Feijóo intenta esquivar la trama Zeta en su comparecencia sobre corrupción

Feijóo, en una comparecencia reciente ante la prensa / EFE

El pasado 27 de noviembre Mariano Rajoy, comparecía ante el Congreso de los Diputados para explicar con qué medidas su Gobierno iba a lograr que "quien la haga, la pague" en los casos de corrupción. No lo hacía, como reclamaba la oposición, para dar cuentas de la caja 'B' de su partido, que el juez y Hacienda dan por probada, tampoco para ofrecer detalles de los sobresueldos que Luis Bárcenas asegura que pagaba ni del pago con dinero negro de la reforma de la sede en la madrileña calle de Génova. Otro 27, el de este mes de enero, Alberto Núñez Feijóo imitará a su jefe de filas y comparecerá en la Cámara gallega para "informar sobre las medidas de impulso democrático", lo que desde la Xunta se presenta como un pleno monográfico sobre lucha contra la corrupción.

El PP afirma y niega que la Xunta está siendo investigada en la Operación Zeta

El PP afirma y niega que la Xunta está siendo investigada en la Operación Zeta

Como Rajoy, Feijóo lanza esta comparecencia desatendiendo las más de 40 que ya le han formulado los demás grupos del legislativo y que el Grupo Popular ha venido vetando sistemáticamente. PSdeG, AGE y BNG reclaman, por ejemplo, que el titular de la Xunta deje claro si existieron o no enlaces y favores entre miembros del PP y del Gobierno y los presuntos líderes de la trama Zeta, la supuesta red de falsos cursos de formación que, según la jueza, lideraba el empresario y militante popular Gerardo Crespo quien, dice la investigación, llegaba a las más altas instancias políticas gracias a un amigo del presidente, el empresario conocido como Pachi de Lucas.

En este contexto, se prevé que Feijóo concrete un poco más algunas propuestas ya lanzadas, tales como poner límites a la financiación de los partidos políticos -lo que depende, en última instancia, de la normativa estatal-, o, en palabras del líder de la derecha en Galicia, "blindar todos los controles que hoy pueden acreditar lagunas legales" en ámbitos como los contratos públicos. Estas intenciones se glosan desde el PP con un montón de alabanzas. "Ha acertado de lleno", dice el portavoz popular, Pedro Puy, quien carga contra la "incoherencia" de la oposición, "que nos critica tanto cuando el presidente pide comparecer como cuando no comparece", afirma, obviando que los demás grupos pedían una comparecencia distinta a la que se celebrará.

"Campaña mediática"

Lo que para los conservadores es paradigma de rendición de cuentas, para la oposición no es más que una tentativa de iniciar una "nueva campaña mediática", un acto "para la galería" en el que el Parlamento tendrá únicamente la consideración de escenario". El presidente, dice el secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, debería "liderar un acuerdo sobre lucha contra la corrupción" que abarque "a todos los partidos, no sólo al Partido Socialista", y hacerlo después "de un debate en el que los partidos puedan introducir propuestas". El líder socialista espera que Feijóo no busque simplemente una nueva foto ante los medios, ahora que "parece que ha abandonado la idea de reducir el Parlamento", y opte por "hacer las cosas bien", porque "lo que le puede pasar a la política es que, al mirar hacia atrás, no nos siga nadie".

En un sentido semejante, la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, no ve en Feijóo mucho más que una pose, una "puesta en escena para decir que hacemos algo", actitud "tan propia del señor Feijóo" que no servirá para atajar la corrupción toda vez que, vienen recordando desde Alternativa, todavía no están claros episodios como el de las fotos con el narcotraficante Marcial Dorado o la propia trama Zeta. De esas "peligrosas relaciones" pide también explicaciones el BNG, que a través de Francisco Jorquera reclama que el debate sobre las prácticas corruptas comience por esa rendición de cuentas por el lado presidencial.

No obstante, dice el parlamentario nacionalista, el PP se disponen a "utilizar el Parlamento de escenario y a los diputados y diputadas, de oyentes" en un pleno extraordinario del que "ni se ha permitido debatir su estructura" y "además, la mayoría del PP impide que los grupos presenten propuestas de resolución contra la corrupción". El Bloque, avanza, presentará igualmente una batería de propuestas de "regeneración democrática" mientras Feijóo, augura, "hará propaganda".

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2015 - 16:34 h

Descubre nuestras apps

stats