Credit Suisse releva a su presidente tras saltarse dos cuarentenas por la COVID-19

Antonio Horta-Osorio, en una fotografía de archivo.

Economía


1

António Huerta-Osório ha dimitido este lunes como presidente de Credit Suisse, una de las mayores entidades financieras de Europa, tras el escándalo por haber incumplido en al menos dos ocasiones las normas de cuarentena frente a la pandemia de coronavirus. El ejecutivo, que había llegado al cargo ocho meses antes, será sustituido por el director de operaciones del banco, Axel Lehman, según ha anunciado el banco en un comunicado a primera hora.

La entidad suiza había abierto una investigación a finales del año pasado tras conocerse que el directivo había incumplido en dos ocasiones las normas que limitaban movimientos frente a la pandemia. El primer caso en conocerse fue en noviembre, cuando el ejecutivo viajó a Londres justo después de declararse una cuarentena de 10 días en suiza tras conocerse la llegada de la variante omicron. El directivo aseguró que fue un “error no intencionado” y se disculpó.

Posteriormente, en los últimos días del año, varios medios internacionales se hicieron eco de que el directivo había viajado en julio de 2021 a Londres para poder asistir al torneo de tenis de Wimbledon. En aquel momento, Suiza se encontraba en la lista ámbar del Reino Unido y los pasajeros tenían que cumplir con una cuarentena de 10 días que el directivo no cumplió.

“Lamento que varias de mis acciones personales hayan causado dificultades al banco y hayan comprometido mi capacidad para representar al banco interna y externamente”, ha asegurado el directivo en un comunicado emitido por la entidad financiera. “Por lo tanto, creo que mi renuncia es de interés para el banco y sus accionistas en este momento crucial”, ha añadido. El banco no hace referencia a sus infracciones de las cuarentenas frente a la COVID-19 y se limita a asegurar que la dimisión llega “tras una investigación encargada por la junta”.

Huerta-Osório llevaba apenas ocho meses en el cargo de presidente de Credit Suisse, procedente de Lloyds Bank. Llegó a esta posición con el mandato de recuperar la reputación de la entidad suiza tras varios escándalos que habían dañado su imagen, según informa este lunes el Financial Times. En concreto, el banquero portugués aterrizó en Credit Suisse tras la crisis provocada por el caso Archegos, un fondo de inversión que quebró el pasado año y arrastró a varias entidades internacionales, como el banco suizo, sembrando la sospecha de que algunas lecciones de la pasada crisis financiera no habían sido aprendidas. Este escándalo provocó el reconocimiento de 4.800 millones de euros de pérdidas por parte del banco.

La entidad ha intentado desvincular la actuación personal de su ya expresidente del plan estratégico que anunció en noviembre para dejar atrás la crisis reputacional abierta en el banco. “Respetamos la decisión de António y le debemos un agradecimiento considerable por su liderazgo en la definición de la nueva estrategia, que continuaremos implementando en los próximos meses y años”, ha asegurado Credit Suisse en su comunicado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats