directiva sobre procedimientos de asilo que establece tres o seis días y en caso de afluencia masiva hasta diez días)".

Y añade: "Letonia, Lituania y Polonia pueden necesitar esta flexibilidad para responder de forma eficaz a las acciones hostiles de Bielorrusia y, al mismo tiempo, permitirles gestionar la afluencia repentina dada la situación de instrumentalización y el ataque híbrido de Bielorrusia".

A consecuencia de esta "interferencia/intervención repentina e imprevisible de Bielorrusia, los Estados miembros afectados deben desviar recursos para proteger su integridad territorial, además de gestionar a los nacionales de terceros países que llegan a sus fronteras. Como resultado, los Estados miembros afectados pueden necesitar tiempo para reorganizar sus recursos y aumentar su capacidad, incluso con el apoyo de las agencias de la UE. Si los Estados miembros hacen uso del plazo de registro más largo, darán prioridad al registro y al examen de las solicitudes que puedan estar bien fundamentadas o presentadas por menores y sus familiares".

Más fácil deportar

De acuerdo con el texto de Bruselas, los países también podrán aplicar "procedimientos nacionales simplificados y más rápidos para el retorno de personas". De esta manera, la propuesta permite a Letonia, Lituania y Polonia "aplicar el procedimiento fronterizo acelerado para decidir sobre la admisibilidad y el fondo de todas las solicitudes, excepto cuando no se pueda proporcionar el apoyo adecuado a los solicitantes con problemas de salud particulares".

Bruselas insiste en que estas normas de emergencia vienen acompañadas de salvaguardas, como otorgar a los solicitantes el derecho a asistencia letrada y pedir la presencia de un juez durante el procedimiento fronterizo. El texto también incluye la obligación de que los países proporcionen refugio, alimentos, ropa y atención médica desde el primer día de la solicitud, pero les permite recortar otro tipo de apoyo.

"Esta propuesta respeta los derechos fundamentales y observa los principios reconocidos, en particular, por la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, así como las obligaciones derivadas del derecho internacional", insiste el documento.

Según Politico, estas "medidas de asilo temporal y retorno" han generado controversia dentro la Comisión, ya que algunos creen que no son necesarias para resolver la actual crisis migratoria y penalizan a los migrantes en lugar del régimen de Lukashenko. Según este medio, la propuesta ha dado lugar a una larga discusión en la reunión semanal de jefes de gabinete el lunes por la noche, por lo que se tuvo que convocar una segunda reunión el martes por la noche por las preocupaciones sobre la legalidad de las medidas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats