La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

Budapest, en la mira de los inversores: ¿destronará a Alemania como centro de la Europa emprendedora?

La perla del Danubio quiere convertirse en la ciudad emprendedora que destaque en Centro Europa

Budapest, la perla del Danubio, ya no quiere ser conocida únicamente por sus baños termales. La capital de Hungría está sentando las bases para disputar a Alemania la atención de inversores y 'startups', y convertirse así en el mayor 'hub' centroeuropeo.

Ya lo confirman los numerosos eventos, incubadoras, aceleradoras e inversores de capital riesgo que hay instalados en la ciudad, así como los múltiples espacios de 'coworking' donde jóvenes emprendedores luchan por desarrollar sus ideas. Unos proyectos que aspiran a ser el próximo Prezi, Ustream o LogMeIn, los éxitos que atrajeron las miradas de 'business angels' y empresarios extranjeros a la ciudad del Danubio.

Tal atracción no ha pasado desapercibida para el gobierno húngaro. El pasado mes de abril, el Ministerio de Economía, la Oficina de Innovación Nacional, el grupo de trabajo BudapestHUB y varias organizaciones profesionales pusieron en marcha Startup Spring, una serie de eventos para conectar a emprendedores e inversores. Además, el secretario de Estado Zoltán Cséfalvay ha prometido un paquete de medidas que pretenden suprimir trabas administrativas y fiscales.

Dos ejemplos que muestran las ansias por convertir la ciudad en el próximo núcleo de emprendimiento europeo. ¿Pero qué tiene Budapest, en comparación con otras capitales del Viejo Continente?

“Es una de las ciudades más inspiradoras de Europa, y además es un territorio virgen. Uno de mis clientes decía que no estaba saturado, que la competencia no es demasiado alta, hay oportunidades a las que puedes tener acceso con precios bastante bajos. Cosas que hacen que aún no sea un espacio descubierto”, señala Nora Vasony, cofundadora del espacio de 'coworking' i-Office.

"Budapest mola y es una de las ciudades más baratas de Europa”, afirma Peter Langmar, CEO de Brickflow, una aplicación para descubrir fotos y vídeos que publicar en Tumblr y, según los medios húngaros, una de las 'startups' más prometedoras de la ciudad. “Es como solía ser Berlín hace una década:'pobre, pero sexy'".

Una capital europea barata, inspiradora y con gran talento. Las matemáticas y la física suelen ser las asignaturas que mejor se enseñan en el país, lo que ha generado un despliegue de desarrolladores bastante buenos. “En Hungría hay muchos profesionales entregados y bien educados. El país, en sí, es un buen lugar para las empresas, tanto por su situación geográfica como por su mentalidad”, explica Balazs Varro, miembro del equipo de Ustream.tv

Dinero exterior, 'startup' nacional

No todo son facilidades. En su camino para convertirse en el próximo 'hub' europeo, Budapest - y Hungría, en general -, tendrá que superar unos cuantos obstáculos. Según Vasony, las pequeñas empresas húngaras se encuentran con dos problemas, uno relacionado con la imposibilidad de que una 'startup' pueda dar trabajo a más personas (por las cuotas de la seguridad social y los altos impuestos), y el segundo vinculado con la compleja burocracia.

Muchas veces, necesitas ir acompañado de un asesor para entender el papeleo, porque las reglas son bastante complicadas”. Una situación que contrasta con el 'hub' más importante de Europa: “He vivido en Reino Unido y es bastante fácil registrarse. Lo puedes hacer tú mismo por internet. En Hungría no lo es tanto”.

La financiación, la pesadilla tradicional de muchas 'startups', no supone, sin embargo, un reto tan fuerte para las pequeñas empresas de Budapest. De acuerdo con los datos de la Comisión Europea (CE) Hungría se halla en el primer puesto del ranking de países con mayor inversión de capital riesgo en relación a su PIB, por delante de Suecia, Irlanda y Estonia. Unas inversiones que se deben, en parte, al programa JEREMIE (Joint European Resoures for Micro o Medium Enterprises), una iniciativa de la CE que concede préstamos procedentes de capital público y privado.

Aunque este apoyo es fundamental, en Budapest hay otras formas de captar dinero. Con tan sólo dos años, Brickflow ha pasado por un 'crowdfunding' y una ronda de financiación de 240.000 euros, procedente de inversores húngaros, pero también alemanes, británicos y estonios. Una inversión extranjera que se encarga de levantar las ideas autóctonas, y según los emprendedores, es clave para que una idea triunfe.

"Honestamente, necesitas hacer una captación de fondos a nivel internacional para encontrar los mejores inversores para tu negocio”, señala el CEO de Brickflow. Y es algo que comparte Balazs Vedres, fundador de Gravitalent, una 'startup' que desarrolla juegos para los procesos de selección de trabajadores y que consiguió el año pasado capital de una aceleradora italiana.

“Hemos descubierto que el ecosistema de 'startups' está más financiado por el exterior que por el propio país. Las 'startups' empiezan muy rápido, gracias a la audiencia del mercado estadounidense, y las que triunfan se han establecido allí muy rápidamente”.

Budapest, ¿tech city?

Precisamente, Ustream fue uno de esos casos de éxito que consiguió dinero estadounidense. La plataforma de 'streaming' en directo inició su andadura en 2007, cuando dos de los fundadores descubrieron la necesidad de seguir eventos en tiempo real durante su estancia en West Point, la academia militar estadounidense.

Recibir el capital de fuera no hizo que abandonaran sus raíces. Como cuenta Balazs Varro, “la idea inicial fue asentar la compañía en San Francisco y Budapest”, lejos de establecerse únicamente en el país norteamericano. Porque establecer la sede de una 'startup' en la capital de Hungría es una opción perfectamente razonable. “Tenemos muy buenas empresas que están creciendo, y el ecosistema es el perfecto para crear más”.

De acuerdo con la lista de 'startups' que muestra la página Startbudapest, un gran porcentaje de las mismas corresponden a proyectos tecnológicos. También hay eventos del sector, como el International Geek-together o el New Tech Meetup; aceleradoras, como Colabs o iCatapult; y páginas, como Silicon Goulash, que ofrecen información sobre las 'startups' tecnológicas de Hungría. Un ambiente emprendedor al estilo de Silicon Valley y Tel Aviv.

¿Budapest podría convertirse en una 'tech city'?. “Tiene suficiente gente para serlo”, afirma Vedres. Por ahora, el objetivo de la ciudad es más sencillo: convertirse en la próxima tierra de las oportunidades del Viejo Continente y la reina de Centroeurop. No va por mal camino.

--------------------------------------------------------

Las imágenes de este reportaje son propiedad, por orden de aparición, de Gareth Williams, Ziggy Creative Colony, i-Office, Detroit Regional Chamber, y Christian Rondeau.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2014 - 10:06 h

Descubre nuestras apps

stats