Bruselas responde al desafío de Polonia: “Usaremos todos los poderes a nuestro alcance”

Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco, y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

46

Todos los poderes a su alcance. Es lo que usará la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para hacer cumplir las normas europeas en Polonia. Algo sobre lo que el Tribunal Constitucional polaco acaba de sentenciar en contra. “Nuestros Tratados son muy claros”, ha dicho Von der Leyen en un comunicado: “Todas las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE son vinculantes para las autoridades de todos los Estados miembros, incluidos los tribunales nacionales. La legislación de la UE tiene primacía sobre la legislación nacional, incluidas las disposiciones constitucionales. Esto es lo que todos los Estados miembros de la UE han firmado como miembros de la Unión Europea. Usaremos todos los poderes que tenemos en virtud de los Tratados para garantizar esto”.

El Tribunal Constitucional polaco saca al país del ordenamiento jurídico de la Unión Europea

El Tribunal Constitucional polaco saca al país del ordenamiento jurídico de la Unión Europea

El Tribunal Constitucional de Polonia ha dictaminado este jueves que hay artículos del Tratado de la UE que son inconstitucionales, que las leyes europeas no están por encima de las nacionales. La decisión del Constitucional considera que la Constitución tiene preeminencia sobre las leyes europeas, lo que supone la desvinculación judicial de este país de la legislación europea.

La cuestión tiene origen en una pregunta remitida por el primer ministro, Mateusz Morawiecki, en la que pedía que se aclarasen “dudas constitucionales de gran alcance y justificadas” acerca de posibles conflictos entre el Derecho nacional y el europeo. El Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS) está involucrado en una serie de disputas con la UE sobre temas que van desde los tribunales y la libertad de los medios de comunicación hasta los derechos LGTBIQ. El caso sobre el que ha fallado el tribunal se refiere a los cambios que el PiS realizó en el sistema judicial del país.

La Comisión Europea ha dejado en claro que los fondos de recuperación –24.000 millones de euros en subvenciones y 12.000 euros en préstamos–, están bloqueados.

“Estoy profundamente preocupada por la decisión de ayer del Tribunal Constitucional polaco”, ha dicho Von der Leyen: “He dado instrucciones a los servicios de la Comisión para que lo analicen a fondo y con rapidez. Sobre esta base, decidiremos los próximos pasos. La UE es una comunidad de valores y leyes. Esto es lo que une a nuestra Unión y la hace fuerte. Defenderemos los principios fundamentales del ordenamiento jurídico de nuestra Unión. Nuestros 450 millones de europeos confían en esto”.

La presidenta de la Comisión Europea, además, afirma: “Nuestra máxima prioridad es garantizar que los derechos de los ciudadanos polacos estén protegidos y que los ciudadanos polacos disfruten de los beneficios que les otorga la pertenencia a la Unión Europea, al igual que todos los ciudadanos de nuestra Unión. Además, los ciudadanos de la UE, así como las empresas que hacen negocios en Polonia, necesitan la seguridad jurídica de que las normas de la UE, incluidas las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, se aplican plenamente en Polonia”.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, fue el primero en reaccionar tras la sentencia: “El veredicto no puede quedar sin consecuencias. La primacía del Derecho de la UE debe ser indiscutible. Violarlo significa desafiar uno de los principios fundacionales de nuestra Unión. Emplazamos a la Comisión a tomar para tomar las medidas necesarias”.

El ministro francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, por su parte, ha considerado el fallo judicial un “ataque a la Unión Europea”, informa Politico. Beaune ha dicho en BFMTV que si “no hay un respeto básico por las reglas comunes de derechos y libertades de Europa”, no puede haber “apoyo” para Polonia. Al acusar a Polonia de incumplir su “acuerdo” con la UE, Beaune agregó: “Por lo tanto, es muy grave, es el riesgo de una salida de facto”.

Mateusz Morawiecki, el primer ministro polaco, sin embargo, quiso descartar la idea de un llamado Polexit de la UE y dijo en Facebook el jueves por la noche que “el lugar de Polonia está y estará en la familia europea de naciones”.

Pero defendió el veredicto de la Corte: “La sentencia del Tribunal Constitucional confirmó lo que es literal del contenido de la Constitución de Polonia. Esto es que el derecho constitucional tiene superioridad sobre otras fuentes del derecho”.

La víspera del fallo del Constitucional, Morawiecki, calificó de “intento de atacar la estabilidad del sistema legal” un fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que cuestiona el traslado forzoso de jueces en Polonia. Según dictaminó el miércoles el Tribunal de Luxemburgo, “transferir a un juez, sin su consentimiento, a otro tribunal o a otra sala de un mismo tribunal, puede violar los principios de inamovilidad e independencia de los jueces”.

La sentencia entra en conflicto con las funciones otorgadas a la Sala Disciplinaria que el Gobierno polaco creó en 2017, una de cuyas prerrogativas es precisamente trasladar, aún sin su consentimiento, a cualquier juez del país.

Morawiecki comentó la decisión del TJUE y advirtió que “habrá que ver a qué conduce” pues, según él, “puede llevar, potencialmente, a un profundo caos”, al poner en cuestión los nombramientos de jueces que en los últimos años ha llevado a cabo el Gobierno polaco.

En 2015, el partido gubernamental polaco (Ley y Justicia, PiS) emprendió una profunda y polémica reforma judicial que se materializó en destituciones de jueces, nombramientos de otros nuevos por parte del presidente y la creación de una Sala Disciplinaria con la facultad de, entre otras cosas, sancionar y trasladar a jueces.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats