La portada de mañana
Acceder
Madrid, a la cabeza de contagios y a rebufo en las medidas frente a los rebrotes
Lo que sabemos y no sabemos que ocurrió antes de la explosión en Beirut
Opinión - Monarquía: España ante el espejo, por Jesús Cintora

La Xunta justifica el confinamiento de cinco días en Lugo: "Es un plazo razonable"

Tres patrullas de la Guardia Civil realizan esta madrugada controles en la Autovía A-8 que comunica con Asturias en Ribadeo (Lugo).

El confinamiento de los 70.000 habitantes de A Mariña durará cinco días. Un plazo que termina en la jornada de reflexión de las elecciones gallegas, que se celebran el próximo domingo 12, y que no coincide con el plazo de diez días de cuarentena para las personas diagnosticadas con la COVID-19 o en contacto con positivas. La Xunta de Galicia justifica en la orden que decreta el cierre de esta comarca, que abarca toda la costa de Lugo, la elección de cinco días de acuerdo con los principios de "precaución y de proporcionalidad" para las intervenciones sobre la que marcan la ley de Salud de Galicia y la ley orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública.

La suspensión de las elecciones vuelve a planear sobre Galicia tras el aislamiento de la comarca de A Mariña

La suspensión de las elecciones vuelve a planear sobre Galicia tras el aislamiento de la comarca de A Mariña

La de A Mariña es la segunda zona del Estado que cierra su perímetro y limita las entradas y salidas de la población. La Generalitat ordenó un día antes, el pasado sábado, el aislamiento de la comarca del Segrià. Los cálculos del Gobierno catalán sobre la duración del cierre de la zona es de, al menos, dos semanas. "Durante los próximos 10 o 15 días seguirán aumentando los casos", explicó la gerente del área sanitaria. En los últimos siete días, en esta comarca se han diagnosticado 351 casos entre los 210.000 habitantes del área, lo que indica una incidencia del 0,16%. En A Mariña, desde el inicio del brote el 23 de junio, se han localizado 128 positivos entre las cerca de 70.000 personas que viven en sus 14 ayuntamientos. Su incidencia, con 0,18%, es superior a la de la zona aislada de Cataluña, que permanerará cerrada, como mínimo diez días más que A Mariña.

El Conselleiro de Sanidade del Gobierno gallego, Jesús Vázquez Almuiña, explicó en la jornada de ayer que durante los próximos cinco días irán evaluando diariamente el brote, que está "controlado", para que las restricciones "se prolonguen el menor tiempo posible". En las últimas 24 horas, los casos aumentaron en 20. El gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas) defendió esta mañana en una entrevista en Radio Galega que cinco días es "un plazo razonable" para saber si en endurecimiento de las medidas de control "tiene eficacia". "En cinco días veremos si las personas que detectamos desarrollan sintomatología y se convierten en casos o se mantienen sin clínica y sin infección", explicó Antonio Fernández-Campa.

En cualquier caso, el Gobierno gallego ya ha asegurado en la orden de confinamiento el derecho al voto. El titular de Sanidade, que asumió la rueda de prensa para anunciar el confinamiento después de meses en los que las noticias relevantes sobre el coronavirus fueron comunicadas por Alberto Núñez Feijóo, avanzó en esa comparecencia que si el periodo de cierre de A Mariña se alarga, la norma que limita las entradas y salidas decaerá para las personas que tengan que desplazarse para votar. "Dada la proximidad de las elecciones autonómicas, resulta oportuno aclarar que las limitaciones a la movilidad previstas no pueden afectar a un derecho fundamental como es el de sufragio", se puede leer en el Diario Oficial de Galicia del pasado domingo.

La orde de la Xunta tampoco restringe el derecho a acudir a un colegio electoral de las personas que estén en cuarentena por haber tenido contacto con una persona contagiada si su prueba PCR es negativa, ya que el ejercicio de un derecho fundamental se considera "causa justificada para salir del domicilio". "Se va con mascarilla, se vota y se vuelve para casa", definió el conselleiro de Sanidade la salidad. No podrán ejercer este derecho, sin embargo, las personas que tengan coronavirus el próximo domingo o las que estén pendientes de los resultados de una prueba y tengan síntomas. Por el momento, no se ha establecido un mecanismo para que los más de dos centenares de personas que tienen coronavirus a día de hoy puedan votar el domingo.

El BNG ya ha pedido que se suspendan las elecciones en A Mariña, así como el alcalde socialista de Burela, donde la Xunta sitúa el inicio del brote. Galicia en Común y Marea Galeguista han solicitado a la Junta Electoral que tome decisiones sobre la situación para garantizar el derecho a voto en la comarca. Mientras el presidente de la Xunta, se reafirmó hoy en la fecha que ha escogido para las elecciones y aseguró que "cuando más se espere, más gente visite Galicia y más fronteras se sigan abiendo, más posibilidades hay de brote".

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2020 - 14:33 h

Descubre nuestras apps

stats