La portada de mañana
Acceder
El Gobierno amarra sus primeros Presupuestos con los socios de la investidura
La COVID aumenta la vulnerabilidad de las víctimas de violencia de género
Opinión - España sin eufemismos: la verdadera historia, por Rosa María Artal

Amarotz, el barrio de Tolosa de población envejecida que lucha por tener una farmacia

Manifestación para lograr un botiquín en el barrio

Amarotz es un barrio que pertenece al municipio guipuzcoano de Tolosa. Está compuesto mayoritariamente por vecinos mayores de 60 años y más de la mitad de su población son jubilados o estudiantes. En 2019, la única farmacia del barrio decide trasladarse y es entonces cuando comienza la lucha del barrio para lograr ese servicio sanitario. A falta de farmacia, lo que piden los vecinos es un botiquín, que ofrezca el servicio mínimo para que no tengan que desplazarse hasta el núcleo urbano de Tolosa.

Argumentando que el 80% de las actuaciones de la antigua farmacia estaban relacionadas con la dispensación, información y seguimiento a pacientes crónicos de más de 65 años, a través del Ayuntamiento de Tolosa se realizó una petición de apertura del botiquín al Gobierno vasco. Sin embargo, fue denegada al basarse en un criterio de lejanía y dificultad de acceso. Es decir, que cabía la posibilidad de llegar a otra farmacia en 10 minutos en coche. "Si tenemos en cuenta los datos anteriormente mencionados, no parece un criterio convincente y aceptable para negar dicho permiso. Podríamos hablar también de que existen precedentes en otras localidades como es el caso de Beasain donde se han ubicado botiquines sin cumplirse dicho criterio. Sin mencionar la sostenibilidad medioambiental de la que tanto nos hablan los científicos y dirigentes", critica Joxemi Elosegi, miembro de la Junta la Asociación de Vecinos de Amarotz.

El 20 de mayo de 2020 desde el Gobierno vasco remitieron un escrito al Ayuntamiento de Tolosa, denegando la petición, pero dando un plazo de 10 días al Ayuntamiento para formular alegaciones que justificaran la necesidad de que el barrio contara con este servicio sanitario. "A la hora de presentar la alegación, el Gobierno vasco dice que no la recibe. Resulta que el Ayuntamiento lo debió mandar fuera de plazo, pero además a través de una plataforma incorrecta. El Ayuntamiento dice que fue por errores técnicos", explica a elDiario.es/Euskadi Inigo Cabieces, encargado de comunicación de la asociación de vecinos.

Desde entonces los vecinos han comenzado una serie de movilizaciones como manifestaciones, concentraciones y campañas en los balcones para lograr que el Gobierno vasco rectifique y pueda instalar un botiquín en el barrio. Por el momento, están a la espera de que se resuelva un recurso de alzada presentado por el Ayuntamiento, mientras tanto, desde la asociación de vecinos no tiran la toalla. "No desistiremos hasta completar nuestra asistencia sanitaria con la apertura de un botiquín", concluye Elosegi.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2020 - 20:32 h

Descubre nuestras apps

stats