Suspenden la pena de dos años de prisión al único agente de la Ertzaintza condenado por la muerte de Íñigo Cabacas

Los padres de Cabacas, con su abogada Goirizelaia

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha decidido suspender la pena de prisión de dos años al único agente de la Ertzaintza condenado por la carga policial en la Semana Santa de 2012 en Bilbao en la que recibió el impacto de una pelota de goma en la cabeza el joven Íñigo Cabacas, que falleció en el hospital de Basurto unos pocos días después. Es algo habitual en el caso de que el condenado no tenga antecedentes y la sentencia no supere precisamente los dos años de cárcel. La familia de la víctima, en cambio, había querido condicionar esa suspensión a una "petición expresa de perdón" y de "reconocimiento del daño causado".

Cabacas: Seis claves de la muerte que aireó las carencias de la Ertzaintza y tras la que nunca disparó otra pelota de goma

Cabacas: Seis claves de la muerte que aireó las carencias de la Ertzaintza y tras la que nunca disparó otra pelota de goma

El juicio sobre el 'caso Cabacas' concluyó con uno solo de los seis agentes imputados condenado por la comisión de un homicidio imprudente, ya que la carga policial fue desproporcionada y porque tuvo consecuencias muy graves para la vida de una persona. "Habría bastado para evitar el fallecimiento de Cabacas [...] que hubiera ordenado no cargar ante la improcedencia de hacerlo", se dice sobre él en el fallo. Era el oficial de máxima graduación entre los procesados. Recientemente, a principios de año, el Tribunal Supremo ratificó esta sentencia, aunque la vía judicial se salda sin la concreción de quién fue el autor material y quiénes los responsables de que, como recoge la sentencia, la Policía vasca realizara una "deficiente" planificación previa y, sobre todo, una igualmente "deficiente" investigación interna posterior.

Ahora, la Audiencia Provincial de Bizkaia estima que "lo relevante es el pronóstico de comisión de nuevos delitos y la reinserción" y se considera que ese riesgo es "inexistente". Se destaca también que el delito fue por omisión y no por acción, que acaba de fallecer su esposa y tiene un solo hijo e incluso su "trayectoria" en la Policía sin que consten "situaciones similares". La Fiscalía apoya esta medida y la defensa, en respuesta a las peticiones de la abogada de la familia Cabacas, Jone Goirizelaia, remarca que "antes de la vista" el agente se "acercó" a los padres de la víctima.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 11:07 h

Descubre nuestras apps

stats