eldiario.es

9

El Gobierno convoca este miércoles a sindicatos y patronal para negociar la subida del salario mínimo

La reunión con la ministra de Trabajo tendrá lugar a las 17.30 horas de la tarde, a la que acudirán los máximos responsables de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme

Se trata del primer encuentro entre los representantes de los trabajadores y los empresarios con la nueva titular de la cartera, Yolanda Díaz

La OIT apuesta por que España siga incrementando el salario mínimo: "Activaría la economía y podría tener repercusiones positivas en el empleo"

Trabajo dice que "en días" se aprobará el estatuto de empresas electrointensivas

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, llega al Palacio de la Moncloa en el primer Consejo de Ministros. EFE

Primera reunión de los sindicatos y la patronal con la nueva ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Este miércoles, a las 17.30 horas de la tarde, tendrá lugar el encuentro entre los representantes de los trabajadores y los empresarios con la responsable de la cartera de Trabajo en el Ministerio. El tema prioritario que abordará en la mesa de negociación es la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para este 2020, sobre el que los empresarios ya han mostrado resistencias tras el gran alza del año pasado, del 22% hasta los 900 euros mensuales.

En el nuevo Ministerio de Trabajo han estado trabajando desde el primer momento en intentar fijar una reunión inmediata con los agentes sociales para activar el diálogo social y, en especial, para abordar con los sindicatos y la patronal la subida del SMI. La semana pasada se barajaron fechas, pero finalmente no pudo cerrarse la reunión, que ha quedado agendada este miércoles 22.

A la reunión con la ministra Díaz acudirán los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Alvárez y Unai Sordo y, por parte de la patronal, los presidentes de CEOE, Antonio Garamendi, y de CEPYME, Gerardo Cuerva.

En el horizonte está el compromiso del nuevo Gobierno de alcanzar un salario mínimo del 60% del salario medio, como recomienda la Carta Social Europea, al final de la legislatura. El presidente del Gobierno reiteró a los sindicatos y la patronal que el Ejecutivo les tendrá en cuenta a la hora de negociar la senda de subida en estos años, en los que se creará una comisión de expertos para analizar la evolución del SMI. Por el momento, hay algunas dudas de inicio: como cuál es la meta a la que debe dirigirse el salario mínimo, si los 1.000 o 1.200 euros.

CCOO y UGT apuestan por seguir subiendo el salario mínimo, ya que insisten en que ha contribuido a mejorar las condiciones de las personas con salarios más bajos y no ha destruido empleo. El anterior Ministerio de Trabajo concluyó en un informe para la AIReF que el incremento del salario mínimo no ha destruido puestos de trabajo, pero ha podido llevar a la economía sumergida a trabajadoras domésticas y del campo.

La CEOE por su parte reclama un tímido aumento, porque insisten en que el alza del año pasado fue muy elevada y advierten de que hay autónomos y negocios de "la España vaciada" y rural que se van a resentir con una nueva subida del SMI.

La OIT apuesta por seguir subiendo el SMI

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) aboga por que España siga subiendo el salario mínimo. Así lo indicó este lunes Joaquín Nieto, director de la OIT para España, que afirmó que un nuevo alza de los salarios más bajos "podría tener repercusiones positivas en el empleo". Los datos de la organización internacional apuntan que, más allá de los tres millones de desempleados que figuran en las cifras oficiales, hay un total de 5,4 millones de personas en España que no encuentran salida en el mercado laboral a sus demandas de trabajo.

Nieto recordó que el efecto del salario mínimo en la economía "hay que verlo en su conjunto" y explicó que, en el contexto actual, de incertidumbre internacional en relación con el comercio mundial, el sector exportador español "se está resintiendo". En este escenario, en la OIT consideran que "es muy importante dinamizar la económica y el mercado interior" y "los efectos de la subida de la SMI sobre el mercado interior suelen ser de un mayor dinamismo".

La organización internacional considera que "el mercado interior se vería favorecido por mejoras en el SMI, y en general por mejoras en los salarios más bajos, y a su vez eso activaría la economía y podría tener repercusiones positivas en el empleo", argumentó Joaquín Nieto.

Recelos de los empresarios

Los sindicatos y la patronal llegan a la reunión con Díaz después de protagonizar posturas muy diferentes respecto al nuevo Gobierno de coalición progresista. CCOO y UGT apoyaron en todo momento que PSOE y Unidas Podemos alcanzaran un acuerdo para formar un Ejecutivo que implementara políticas de izquierdas, aunque no se mojaron en si preferían un Gobierno en solitario del PSOE o uno de coalición con los de Pablo Iglesias.

En cambio, el líder de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, apostó en varias ocasiones por la repetición electoral y, antes, incluso pidió la abstención a Ciudadanos y PP para que Pedro Sánchez gobernara en solitario sin Unidas Podemos. Con la formación de un Gobierno de coalición entre los de Sánchez e Iglesias, el Ministerio de Trabajo ha quedado finalmente en manos de la abogada laboralista gallega, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos.

Con el Ejecutivo ya formado, los empresarios han bajado algo el tono, pero han mantenido las críticas hacia las propuestas económicas del programa del nuevo Gobierno. Garamendi ha afirmado que aplicarlas elevarán el déficit al 3,5% y, respecto al desmontaje de la reforma laboral del PP, que "si a la empresa se le cambia una norma laboral y se complica una norma laboral, igual no contrata a nadie, esto es así".

La ministra Díaz sostuvo este martes que las declaraciones del líder patronal "no son muy atinadas, parece como que son amenazantes", pero insistió en que su compromiso y el del Gobierno va a consistir en el diálogo continuo con los representantes de los trabajadores y los empresarios. 

Los temas a discutir son muchos, más allá de lo más inmediato que es el SMI, como el desmontaje de la reforma laboral del PP de 2012 y una reforma más profunda de la legislación laboral para que se adapte al contexto actual, lo que se ha denominado el 'Estatuto para los Trabajadores del siglo XXI'. "Lo que no vamos a hacer es convertir esto en una opción de veto, como ha pasado hasta ahora que denunciaron los sindicatos en el pasado mandato, de veto por parte de las patronales, ni tampoco en un monólogo empresarial", advirtió Yolanda Díaz. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha