Interior autorizará a la Ertzaintza a realizar investigaciones en Francia como la Policía Nacional y la Guardia Civil

Agentes de la Ertzaintza, delante de una comisaría de la Policía Nacional en Vitoria

Los Gobiernos central y vasco ultiman un acuerdo para que la Ertzaintza, como Policía integral de Euskadi, pueda complementar sus investigaciones con la posibilidad de realizar vigilancias en Francia al mismo nivel que lo pueden hacer la Policía Nacional o la Guardia Civil en el marco de los acuerdos de Schengen, una práctica muy común en la lucha contra ETA. Hasta la fecha, solamente estaba autorizado que agentes autonómicos pudieran cruzar la muga en casos de persecuciones 'en caliente' de delitos flagrantes. El pacto se ratificará este viernes en Madrid en el marco de la Junta de Seguridad que reúne a los equipos del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y del vicelehendakari y consejero vasco de Seguridad, Josu Erkoreka, el máximo órgano bilateral de coordinación en materia policial que no se reunía desde hace cuatro años, desde junio de 2017, con el PP en La Moncloa.

Euskadi admite "ajustes" en la atención sanitaria en verano pero se escuda en que también cae la demanda

Euskadi admite "ajustes" en la atención sanitaria en verano pero se escuda en que también cae la demanda

Según las pinceladas del acuerdo desgranadas por Erkoreka en el Parlamento Vasco, se trataría de desarrollar el artículo 40 del tratado por el que el Reino de España se adhirió en 1994 al acuerdo de Schengen. En él se estipula que estas actuaciones han de enmarcarse en delitos que "puedan dar lugar a extradición" y que tendrían que contar con "autorización" del país al que se cruce, en este caso de Francia. Los policías transfonterizos -se sobreentiende que no han de operar uniformados- pueden llevar armas de fuego pero no detener a sospechosos, interrogarlos o allanar domicilios u otras dependencias no abiertas al público.

Cuando se puso en marcha Schengen, los países afectados por estos intercambios eran Francia, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos, así como Italia desde 1991. En dos supuestos, Bélgica y Alemania, se menciona expresamente el trabajo de cuerpos no estatales, el espejo en el que se mira la Ertzaintza para dar este paso. En el caso belga, se autoriza el paso de agencias "municipales"; en el alemán, se habilita a las fuerzas de los estados federados o 'land'.

Según Erkoreka, este acuerdo amplía las capacidades concedidas a la Ertzaintza en 2017, en la anterior Junta de Seguridad. El ministro Juan Ignacio Zoido y la consejera Estefanía Beltrán de Heredia firmaron un memorándum que dotaba de más funciones a la Policía autonómica. Desde entonces, en amparo del artículo 41 de Schengen, los ertzainas pueden cruzar a Francia en caso de persecuciones 'en caliente'. En estos casos sí se puede retener al sospechoso. Aunque las actuaciones tienen que ser debidamente comunicadas -en Hendaya existe un centro de coordinación llamado CCPA que sienta a la Ertzaintza con la Policía Nacional y la Gendarmería francesas y con la Policía Nacional y Guardia Civil españolas-, resultan útiles ya que hay puntos de paso abiertos, principalmente en la zona de Irún.

En 2017 también se autorizó el acceso de la Ertzaintza a bases de datos policiales internacionales sin pasar por agentes de enlace del Ministerio del Interior. Son Europol, Siena y Sirene. Aquel era un contexto de elevada amenaza yihadista en España y, de hecho, a los pocos meses se produjeron los atentados de Barcelona y Cambrils. También se determinó que la Ertzaintza participará con voz y voto y no como invitada en las reuniones de la mesa de coordinación contra el terrorismo en España, el denominado CITCO. Cuatro años después, fuentes del Departamento de Seguridad remarcan que esos accesos han permitido acceder a datos de criminales buscados en otros países que estaban en Euskadi o localizar vehículos sospechosos. No obstante, explican también que no todos los accesos han sido habilitados por problemas de desarrollos tecnológicos entre bases de datos que "no se comunican".

En el orden del día de la Junta de Seguridad no hay previsión de analizar la situación de la plantilla de la Ertzaintza, cuya dotación desde hace años es de 8.000 efectivos, aunque en muy pocos momentos hayan sido alcanzados por las jubilaciones y problemas durante algunos momentos de la etapa de Mariano Rajoy en La Moncloa con recursos contra el número de plazas de las OPE policiales de la academia de Arkaute. Por su parte, las Fuerzas de Seguridad del Estado mantienen competencias en Euskadi en desarrollo del Estatuto de Autonomía de 1979. Entre otras, son el control de fronteras e inmigración, vigilancia de puertos y aeropuertos, control de explosivos, expedición de DNI y Pasaportes. Además, actúan con delitos de ámbito suprautonómico, como el crimen organizado o el terrorismo.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2021 - 10:40 h

Descubre nuestras apps

stats