La Xunta pide 500 millones de euros para pagar deudas pendientes y lo disfraza como una inversión medioambiental

Alberto Núñez Feijóo, durante una rueda de prensa

Hasta cuando Feijóo no tiene dinero para pagar sus deudas consigue convertir el problema en un éxito. Es lo que acaba de suceder con una partida de 500 millones de euros que la Xunta ha decidido refinanciar ante la premura del vencimiento de una deuda anterior por ese mismo importe. El Gobierno gallego ha puesto en marcha su maquinaria de propaganda para definir la operación financiera como "la primera emisión de bonos sostenibles" de la historia de la autonomía. A través de una nota de prensa difundida por su ejecutivo, Feijóo asegura que los 500 millones que la Xunta va a emitir "estarán íntegramente orientados a las inversiones sociales y medioambientales, a la economía verde y vinculados a la agenda 2030". Pese a las buenas palabras, lo que la Xunta ha hecho es pedir 500 millones para pagar 500 millones que debía.

El presidente gallego ha desvelado la arquitectura del truco al afirmar que los 500 millones que Galicia acaba de pedir "no suponen un incremento de deuda pública. Son 500 millones que sustituyen a otros 500 millones que vencían en estas mismas fechas. Por lo tanto sustituimos deuda tradicional por bonos verdes con unas condiciones de compromiso medioambiental específicas y unas características de financiación y de tipo de interés muy atractiva".

La Televisión de Galicia, en su informativo de mediodía, se hizo eco de la gesta financiera y destacó el logro con las siguientes palabras en directo por parte del redactor que habitualmente cubre la agenda del presidente de la Xunta: "Esos llamados bonos verdes llevan la marca de agua de los gobiernos de Alberto Núñez Feijóo: el equilibrio, la solvencia financiera. Galicia en los últimos diez años es la autonomía que menos incrementó su deuda". Los comentarios en redes sociales no tardaron en llegar.

El despliegue realizado por la Xunta se refiere a un plan de pagos que todavía no está cerrado, tal y como afirmó el propio Feijóo: "El objetivo es cerrar esta operación en los próximos días". En conversación con eldiario.es, la consellería de Facenda no aclara qué entidad financiera aportará los 500 millones que pide la Xunta. Según un portavoz oficial, "cuando se formalice la emisión se hará público en el Diario Oficial de Galicia con referencia expresa a las entidades colocadoras".

Aprovechando la ocasión, el Gobierno gallego desgranó una serie de afirmaciones sobre los buenos datos de Galicia en cuanto a su deuda con las entidades financieras. Según Feijóo nuestra comunidad se encuentra entre las que menos incrementaron su deuda en la última década. La cifra es cierta y se explica por el altísimo porcentaje de presupuesto que el PP ha dedicado al pago de dinero pendiente. Lo que Feijóo no dice es cuál es el nivel de deuda actual (11.687 millones de euros) y el que tenía la Comunidad cuando él llegó al poder (4.859 millones de euros).

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats