BBVA

Descubre la tarjeta más segura para tus compras online y en tiendas físicas

Tarjeta Aqua BBVA

elDiario Brands Euskadi / BBVA

0

2020 será recordado por la inmensa mayoría de los ciudadanos como el año en el que la pandemia de coronavirus condicionó nuestras vidas. Pero también como el del espectacular despegue de un fenómeno que ha cambiado nuestros hábitos de consumo: el comercio electrónico. Las medidas y restricciones de movilidad impuestas para combatir la COVID-19 nos han colocado ante un nuevo escenario en el que marcas y consumidores han encontrado en Internet un gran mercado de abastos en el que satisfacer sus necesidades de venta y de compra.

Según un estudio reciente de eMarketer, España ha sido el tercer país del mundo en el que más han crecido las compras online, con un aumento del 36% en 2020. Otro estudio, en este caso del IAB Spain, la asociación de la publicidad y la comunicación digital en España, y Elogia, señala que siete de cada diez españoles entre 16 y 70 años que navegan por Internet compran ya productos online, lo que representa un mercado de 22,5 millones de consumidores.

Con esas cifras, muchas marcas y negocios están redoblando sus esfuerzos para “pescar” cada vez más clientes en el mercado global que es Internet. Pero no son los únicos que tratan de sacar beneficio de una pujante forma de intercambio comercial. Los ciberdelincuentes han encontrado en el comercio electrónico y en la banca digital un campo abonado para cometer sus delitos de una forma más ágil y cada vez más sofisticada. El mayor número de fraudes se producen por el copiado y duplicación de tarjetas de crédito. Los mismos datos que antes los ladrones intentaban obtener a través de la observación directa de la tarjeta, ahora los obtienen a través de Internet.

Con el objetivo de ofrecer a sus clientes las máximas garantías para realizar compras más seguras tanto online como en establecimientos físicos, BBVA ha lanzado Aqua, una nueva familia de tarjetas pioneras en España con tres características esenciales: no tiene impreso el número de la tarjeta (PAN), tampoco la fecha de caducidad y el código de verificación (CVV) es dinámico. Esto refuerza la seguridad tanto en su versión digital como en la física, ya que al no disponer de esos datos se evita un posible uso fraudulento de los mismos.

El procedimiento para el usuario de una Tarjeta Aqua, que cuenta con las modalidades débito, crédito y prepago, es muy sencillo. Cada vez que el cliente quiera realizar una compra debe acceder a la ‘app’ de BBVA, disponible para Android e iOS, y consultar el número de la tarjeta, el CVV y la fecha de caducidad. Esta funcionalidad está basada en tecnología de ‘cloud’ y en algoritmos criptográficos avanzados para asegurar la inviolabilidad del código generado para el usuario final.

De este modo, BBVA va más allá de los cambios introducidos por la normativa de pagos europea (PSD2) en materia de seguridad. Este banco fue la primera entidad financiera española en desplegar de manera masiva entre sus clientes el nuevo proceso de verificación de las transacciones electrónicas recogido en la normativa (PSD2), que exige una doble autenticación del cliente en las compras en Internet.

Ahora, además de reforzar la seguridad por esta vía, los nuevos elementos introducidos por BBVA en su Tarjeta Aqua -CVV dinámico y número de la tarjeta y fecha de caducidad ocultas-, elevan el nivel de seguridad. Si el cliente pierde la tarjeta, nadie podrá utilizarla en compras online o en tiendas físicas ya que en ella no figuran ninguno de los datos esenciales para realizar los pagos. 

Pero además de mejorar la seguridad en el pago con tarjeta, BBVA ha renovado toda la experiencia de pago en su ‘app’ para facilitar al cliente la gestión de sus gastos y ordenar los servicios que ofrece en función de su uso. “Cuando accedan a la ‘app’, encontrarán en primer lugar aquellos servicios más utilizados para facilitarles las gestiones, tendrán un mayor control de sus gastos y movimientos, podrán elegir la modalidad de pago que deseen, subir los tickets de comprar para almacenarlos o apagar temporalmente la tarjeta”, explica Gonzalo Rodríguez, director de Desarrollo de Negocio de BBVA en España.

Desde su salida al mercado el pasado mes de octubre, el éxito de la Tarjeta Aqua ha sido espectacular: hasta finales del mes de diciembre los clientes habían ya contratado 195.827 tarjetas, lo que supone una media diaria de contratación de 4.166 tarjetas. Además, en su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad, BBVA  emite estas nuevas tarjetas en plástico reciclado, siendo la primera entidad en España en distribuir tarjetas fabricadas con plástico de origen reciclado procedente de diferentes industrias como embalaje, impresión, automoción o ventanas.

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 17:30 h

Descubre nuestras apps

stats