Fallece un albañil de 45 años al caer de un tercer piso en Irún

Edificio de Irún donde ha tenido lugar el accidente laboral en el que un trabajador ha fallecido

Un operario de 45 años ha fallecido este miércoles al caer de un tercer piso en un edificio en obras en el que trabajaba, ubicado en la calle Arbezkoa Errota de Irún (Gipuzkoa), según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press. El accidente laboral ha ocurrido a las once de la mañana y los servicios sanitarios desplazados al lugar de la caída solo han podido certificar la muerte del trabajador. Su cadáver ha sido trasladado al Servicio de Patología Forense de Donostia para practicarle la autopsia.

33.780 trabajadores han sufrido un accidente laboral y 30 han fallecido en Euskadi en 2021

33.780 trabajadores han sufrido un accidente laboral y 30 han fallecido en Euskadi en 2021

El albañil, que se ha caído cuando participaba en la colocación del tubo de desescombro en unas obras de rehabilitación de un edificio, llevaba solo un día trabajando en la empresa Construcciones Arixu. El trabajador ha caído sobre dos de sus compañeros, uno de los cuales ha resultado herido con lesiones leves en un brazo, según recoge el informe de Osalan que ha dado a conocer UGT-Euskadi.

En un comunicado, el sindicato ha denunciado este accidente laboral mortal y ha recordado que se trata del quinto trabajador fallecido en lo que llevamos de mes y de año, por lo que ha convocado una concentración de denuncia para este jueves, a las 11.00 horas, en la que participarán el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de UGT-Euskadi, Raúl Arza, ante la sede del sindicato en Bilbao.

La concentración llevará el lema 'En el trabajo accidentes cero. Lan istripu gehiagotik ez!“, porque la central sindical considera ”inadmisible“ que los trabajadores pierdan la vida en el trabajo. Por último, ha expresado su solidarizad con los familiares, amigos y compañeros del trabajador fallecido.

El sindicato LAB también ha denunciado lo ocurrido con un comunicado en el que ha exigido a las administraciones “explicaciones y medidas inmediatas, mayor control y políticas concretas” para combatir la lacra de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. La central sindical ha mostrado su solidaridad con la familia, personas allegadas y compañeros del trabajador fallecido, y ante esta situación, se ha preguntado si “alguien puede creer que estamos ante la casualidad o la mala suerte”.

Además, ha denunciado que, sumando la muerte en el trabajo sucedida este miércoles, “al menos cinco trabajadores han perdido la vida en Euskal Herria en lo que va de año, cuando llevamos 26 días desde que empezó 2022”. Dos de ellos pertenecen al sector de la construcción y la rehabilitación.

LAB ha pedido a las instituciones explicaciones y “un plan específico” para los trabajos en altura en el sector de la construcción y rehabilitación, para que “se tomen las medidas necesarias y se hagan políticas preventivas reales”. “Ni el sector ni los trabajadores pueden dar por normal esta situación ni acostumbrarse a ella”, ha añadido. Por último, ha hecho un llamamiento a participar en las movilizaciones de denuncia que se puedan convocar en las próximas horas y que “tengan como prioridad la defensa de la seguridad y salud de los trabajadores”.

Una muerte cada diez días y un herido grave cada dos

Euskadi contabilizó el pasado año 36.364 accidentes laborales que provocaron la muerte de 35 trabajadores (ocho más que un año antes) y 210 heridos de gravedad (14 más que en 2020). Esto supone que los siniestros en el trabajo provocan una muerte cada diez días y un herido grave cada dos jornadas, según los datos de Osalan recogidos por Europa Press.

De esta forma, la mortalidad en jornada de trabajo aumentó un 47,6% al certificarse 31 fallecidos, por los 21 del año precedente. Los fallecidos 'in itinere' fueron cuatro, por los seis apuntados un año antes. También aumentaron los lesionados de gravedad en su puesto de trabajo (+8,9%) al declararse 184 heridos graves, por los 169 del 2020. Los heridos de pronóstico grave en el camino de ida o regreso del empleo fueron 26, uno menos que un año antes.

Los datos arrojan que los accidentes en jornada el pasado ejercicio ascendieron a 31.232 (+15,9%) y los contabilizados 'in itinere' a 3.619 (+11,6%). Por su parte, las recaídas que conllevaron baja fueron 1.513 (+13,7%). Del total de accidentes en jornada de trabajo, 31.017 fueron leves (+15,9%), 184 graves (+8,9%) y 31 mortales (diez más que en 2020). Los siniestros 'in itinere' de carácter leve fueron 3.589 (+11,8%), hubo 26 graves (por 27 en 2020) y cuatro fallecidos (dos menos que un año antes).

Mayor incremento en Álava

Por territorios, la siniestralidad creció un 22,4% en Álava, con 5.791 accidentes en jornada de trabajo; un 14,7% en Bizkaia, tras apuntar 15.640 siniestros, y un 14,1% en Gipuzkoa, al sumar 9.801 percances. El sector con más siniestros en jornada de trabajo fue Servicios (17.038 accidentes), seguido de la Industria (9.867 siniestros), Construcción (3.749 accidentados) y Agricultura, Ganadería y Pesca (578 bajas).

De esta forma, el sector con mayor siniestralidad laboral fue la Construcción (66,5 bajas por cada mil ocupados), seguido de la Agricultura, Ganadería y Pesca (60,9 bajas por cada mil ocupados), Industria (60,3 bajas) y Servicios (24,4 bajas por cada mil trabajadores).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats