El dueño de Baskonia y Alavés ya tiene también una Universidad privada, Euneiz

Edificio de Vitoria donde se instalará Euneiz, este mes de noviembre

Josean Querejeta, presidente del grupo que agrupa a los clubes deportivos vitorianos Saski Baskonia y Deportivo Alavés, puede presumir ya de disponer también de una Universidad. El Parlamento Vasco, con los votos de PNV, PSE-EE, PP+Cs y Vox, ha dado luz verde definitivamente a las 11.34 horas de este jueves a la ley de creación de la que será la quinta institución académica universitaria que opera en Euskadi después de las públicas UPV/EHU y UNED -la gran olvidada en los debates públicos- y las privadas Deusto y Mondragón. Conocida como Euneiz y después de haber recibido algunos informes técnicos cuestionando su viabilidad, incluido uno firmado por la actual rectora de la UPV/EHU, Eva Ferreira, el centro estará enfocado al mundo del deporte, la salud o los videojuegos. Estará ubicada en las antiguas instalaciones de la Caja Vital cerca del pabellón Fernando Buesa Arena y de la ciudad deportiva del grupo deportivo de Querejeta.

Tantos informes favorables como desfavorables y competencia a la Universidad pública: luces y sombras del nuevo proyecto que impulsa Querejeta

Tantos informes favorables como desfavorables y competencia a la Universidad pública: luces y sombras del nuevo proyecto que impulsa Querejeta

Desde el principio, el proyecto ha sido cuestionado por el grupo político Elkarrekin Podemos-IU, que lidera en el Gobierno de España la cartera de Universidades con el ministro Manuel Castells y que insiste en que se ha aprobado una Universidad que “no cumple los requisitos mínimos” de la nueva normativa estatal para estos centros. En el caso de EH Bildu, ha virado desde de la abstención en algunos trámites al ‘no’ final e incluso a anunciar una nueva ley para volver a debatir sobre el tema. Ambos coinciden en que este centro privado difiere de los otros operativos en su “ánimo de lucro” y carácter “elitista”. Cobrará 8.000 euros la matrícula, ha recordado el parlamentario de IU Íñigo Martínez. En el exterior del Parlamento, un pequeño grupo de representantes de LAB, Steilas, CCOO, ELA, CGT, ESK, Ernai o Ikasle Abertzaleak ha protestado contra Euneiz mientras se celebraba el debate. Por el contrario, Querejeta ha contado con el aval institucional no solamente del consejero de Educación, Jokin Bildarratz, sino del diputado general de Álava, Ramiro González, y del alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran.

Ante la polémica por los requisitos académicos, el portavoz del PNV, Gorka Álvarez, ha explicado que el proyecto se presentó en noviembre de 2018 y que inició su tramitación parlamentaria en marzo de 2021, mientras que Castells modificó el marco legal en “agosto de 2021”. Por ello, ha calificado los cambios de “circunstancias sobrevenidas”, ha explicado que los partidos que conforman el Gobierno, ellos mismos y los socialistas, han “reencauzado” el texto original para adaptarlo con “garantías” al nuevo modelo y ha señalado que será “a posteriori” cuando Euneiz tenga que acreditar que cumple la ley y que Educación “velará” por ello. “Damos la bienvenida a esta nueva Universidad. Ongi etorriak!”, ha deseado Álvarez a los nuevos empresarios. Los socialistas, que lideran el Gobierno de España, han optado por inhibirse en el debate y se han limitado a intervenir brevemente en el turno de explicación de voto mientras era Elkarrekin Podemos-IU quien apelaba en todos y cada uno de los turnos a que los ajustes aprobados no son suficientes para que Euneiz se ajuste a la legalidad vigente impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez.

“Dramatizar nunca es bueno”, ha ironizado José Antonio Pastor, del PSE-EE, mirando expresamente a la bancada de sus socios en Madrid. Y ha añadido: “Me resulta un tanto gracioso esto de decir que tiene ánimo de lucro. ¿Qué iniciativa de este país sale con ánimo de bancarrota?”. Como ha intervenido después de la votación y sin posibilidad de réplica, EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU han mostrado su enorme enfado por no disponer de un turno de palabra. Muy enfadada, la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, les ha recordado a Martínez y a otros miembros de EH Bildu que se callaran.

Desde la bancada de PP+Cs, Carmelo Barrio ha defendido con vehemencia el proyecto. “Esto no es una amenaza, es una oportunidad”, les ha respondido a Elkarrekin Podemos-IU y EH Bildu. “Hoy es un día importante, histórico también. Euneiz se convierte en una nueva Universidad para enriquecer nuestra vida educativa y cultural. Esta ciudad, Vitoria, se engrandece aún más. Es un éxito social como lo es la implantación de una gran empresa o como lo será la llegada del AVE. Es una expresión de que esta sociedad está viva”, ha destacado Barrio, que ha asegurado que “el Basque Culinary Center tiene 9.500 euros de matrícula” y tiene una gran consideración social. Vox ha apoyado también la “calidad y excelencia” del proyecto del equipo de Querejeta.

Araba Sport Capital

Como publicó este periódico, Querejeta desea que Euneiz sea la punta de lanza de un proyecto más amplio llamado Araba Sport Capital. En la pasada primavera, aprovechando la presentación de proyectos para captar fondos europeos, Querejeta coló esta iniciativa valorada en 64 millones de euros y de los que menos del 50% vendrían de promotores privados. El grupo de Baskonia y Alavés busca ampliar el complejo deportivo de Ibaia, los alrededores del Fernando Buesa Arena -una instalación pública reformada hace menos de una década- y reformar la ciudad deportiva BAKH, instalaciones todas ellas que utiliza en exclusiva la entidad deportiva privada, con el paraguas de un plan más amplio para convertir a Vitoria en capital del deporte y de la educación sobre la materia. Asimismo, se proyecta crear también un “colegio americano” y una residencia o 'talent house', en la que podría becar a jóvenes deportistas extranjeros antes de ficharlos.

Según las memorias del plan 'Araba Sport Capital', que han sido enviadas al Parlamento Vasco y en las que consta como “responsable” un asesor del diputado general de Álava, José Luis Cimiano (del PNV), el objetivo es “conseguir que Vitoria-Araba sea un punto de referencia de formación educativa-deportiva y concentración de deportistas y clubes” y que “el deporte se convierta en un motor económico y de diferenciación de la ciudad y provincia”. La inversión de 64 millones de euros se traduciría en 99 empleos vinculados a la Universidad, 722 estudiantes en 2026 (el máximo que se menciona es 2.000) y 17 millones en gasto del alumnado. Además, se alude a otros 279 puestos de trabajo y 12 millones vinculados a la pata de “salud e innovación” del proyecto, básicamente un intento de que empresas “líderes” de su sector “como son Baskonia-Alavés” en el mundo del baloncesto y del fútbol o el BAKH en el ámbito del ocio deportivo impulsen un “servicio” para la promoción de nuevos proyectos empresariales a los que se les ofrecerían “locales bien acondicionados”, “asesoramiento”, “un director de proyectos”, “hermano mayor” [sic], “formación sin coste” y “apoyo en la búsqueda de financiación”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats