Subvenciones de 4.000 euros por convertir contratos temporales en indefinidos y otros planes del Gobierno para impulsar el empleo

Una mujer con mascarilla pasa por una oficina de empleo de Madrid

El Ministerio de Trabajo trabaja desde hace meses con las Comunidades Autónomas y los agentes sociales en la reorganización de las políticas activas de empleo, que buscan la inserción laboral de la población desempleada. Tras negociar esta revisión con el resto de Administraciones, los sindicatos y la patronal, el Gobierno ha presentado este martes a los agentes sociales un real decreto en la materia que pretenden crear "un nuevo marco común de programas de activación para el empleo", con referencias a nivel estatal para subvenciones que impulsen la contratación indefinida, más estable y considerada de más calidad que la temporal, y en especial aquella que alcance a colectivos de difícil colocación o "vulnerables", entre otras medidas. Por ejemplo, se plantea una subvención de hasta 4.000 euros para la transformación de contratos temporales en indefinidos, que puede llegar a los 5.500 euros si afecta a trabajadores con discapacidad.

La AIReF propone mantener la tarifa plana para autónomos hasta que haya un sistema de cotizaciones acorde a los ingresos

La AIReF propone mantener la tarifa plana para autónomos hasta que haya un sistema de cotizaciones acorde a los ingresos

Así figura en el proyecto real decreto que regula "los programas comunes de activación para el empleo del Sistema Nacional de Empleo", que adelantó la Cadena SER y al que ha tenido acceso elDiario.es. Se trata todavía de un borrador, sometido al diálogo social, por lo que todavía puede incorporar cambios. Aún está pendiente la revisión de la Garantía Juvenil y la aprobación de la Estrategia Española por el Empleo para los años 2021 a 2024, que se ha comenzado a negociar este martes y en la que se espera poder revisar con mayor profundidad estas políticas dirigidas a la empleabilidad. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) presentó hace un mes su análisis de los incentivos a la contratación, en forma de bonificaciones y reducciones en las cotizaciones a la Seguridad Social, que recomendó estrechar y dedicar a colectivos muy concretos.

"El decreto es un primer paso, un empujón que nos ayude a caminar en la actualización de las políticas activas de empleo que datan de los años 80, pero no es el final", explica Lola Santillana, secretaria de Empleo, Cualificación Profesional y Migraciones de CCOO, que destaca la eliminación ya de algunos programas "que se habían demostrado contraproducentes". Mari Carmen Barrera, secretaria de Empleo de UGT, ha destacado "el alto consenso entre los agentes sociales para un proceso de diálogo" que defina esta nueva Estrategia que reforme las políticas activas de empleo y dé solución "a esos tres millones y medio de desempleados que tenemos en España, a esa altísima tasa de desempleo juvenil y a ese millón y medio de desempleados que no tienen ningún tipo de protección". En este reto, insiste Barrera, deben jugar un importante papel los Fondos Europeos para la Reconstrucción.

Entre las medidas que recoge el borrador del real decreto, figuran las referencias en subvenciones para impulsar el empleo de calidad y, sobre todo, aquel que emplee a personas desempleadas con especiales dificultades para encontrar trabajo, como los mayores de 45 años, las personas con discapacidad, las mujeres y las personas en exclusión social, entre otros. También se apoya especialmente la contratación de víctimas de violencia de género y se incorporan cuantías de referencia para subvencionar a empresas que implementen algunas medidas que favorezcan la conciliación.

Las cuantías que recoge el texto funcionan como una referencia, con la posibilidad de que se actualicen cada año de manera automática y que sean modificadas "mediante orden de la persona titular del Ministerio de Trabajo y Economía Social". Además, "las cuantías de referencia de dichas subvenciones y, en su caso, sus topes máximos podrán incrementarse por las Administraciones públicas competentes" hasta en un 30%, recoge el texto.

A continuación, se enumeran algunas de las subvenciones más destacadas que propone el borrador del real decreto-ley:

— Una cuantía de referencia de hasta 4.000 euros para "la transformación en indefinidos de contratos temporales, incluidos los contratos formativos", salvo que la transformación se realice con personas trabajadoras con discapacidad, "en cuyo caso la subvención será de 5.500 euros". Estas cuantías se establecen para un contrato anual a tiempo completo.

— La contratación indefinida inicial podrá subvencionarse, cuando se celebre a tiempo completo, con carácter general con 4.000 euros. Esa cuantía se incrementa con varios supuestos, en función de la persona contratada y su "vulnerabilidad" en el acceso al empleo. Por ejemplo, algunos supuestos prácticos: la referencia alcanzaría los 4.500 euros si la persona contratada es una mujer, los 5.500 euros si además es participante de programas integrales de empleo de rentas mínimas, como el Ingreso Mínimo Vital y hasta 7.000 euros si es víctima de violencia de género.

— Todas las subvenciones previstas para impulsar la contratación podrían incrementarse "hasta en 2.000 euros" cuando la contratación indefinida se realice por un trabajador autónomo, o por una cooperativa o sociedad laboral, "que contrate a su primer empleado o empleada".

— Se contemplan subvenciones de 2.250 euros al año por cada persona trabajadora que se beneficie de medidas de conciliación y corresponsabilidad pactada con la plantilla en planes de igualdad en el seno de las empresas, "hasta un máximo de 9.000 euros por empresa y año". "La ayuda por cada persona trabajadora será proporcional al período de disfrute de la conciliación en caso de que dicho período sea inferior al año", recoge el texto.

— Subvenciones para la contratación de personas desempleadas que sustituyan a trabajadores que se hayan acogido a una excedencia o reducción de jornada para el cuidado de hijos menores, de hasta 3 años en el primer caso y de 12 años en el segundo, o de familiares en situación de dependencia o enfermedad grave. Se contempla la subvención de parte de los costes laborales derivados del contrato de sustitución "hasta una cuantía equivalente al salario mínimo interprofesional mensual".

— Subvención para el establecimiento de personas desempleadas como trabajadores por cuenta propia de "hasta 7.500 euros", "graduándose en función de las dificultades para el acceso al empleo de la persona que se constituya como trabajadora autónoma o por cuenta propia, de acuerdo a su inclusión en los colectivos que determinen los Servicios Públicos de Empleo".

Fuentes del diálogo social reiteran que las medidas plasmadas en el borrador, entre las que se encuentran estas subvenciones, aún pueden ser modificadas en el proceso de negociación. Santillana apunta que en CCOO consideran que "hay que revisar las subvenciones a la contratación", para que se realice un mayor seguimiento a estos contratos y se fomente realmente la estabilidad y calidad en el empleo.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 22:33 h

Descubre nuestras apps

stats