eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La factura pendiente de Thomas Cook con el sector turístico español: "No menos de 200 millones de euros"

La quiebra del turoperador británico anunciada este lunes deja a muchas compañías en España con pagos pendientes, según la patronal turística Exceltur

"Como mínimo tiene enganchados a la mayoría de sus clientes en España los meses de julio, agosto y septiembre", apuntan los empresarios, que recuerdan que Thomas Cook pagaba "tarde y regular"

De cara al corto plazo, los expertos en el sector señalan Canarias como el mayor reto: comienza en noviembre la temporada alta de invierno y la agencia enviaba a un gran número de turistas a través de sus aerolíneas

Afectados por el cierre de Thomas Cook

Afectados por el cierre de Thomas Cook EFE

La quiebra del segundo mayor turoperador a nivel mundial, el británico Thomas Cook, tiene efectos inmediatos para el sector turístico español. Como primer destino, el gigante del 'todo incluido' envía cada año a España unos cuatro millones de turistas (3,6 millones en 2018), la gran mayoría a los archipiélagos de Canarias y Baleares. La patronal turística Exceltur explica que dado el modelo de negocio de este turoperador, con numerosos pagos en diferido, la compañía deja una enorme factura pendiente de cobrar en muchos negocios en España: "No menos, y superando con creces, los 200 millones de euros".

Así lo asegura José Luis Zoreda, vicepresidente Ejecutivo de Exceltur, que –aunque pone ese suelo como un impacto conservador– reconoce que es complicado conocer ya con exactitud la cifra de facturación pendiente en España que deja el legendario turoperador, el más antiguo del mundo y que este lunes abandonaba en tierra a 600.000 turistas a la espera de ser repatriados.

"Todas las vacaciones y vuelos proporcionados por estas compañías han sido cancelados y ya no están operativos. Todas las tiendas minoristas de Thomas Cook también han cerrado", anunciaba este lunes la compañía en su página web. Thomas Cook Airlines y su filial Thomas Cook Airlines Scandinavia comunicaron esta mañana la cancelación de sus operaciones, mientras que "la filiales Thomas Cook Balearics y Condor han informado que siguen operando", ha comunicado el Ministerio de Fomento.

"El primer efecto desfavorable de la suspensión de pagos de Thomas Cook es la facturación que queda pendiente de cobrar. Normalmente los turoperadores, y Thomas Cook era de los de pagar tarde y regular, como mínimo tiene enganchados a la mayoría de sus clientes en España los meses de julio, agosto y septiembre. O sea, la temporada alta", explica Zoreda.

No solo afecta a hoteles: excursiones, traslados

Este dinero adeudado no afecta solo a los hoteleros. "El turoperador tiene múltiples otros proveedores que se habrán quedado también enganchados por la suspensión de pagos. Compra plazas de avión, en sus propias compañías y en otras terceras; servicios de autocares para los trayectos cuando llegan los turistas, excursiones… Esto afecta tanto a un coductor de autobús como al hotelero y a la excursión de las cuevas de Nerja, por ejemplo", recuerda el vicepresidente de la patronal turística.

Estas facturas impagadas pueden complicar en algunos casos la situación económica de algunos negocios de la industria turística en España, aunque aún es pronto para valorar los daños, según Exceltur. Depende de la solvencia de estos y de la dependencia al turoperador británico.

"Para unos puede ser que Thomas Cook supusiera mucho en su facturación y para otros que tuviera un porcentaje muy pequeño. Creo que nadie tiene idea aún de cuánto puede suponer para cada establecimiento", añade Zoreda.

En la patronal destacan que esto "no es dinero perdido al 100%", pero los proveedores deberán ponerse a la cola para intentar cobrar sus facturas. "En los concursos de acreedores también hay quitas y luego está el tiempo que se tarde en que al final sea aprobado y se acabe cobrando".

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ha convocado para este martes una reunión en Madrid a fin de analizar la afectación en el sector turístico español de la quiebra del turoperador global británico Thomas Cook, así como intercambiar información sobre la situación y coordinar y definir actuaciones a corto plazo.

Al encuentro han sido convocados los consejeros de Turismo de las Comunidades Autónomas de Canarias, Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Catalunya y Andalucía, así como representantes de las principales patronales del sector turístico y hotelero español.

Retos en el corto plazo: foco en Canarias

Más allá de este dinero ya adeudado, el sector turístico deberá afrontar qué ocurre ahora, tras la suspensión de pagos de este gigante de la industria del que España era su principal destino.

¿Qué zonas se benefician sobre todo de las llegadas de turistas a través de Thomas Cook? Principalmente, los dos archipiélagos y, en menor medida, destinos de sol y playa en la Península. Estos turistas "no son solo británicos, hay mucho alemán, sobre todo a Mallorca, y también clientes escandinavos. Hay que recordar que Thomas Cook era un turoperador mundial", destaca Ignacio Vasallo, fundador de Turespaña y experto en el sector turístico.

Vasallo destaca que estos turistas no dejarán de venir a España, pero reconoce que habrá "algo de reducción en el corto plazo, hasta que la industria turística se reajuste. Es un sector agilísimo, sobre todo en la aviación", recuerda el experto, "pero esto es la mayor quiebra de la historia del mundo del turismo, es una cosa enorme". 

El reto más inmediato está localizado en Canarias. "En Baleares estamos al final de la temporada turística y hasta la que viene, el mercado se reajustará. En Canarias en cambio es más problemático que, aunque tiene temporada todo el año, a partir de noviembre llega la temporada alta de navidades", recuerda Vasallo.

Para la patronal turística, Canarias requiere una respuesta rápida, para que no se resienta la conectividad aérea con las islas en un momento clave para la economía del archipiélago. "Como transportista, el grupo de líneas aéreas de Thomas Cook en 2018 trajo a España, 3,6 millones de turistas, de los que fueron a Canarias casi dos millones", apunta el vicepresidente de Exceltur.

La quiebra de Thomas Cook se suma al anuncio de la salida de Ryanair de Canarias, recuerda José Luis Zoreda, por lo que la organización empresarial pide al Gobierno un "Plan de Choque de apoyo a la conectividad de las Islas Canarias", que garantice la llegada de los pasajeros que recibe en la actualidad y que lleve a la aerolínea irlandesa a replantearse su salida. ¿Cómo? "Con Aena, bajando los costes operativos en Canarias en los próximos seis meses un 50%", propone Zoreda.

Más allá de las empresas que dependan en mayor o menor medida de la actividad generada por el turoperador británico, el grupo turístico también tiene presencia directa en España. En su informe anual de 2018, figuran 27 filiales y compañías participadas en el país por Thomas Cook.

Según la información de la propia compañía difundida en junio, Thomas Cook cuenta con "más de 50 hoteles y 12.000 habitaciones en sus ocho marcas en España". El turoperador había anunciado una inversión de "40 millones de euros en sus hoteles gestionados de marca propia en España hasta el verano de 2020". Según estos datos, el gigante británico emplea a un total de unas 2.500 personas en España.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha