Rementeria presenta las “grandes infraestructuras” como su legado tras dos legislaturas al frente de Bizkaia

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, en el pleno.

Unai Rementeria ha protagonizado su último pleno de política general como diputado general de Bizkaia confirmando lo que ya es oficial, que será sustituido como candidato en las próximas elecciones por Elixabete Etxanobe. Una decisión “que obedece a una reflexión profunda y compartida con el partido”, ha dicho. Es la primera vez que Rementeria habla públicamente de que no repetirá al frente de la Diputación Foral de Bizkaia, pese a que lo ha confirmado ya oficialmente el PNV, y casi lo ha hecho a regañadientes, porque ha habido que esperar al turno de réplica para escucharlo, solo después de que algunos portvoces hayan aludido al tema. “Tenemos ocho meses para hacer las despedidas como es debido”, ha dicho. Más que en el adiós, Rementeria ha preferido centrarse en su discurso ante las Juntas Generales reunidas en Gernika, en lo que será su legado, y lo ha hecho anunciando novedades en grandes infraestructuras y proyectos a medio y largo plazo que asegura que marcarán en cierto modo el futuro de Bizkaia y quedarán como 'deberes' para el próximo equipo de Gobierno: desde el túnel bajo la ría que incluirá también una unión entre las dos líneas de Metro, al nuevo Guggenheim en Urdaibai. 

El Supremo delibera trece años después sobre la condena de trece años de cárcel a De Miguel por corrupción

El Supremo delibera trece años después sobre la condena de trece años de cárcel a De Miguel por corrupción

Frente a los que se “centran más en la crítica, la ira y la queja permanente”, ha dicho, Rementeria ha querido hacer gala de “actitud positiva”, más aún en un momento de crisis por la guerra de Ucrania.  “Ilusión, mucha fuerza y con mirada larga”, ha dicho. “Hemos sufrido otras crisis y hemos salido. También saldremos de esta”, ha señalado. Aunque este optimismo le ha valido la crítica generalizada de los grupos de la oposición, que han acusado al diputado general de hacer “política de power poit” y de atender más a los “intereses de las grandes corporaciones empresariales que a los intereses de los vizcaínos” en un momento de incertidumbre y de “no poner en marchas reformas estructurales” ni abordar reformas fiscales. Aunque en este punto las demandas de subir o bajar las tasas han sido dispares según los grupos que lo han propuesto. Frente a ello, Rementeria ha defendido la fiscalidad actual de Bizkaia como impulsora de la actividad económica y el empleo, “porque si a las empresas del territorio les va bien, a Bizkaia le irá bien”. Y también ha puesto en valor que con medidas como la deflactación del IRPF se han neutralizado una cuarta parte la subida de la inflación. Aunque ha anunciado nuevas medidas en esta dirección no ha remitido a las próximas semanas para que vayan concretándose.

En cuanto a la posibilidad de abordar una reforma fiscal en profundidad como pide la oposición, la ha dejado en dique seco, ya que ha reconocido que todavía no se ha hecho el análisis de los efectos de la anterior reforma fiscal, por los efectos distorsionadores que ha tenido la pandemia sobre la recaudación, y este análisis siempre se ha presentado como necesario para abordar una nueva reforma fiscal.

Rementeria ha usado la mayor parte de su intervención en poner en valor sus grandes proyectos que “contribuirán a dejar una Bizkaia mejor a las próximas generaciones” entre los que ha destacado el túnel bajo la ría que unirá ambas márgenes. Rementeria ha anunciado que el túnel, que en principio solo estaba previsto para el paso de vehículos, conectará también las dos principales líneas de metro de Bizkaia. Será la segunda unión después de la actual de San San Ignacio y se realizará a través de un tren lanzadera que conectará las líneas 1 y 2 de Metro entre las estaciones de Sestao y Areeta-Las Arenas. Tendrá trazado subterráneo de 2.600 metros, con 300 de esos metros en tramo común con el túnel, y permitirá unir las dos líneas, desde estas estaciones, en poco más de cuatro minutos. Estará operativo tanto para vehículos como multimodal en 2028, como estaba previsto, ha anunciado, aunque con un incremento en el presupuestos inicial de 185 millones, por lo que la inversión global final será de 600 millones de euros. “Creo que es una grandísima noticia para toda Bizkaia, algo absolutamente necesario”, ha señalado destacando que el túnel captará una media de 51.000 vehículos en día laborable, sacará más de 18.000 vehículos de La Avanzada, 14.000 de la recta de Max Center, y 35.000 del propio puente de Rontegi.

El segundo punto en el que el diputado general ha puesto el foco, ha sido el Guggenheim de Urdaibai, del que ha asegurado que se trata de un proyeto “totalmente respetuoso” con la zona en la que se encuentra, que es Reserva de la Biosfera. Rementeria ha anunciado que el museo ha contratado “un equipo internacional de prestigio” para trabajar las bases mínimas del pliego arquitectónico, medioambiental y paisajístico.  El estudio estará listo en cinco meses, según ha anunciado, tiempo en que “debemos cerrar la aportación de 40 millones comprometida por el Gobierno de España al proyecto” y se trabajará con el Gobierno vasco, “tanto en la vertiente medioambiental, como ejemplo de modelo sostenible y guardián de la reserva de Urdaibai, como en su vertiente de transportes, con un protocolo trabajado ya entre Diputación y el departamento de Transportes del Gobierno vasco para buscar la mejor solución ferroviaria de acceso al museo desde la actual línea de Euskotren”.

Ha asegurado que se trata de un proyecto sostenible, que protege el medio ambiente, porque convierte un astillero en un “edificio icónico con cero emisiones de CO2”, se recuperan ruinas industriales como Dalia y se plantea un acceso sostenible solo a pie, en bici o en tren, con un número de visitantes máximo y con la apertura solo en determinados meses del año.

En otro punto de novedades ha situado el compromiso para transformar otras ocho residencias de Azpiegiturak en unidades convivenciales, “en espacios más parecidos a un hogar y menos a una institución”. En este sentido, ha anunciado que se empezará por la residencia de Zamudio, a la que seguirán otras siete con lo que se añadirán 868 nuevas plazas en unidades convivenciales. “Esa transformación nos obliga a reducir 243 plazas en esos centros, pero las recuperamos con la apertura de dos nuevos en zonas donde vamos a tener más necesidad de plazas, como Sestao y Durangaldea, con 120 en cada área”. Esto supondrá una inversión de 18,4 millones, que ya están reservados“. Como objetivo ha marcado llegar a las 1.200 plazas residenciales para el próximo año.

Además de estos anuncios de futuro, Rementeria ha puesto en valor los proyectos que ya están en marcha como el recién inagurado Centro Internacional de Emprendimiento BAT de la Torre Bizkaia, que ha vendido como “una pieza clave en ese futuro industrial, en la actividad económica y en el empleo del futuro de Bizkaia”. Un proyecto que ha reconocido que “ha costado mucho”, y al que se ha referido como “a medio-largo plazo” que nace en una coyuntura complicada. “No creo en los cohetes porque lo que sube rápido baja más rápido. Prefiero un crecimiento constante y sostenido”, ha dicho.

También ha anunciado la apertura inminente de la cuarta fase del Automotive Intelligence Center, AIC, con 50.000 metros cuadrados dedicados al automóvil, con 30 organizaciones y 900 profesionales colaborando y al que ahora se incorporará la industria ferroviaria y que también incluirá la movilidad en bicicleta al integrar Bizi, el programa foral de impulso a la movilidad en bicicleta. Junto a estos proyectos se ha referido a otros que aparecen reiteradamente en la agenda foral, como la Línea 5 del Metro o la mejora de los accesos a Urdaibai.

En lo que se refiere a la fiscalidad, Rementeria ha destacado que con la deflactación del IRPF en 5,5 puntos y otras ayudas autónomo y pymes se ha conseguido “neutralizar una cuarta parte” la subida del IPC. “El esfuerzo es notable. Deflactar 5,5 puntos y una deducción de 200 euros a las rentas pequeñas y medianas lo hacen posible. También las medidas especiales para autónomos y pymes”, ha dicho. También ha anunciado que habrá nuevas medidas en esta dirección pero no las ha concretado.

También se ha referido a “ambicioso paquete fiscal” aprobado por Bizkaia para favorecer la inversión en I+D+i de empresas y startups y para atraer ese tipo de talento. De hecho, ha señalado que la Diputacióbn se centra en impulsar la actividad económica y el empleo, “porque si a las empresas del territorio les va bien, a Bizkaia le irá bien”. Y ha destacado que estas medidas fiscales para atraer innovación han favorecido a 274 proyectos que han movilizado 86 millones de euros en I+D en los últimos cinco ejercicios. Con mecanismos propios para la inversión directa y la colaboración de la ciudadanía en este proceso como el fondo de innovación, con 3.343 inversores locales que han movilizado más de 26 millones de euros para hacer a nuestras empresas mejores.

En su intervención también ha mencionado la “ilusión del Tour de Francia”, que saldrá el año que viene desde Bilbao, y que ha calificado como “una oportunidad única” de que “300 millones de personas nos vean, nos conozcan”.

Críticas de la oposición

El portavoz del PP, Eduardo Andrade, ha sido el único que se ha despedido de forma directa del diputado general de forma amable, aunque, a continuación, ha criticado con dureza su gestión y ha pedido “cuanto antes” una reforma fiscal porque “urgen medidas para reactivar la economía”. Además, ha censurado su “seguidismo” de la política fiscal del PSOE en Madrid y ha afirmado que, con la deflactación, PNV y PSE se han hecho “una enmienda a la totalidad” a sí mismos, ya que se trata de una medida que propuso el PP y que ambos partidos rechazaron. “Urgen medidas a medio y corto plazo para reactivar nuestra economía y atraer talento, e inversiones, y la mejor manera para hacerlo es a través de la fiscalidad”, ha indicado elportavoz del PP. Eduardo Andrade, ha calificado la política del equipo de Gobierno foral de “power point, fotomontajes y grandes presentaciones”, aunque ha valorado pequeñas infraestructuras en las carreteras como el radar en Trabakua, la mejora del nudo Kukularra, la intersección con Asua o los nuevos carriles de la avanzada.

La portavoz del grupo Elkarrekin Podemos-IU en Bizkaia, Eneritz de Madariaga, ha instado al Gobierno foral a “abandonar esquemas caducos y alejarse de las recetas de recortes”. Ha reprochado al Gobierno de Rementeria de “poner los intereses económicos, de élites y grandes empresas por delante de los intereses de la mayoría social”, y ha insistido en que “esto se tiene que acabar” porque “no nos podemos quedar atrás en el desarrollo de políticas públicas que inciden de forma directa en el bienestar de la ciudadanía”. De Madariaga ha señalado que la fiscalidad tiene que ser “como una herramienta para garantizar derechos sociales y para reducir la brecha de las desigualdades de renta y riqueza”, y ha denunciado la “reforma fiscal encubierta que el Gobierno Foral lleva haciendo desde la pandemia, con un goteo incesante de nuevas deducciones y desgravaciones para entrar por la puerta de atrás en la carrera por atraer ricos y fondos buitre”.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu, Bea Ilardia, ha reclamado a Unai Rementeria, medidas fiscales que contribuyan al reparto de la riqueza con una fiscalidad que garantice servicios públicos de calidad para toda la ciudadanía a través de “una recaudación justa y progresiva”. Ha criticado a Unai Rementería, por hablar de tiempos “convulsos y difíciles” mientras asegura que “Bizkaia va bien”. “¿Qué hay de la mayoría de vizcaínos y vizcaínas de a pie?, ¿sienten la mayoría de vizcaínos y vizcaínas que vamos bien?”, se ha preguntado. En este sentido, ha hecho referencia a muchas de las familias que, aun trabajando, “no llegan a fin de mes”; al agua que ha tenido que llegar desde Cantabria este verano a Carranza; a las huelgas de las trabajadoras en las residencias, a las “dificultades” para hacer el deporte escolar en euskera; a las condiciones laborales “tan poco dignas” que viven los trabajadores en los eventos financiados por la Diputación o la falta de igualdad entre comarcas “ante la supuesta igualdad de la que habla Rementeria”.

Desde los grupos que forman el gobierno, el portavoz del PSE-EE en las Juntas generales de Bizkaia, Juan Otermin, ha asegurado que “lo peor de la crisis ha pasado” y ha apostado por “grandes acuerdos” en esta etapa de “reactivación”. Otermin ha indicado que son muchos los desafíos que tiene Bizkaia como territorio y su consecución dependerá “del concierto” que se alcance entre todos. “Queremos contribuir a crear un espacio para el acuerdo que deberá ser sincero para ser realista, que deberá caminar hacia el encuentro con propuestas razonables, con puntos intermedios entre las aspiraciones partidarias de cada uno de nosotros”, ha añadido. Desde el PNV, Jesús Lekerikabeaskoa, ha criticado a los grupos que “están ya en campaña electoral”, les ha advertido de que “quedan ocho meses muy importantes por delante” y la legislatura “aún no ha acabado”. Además, ha destacado que proyectos como “Guggenheim Gernika, Oma, variante Markina-Xemein y carretera de Sollube” cuentan con “amplios acuerdo” y solo están en contra “los de siempre”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats