La portada de mañana
Acceder
Prohibición de fumar, más restricciones sociales y cribados: las comunidades buscan más medidas ante el aumento de contagios
Juan Carlos I, un capitán general del Ejército en paradero desconocido
Las irregularidades en la contratación de temporeros mediante intermediarios dificultan el control de la COVID-19

600 píxeles libres de 'basuraleza'

xx

Cristina Castañer

Verónica Lopo cuenta los días para poder volver a Las Hurdes, al norte de Cáceres, su paraje natural favorito. El estado de alarma que le impide desplazarse desde Mérida también obliga a modificar un día muy señalado: la gran recogida colectiva ‘1m2 por la naturaleza’ del Proyecto LIBERA, que este año se adapta a la situación actual para convertirse en la iniciativa virtual ‘600pixeles² por la naturaleza’.

“Este año queríamos involucrar más a nuestras delegaciones pero, pese a las circunstancias, aprovecharemos al máximo nuestra red para que la gente se pueda concienciar y adquiera un mayor compromiso con los espacios naturales”. Verónica es técnico de ADENEX, la Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura, que desde 2017 colabora con LIBERA, proyecto creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes. El pasado 12 de marzo, solo dos días antes del inicio del confinamiento, voluntarios de ADENEX participaron en la acción ‘1m2 por los ríos, embalses y presas’ identificando residuos en el margen izquierdo del río Guadiana. “En el entorno de un solo árbol llegamos a recoger hasta 60 kilos de basura abandonada”, recuerda Verónica.

La ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) del Embalse de los Canchales, la ZEPA del Embalse de Montijo y el paraje natural de la Fábrica de Luz, todos ellos en la provincia de Badajoz, son tres áreas de alto valor ecológico donde ADENEX actúa gracias al apoyo de los ‘Apadrinamientos LIBERA’. “Aparte de limpiar y mejorar estas zonas, también realizamos actividades de educación ambiental para aprender la riqueza de estos entornos”, explica Verónica Lopo. Tres espacios y tres fotografías que merecen formar parte del movimiento ‘600pixeles² por la naturaleza’. 

#Libera600px, un reto virtual

Los más de 13.000 ‘Héroes LIBERA’ que se movilizaron en la última gran batida nacional ‘1m2 por la naturaleza’ vuelven a estar convocados, esta vez el 13 de junio, para demostrar su implicación con una naturaleza libre de residuos. Si en 2019 se recogieron un total de 83 toneladas de ‘basuraleza’ en los 453 puntos repartidos por toda España, en esta edición se pueden superar las cifras de participación gracias al poder de alcance de las redes sociales.

Basta con subir una foto de nuestro espacio natural favorito a Twitter, Facebook o Instagram con el hashtag #Libera600px. Las imágenes publicadas deben reflejar toda la belleza y la diversidad de los parajes españoles. Para demostrar que cada metro cuadrado cuenta, para hacer visible la necesidad de proteger y conservar nuestro entorno más cercano y representativo sin toallitas, plásticos, colillas ni vidrios.

“Yo tengo clara mi foto, la de un rincón de mi pueblo, Puebla de la Calzada, en las Vegas Bajas del Guadiana. Me gustaría ver el paso del río siempre limpio, aunque es complicado al ser zona de pesca”, cuenta Verónica, que señala que “esta campaña da protagonismo a la ciudadanía, que es la que tiene que comprometerse un poco más ante una problemática tan complicada y con unas dimensiones tan grandes”. 

Actitudes contra la ‘basuraleza’

Porque solo conociendo su valor podemos sentir la necesidad de cuidarlos, la iniciativa ‘600pixeles² por la naturaleza’ busca despertar sentimientos de pertenencia y orgullo hacia los entornos naturales que nos rodean. Además, puede servir para convencer al 53% de españoles que reconoce que no hace todo lo que debería por preservar el medio ambiente. Así lo recoge el III estudio sociológico sobre las “Actitudes frente a la basuraleza” desarrollado por LIBERA. Aunque un 68,2% de los encuestados es consciente de la importancia de respetar la naturaleza, la participación activa es aún escasa. 

Desde Extremadura, Lopo anima e insiste en que “cualquier gesto cuenta porque esta mesa no puede cojear. El cambio de mentalidad tiene que conseguirse entre todos, también a través de las redes sociales, para llevar a nuestro terreno a personas que puede que estén concienciadas pero que no saben cómo echar una mano”. 

Es con el avance de la desescalada cuando más necesitamos recuperar las actividades al aire libre. Las cifras del estudio demuestran este apego: con más de un 34% de los encuestados que asegura disfrutar de la naturaleza una vez a la semana. Es entonces cuando los ciudadanos son testigos del impacto de la ‘basuraleza’: el 70% ha encontrado colillas, bolsas y botellas de plástico en playas y mares, los hábitats con mayor cantidad de residuos abandonados, mientras que cerca del 60% ha hallado bolsas y botellas de plástico en pantanos, ríos y embalses.

Los EPI: nuevos residuos que no pueden convertirse en basuraleza

A la espera de que una de las enseñanzas de la pandemia sea una mayor sensibilidad medioambiental, mascarillas y guantes van camino de convertirse en una nueva tipología de ‘basuraleza’. La falta de civismo por parte de algunos está provocando su abandono en el suelo de ciudades y espacios naturales. El Proyecto LIBERA, junto a la Fundación Reina Sofía, pide a la sociedad responsabilidad absoluta ante estos nuevos residuos que, por su uso, no pueden ser reutilizados. Desde Ecoembes, se recuerda que guantes, mascarillas y demás material de protección deben ir siempre al contenedor gris, nunca al amarillo. Igual que la basura que se genere en una casa con algún miembro contagiado: siempre al gris.

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats