El año empieza con una pérdida de 174.880 empleos

La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

Hace una semana, la Encuesta de Población Activa (EPA )mostraba la imagen del mercado laboral en 2016: 541.700 personas en paro menos, 413.900 empleos más. Este jueves conocemos cómo ha empezado 2017: con 57.257 parados más y 174.880 ocupados menos, según los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social. Proceden de una fuente distinta a la EPA –que como su nombre indica es una encuesta y se considera más fiable–, ya que se extraen de los registros de los servicios públicos de empleo, donde no necesariamente se inscriben todas las personas en paro.

Las prestaciones de las mujeres son un 19% más bajas que las de los hombres

Las prestaciones de las mujeres son un 19% más bajas que las de los hombres

El año empieza, por tanto, con 3.760.231 parados registrados y con 17.674.175 afiliados a la Seguridad Social. La subida del paro de enero fue, sobre todo, femenina. De las 57.257 personas que entraron en el registro de desempleo 44.193 fueron mujeres y 13.064, hombres. La pérdida de empleo, sin embargo, fue más pareja entre unos y otras: enero trajo 80.341 ocupados y 94.540 ocupadas menos.

Enero ha supuesto un batacazo para el empleo, como suele suceder en el primer mes del año: el final de la campaña de navidad hace que miles de contratos se acaben. La hostelería, la agricultura, el comercio y las actividades administrativas fueron las ramas que más puestos de trabajo destruyeron. El ministerio de Empleo señala, no obstante, que los 174.880 ocupados menos supone el mejor dato de la serie histórica en la última década para un mes de enero.

El volumen de contratación crece respecto al mismo mes del año pasado: en enero se hicieron 1.633.592 contratos, un 17% más que hace un año. La mayoría fueron, eso sí, temporales. Solo el 9,2% de los nuevos contratos firmados fueron indefinidos.

Los datos muestran también que los contratos con jornada a tiempo parcial siguen ganando terreno, tanto entre indefinidos como entre temporales. Según cálculos de UGT, solo el 5,7% de los nuevos contratos son indefinidos a tiempo completo.

Hay una tendencia que se rompe: la protección social ha subido ligeramente en diciembre (este dato se publica siempre con un mes de retraso). La cobertura del sistema alcanza el 56,6%, 1,4 puntos más que un año antes. Esto a pesar de que los beneficiarios de una prestación caen: son 1.984.377 personas, un 7% menos que en diciembre de 2016. Es decir, es la caída del paro registrado en términos interanuales la que permite que suba la tasa de protección social.

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2017 - 09:28 h

Descubre nuestras apps

stats