Macri, el empresario presidente de un país en el que crece la pobreza

Macri se enfrenta al descontento popular por el aumento de tarifas de los servicios básicos.

El presidente argentino, Mauricio Macri, es uno de los 570 argentinos que operaron con Mossack Fonseca y que figuran en los Papeles de Panamá, en los que el Consorcio Internacional de Periodismo en Investigación (ICIJ) revela una enorme maraña de sociedades de personalidades mundiales en paraísos fiscales. 

Macri integró junto a su padre Franco y su hermano Mariano el directorio de la sociedad offshore Fleg Trading Ltd, registrada en las islas Bahamas entre 1998 y 2009. La firma era una derivación del holding que los Macri tenían en Argentina y en Brasil. Al ser elegido jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2007, Macri no incluyó en sus declaraciones juradas su conexión con la firma.

"Dicha sociedad, tenía como objeto participar en otras sociedades no financieras como inversora o holding en Brasil. Estuvo vinculada al grupo empresario familiar. De allí que el señor Mauricio Macri fuera designado ocasionalmente como director, sin participación accionaria", han explicado los portavoces del mandatario. "La actuación de Mauricio Macri fue circunstancial y solo cubrió formalmente el cargo en el directorio", han recalcado.

Lo cierto es que, independientemente de las explicaciones oficiales, la noticia no llega en un buen momento para el mandatario argentino, que lleva menos de cuatro meses en la Casa Rosada y ya ha comenzado a enfrentarse al descontento popular por polémicas decisiones de gobierno como el 'tarifazo', que ha multiplicado el precio de los servicios básicos –la electricidad y el gas han aumentado un 300%– y del transporte público, que ha duplicado su coste. 

Comentarios poco felices de ministros del Gobierno liberal, como el del titular de Transporte, Guillermo Dietrich, que aseguró que el aumento en las tarifas de transporte "no es para tanto", no ayudan a mejorar la imagen de un Gabinete –y un presidente– criticado por muchos por su estrecha relación con el mundo empresarial.  

Vacaciones de millonario

La polémica de los Papeles de Panamá se suma a la de las criticadas vacaciones que ha pasado Mauricio Macri en la propiedad del magnate inglés Joe Lewis, en la Patagonia argentina. El mandatario viajó con su esposa y su hija pequeña y llegó en el helicóptero del propio Lewis a la mansión del millonario, desde donde se trasladó al hotel Llao Llao de Bariloche para despedir al presidente de Estados Unidos, Barck Obama, de visita en el país.

La noticia no ha sentado muy bien en unos días en los que la pobreza vuelve a saltar a las portadas de los periódicos. El viernes pasado se hizo público un estudio de la Universidad Católica Argentina que revela que la pobreza afecta ya a un 34,5% de los poco más de 41 millones de ciudadanos del país. 1,4 millones de personas han cruzado el umbral que los convierte en pobres solo en los últimos tres meses, sobre todo a causa de la inflación y la devaluación puesta en marcha por el nuevo gobierno.

 

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2016 - 22:47 h

Descubre nuestras apps

stats