eldiario.es

9

MADRID

ENTREVISTA | Marta Higueras

"Hay indicios de delito en la venta de pisos sociales del Ayuntamiento de Madrid a fondos buitre"

La primera teniente de alcalde de Madrid asegura que podría revertirse la venta de los inmuebles de la EMVS decretando la nulidad del proceso iniciado por Ana Botella

Higueras es partidaria de que el PSOE entre en el Gobierno municipal, aunque advierte de que antes "tendrán que plantearnos cuáles son sus condiciones"

Sobre el futuro de Ahora Madrid: "No debemos constituir un partido al uso. Nos encontramos cómodos en la configuración actual"

23 Comentarios

Marta Higueras, vicealcaldesa de Madrid. / Marta Jara

Marta Higueras, concejal de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. Marta Jara / Madrid

Primera teniente de alcalde y concejala de Equidad, Derechos Sociales y Empleo y ahora también alcaldesa en funciones mientras Manuela Carmena está de vacaciones. Marta Higueras (Madrid, 1964) es una de las personas con más peso dentro del Gobierno municipal de Ahora Madrid. Tiene entre sus competencias una de las más importantes para el proyecto de Ahora Madrid, la vivienda.

La también presidenta de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS) es la encargada de enfrentarse a los fondos buitre a los que Ana Botella vendió pisos sociales. Acaba de anunciar que el Ayuntamiento se enfrentará a ellos por la vía penal, intentando reabrir la querella que presentaron los afectados.

Ya tiene en sus manos el informe jurídico sobre la venta de los pisos de la EMVS a fondos buitre. ¿Qué posibles acciones judiciales plantea el informe?

Abre varias posibilidades. La penal para nosotros está clara. Entendemos que es una actuación ilegal y lesiva para los intereses de la EMVS, y por tanto es lesivo para los intereses de todos los madrileños. Vamos a iniciar esa vía penal. Independientemente de esa actuación hay otra. La Cámara de Cuentas ha remitido el informe sobre la venta de los pisos a la Fiscalía del Tribunal de Cuentas, por tanto hay un posible juicio por responsabilidad contable. Si ese procedimiento se abre, nos vamos a personar ahí.

Luego hay otra actuación. Nuestro máximo interés es la reversión del proceso, conseguir su nulidad. Es una posibilidad que se apunta en el informe, pero la nulidad es muy complicada, tardaríamos muchos años en los tribunales. Tenemos que estudiar con los servicios jurídicos si vamos a instar esa opción.

Para intentar esa reversión, habría que denunciar por la vía civil.

Sí. Hay dos opciones, plantear la nulidad de todo lo actuado hasta el momento o la vía civil, que es muy complicada. Cualquier vía civil siempre tiene unas costas, que en este caso son muy elevadas por la cuantía de lo que se está dirimiendo. Hemos calculado que en caso de perder la vía civil costaría 30 millones de euros al Ayuntamiento. Es una actuación que nos tenemos que plantear muy seriamente, porque si hay otras formas de conseguir lo que queremos, pues igual se opta por otra forma menos onerosa para el Ayuntamiento.

¿Y cuál sería esa alternativa a la vía civil?

Decretar la nulidad del proceso. No quiero adelantar nada más concreto hasta que el servicio jurídico analice ese informe, nos aconseje y determine cuáles son las mejores vías para el Ayuntamiento. La penal es segura, adherirnos al procedimiento que va a intentar reabrir los afectados por la venta. Es una querella que se archivó provisionalmente. Hay muchas opciones procesales.

¿Una posibilidad, entonces, es que el Ayuntamiento decrete la nulidad del proceso de venta?

Tenemos que instar esa nulidad, que pasaría por el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid. En todas las acciones que se pueden hacer intervienen otras partes. El Ayuntamiento inicia los procedimientos y algunas veces resuelven los tribunales, pero en este caso pasaría por el Consejo Consultivo, y ahí se puede decretar lo que sea.

En cuanto a la denuncia penal, ¿el Ayuntamiento ve más posibilidades de ganar a través de esta vía?

Tenemos el informe de la Cámara de Cuentas, creemos que hay indicios suficientes para determinar que hubo un delito. El Ayuntamiento no lo tiene que decir, ni si alguien ha cometido ese delito, nosotros lo que hacemos es decir que, a la vista de ese informe, se ha actuado de manera ilegal. Ponemos este proceso en manos de los tribunales para que sean quienes determinen si hay un acto ilegal y actúen en consecuencia, y si hay un acto ilegal que determinen quién lo ha cometido.

¿El informe apunta qué responsabilidades penales concretas se podrían derivar de la venta?

No, porque eso siempre lo tienen que determinar los tribunales. Sí que habla de que se han incumplido las leyes y la normativa interna, eso sí que son indicios de que puede existir algún delito. Pero las consecuencias de eso siempre las tienen que determinar los tribunales.

¿El informe habla sobre las posibles responsabilidades de quienes autorizaron la venta?

No, nosotros actuaríamos contra los responsables de la venta si en ella ha habido algún delito. No somos nosotros quien debería determinarlo, eso en el transcurso del procedimiento penal son los juzgados y los tribunales quienes tiene que decirlo, primero si hay delito y luego quién es el responsable. En el Consejo de Administración de la EMVS se votó la venta, pero muchos consejeros votaron en contra. Tiene que ser el juzgado quien diga si hay responsabilidad. Iniciamos el procedimiento porque entendemos que hay indicios de que se ha producido un delito, pero el delito y quién lo ha cometido, no somos nosotros quienes lo decimos.

¿En la vía penal que han abierto los afectados, podría acabar con una compensación por la venta de esas viviendas?

Nosotros como Ayuntamiento no podemos establecer ningún tipo de compensación, en eso estamos atados. Nosotros acataremos lo que diga la sentencia. Un supuesto, si la sentencia indica en algún momento que la EMVS actuó de manera irregular y tiene que indemnizar a los afectados, nosotros acataremos esa sentencia sin dudarlo un segundo.

Cambiando de tema, el 31 de agosto se cierra la oficina antidesahucios, ¿Por qué se cierra? 

No cerramos la oficina, lo que vamos a hacer es ampliar las competencias. Antes se llamaba Oficina de Intermediación Hipotecaria, solo dábamos cobertura a los problemas de vivienda relacionados con la hipoteca, y ahora lo que vamos a hacer, además de seguir dando cobertura a la intermediación hipotecaria, es dar cobertura a otras situaciones. No es que la cerremos, ampliamos las competencias y le cambiamos el nombre.

¿Cómo valora este año de la oficina antidesahucios?

Hemos tenido un importante éxito en cuanto a la intermediación hipotecaria, que era para lo que se había constituido la oficina. Tenía como finalidad ayudar a las personas con dificultades para pagar la hipoteca como consecuencia de algo sobrevenido, por ejemplo que se hubiesen quedado sin trabajo o que con la crisis hayan visto disminuidos sus ingresos. El objetivo era buscar una solución mediando con la entidad financiera para que estas personas no tuviesen que abandonar su vivienda.

En muchos casos hemos conseguido que la gente no tenga que abandonar su vivienda, con acuerdos muy variopintos. Desde que les rebajaban las cuotas, que les hagan una quita o una espera de un año para pagar la deuda, etc. En otros casos no ha sido posible, fundamentalmente porque ha llegado tarde. Nosotros queríamos que esta oficina pudiera intermediar en cuanto las personas no tuviesen ya posibilidad de pagar, pero en muchos casos no ha sido así, nos han llegado casos que estaban ya judicializados, que había una deuda muy grande. Nos han llegado tarde, en algunos casos no hemos podido llegar a un acuerdo con la entidad financiera. Pero la valoración es muy buena por el porcentaje de acuerdos que hemos obtenido.

En los casos en los que el procedimiento judicial estaba ya avanzado, ¿la oficina les ofrecía algún tipo de solución?

El último recurso que teníamos en la mediación con los bancos es la dación en pago, pero sin perder la casa, que se quedasen en esa misma vivienda pero con un alquiler social. En otros casos no hemos conseguido esto, se ha producido el desalojo y entonces lo que hemos hecho es trabajar con los servicios sociales para que esas familias no se quedasen en la calle. El grado de vulnerabilidad de una familia que pierde su vivienda en muy alto, así que se ha trabajado para que entren en los programas de urgencia social.

Sí que nos hubiera gustado, en esos casos, tener más tiempo. Cuando tú sabes que hay un lanzamiento (desahucio) de un día para otro, buscar una solución es muy complicado. En la EMVS no tenemos las viviendas disponibles inmediatamente, hay que acondicionarlas, dar de alta los suministros, y en eso tardamos un mes. Nos hubiera gustado tener más tiempo para dar una mejor solución.

La gente tarda mucho en acudir a la oficina, y nos gustaría hacer un llamamiento. Como no cerramos la oficina, sino que ampliamos sus competencias, las personas que vean que no van a poder pagar que vengan, porque en ese momento la solución va a ser mejor que si dejan que se incremente la deuda de una forma terrible. Cuando vienen con la orden de desalojo es muy difícil encontrar una solución.

¿En qué se va a convertir ahora?¿Se va a ayudar también a las personas que tengan problemas con el impago del alquiler?

Sí, también se va a atender a personas que tienen problemas para pagar sus alquileres. Incluso se va a atender muchas otras cuestiones, a gente que viene a preguntar por otras cuestiones de vivienda. Queremos tener una oficina que dé respuesta a todas las cuestiones sobre vivienda, no solo centrado en mediación hipotecaria.

¿La oficina ayudará también a los jóvenes que busquen su primera vivienda?

Nosotros tenemos también la EMVS, que tiene programas para jóvenes y para mayores. Eso es competencia de la EMVS, esta oficina lo que hace si hay uno de estos casos es que les da información y se les deriva a la EMVS.

La Plataforma Antidesahucios (PAH) ha sido muy crítica con la oficina antidesahucios. ¿Se ha contado con ellos para reorganizar este organismo?

Creo que es importante la labor que realizan las plataformas antidesahucios, hay que agradecer que este problema lo hayan puesto encima de la mesa. No ahora, hace muchos años. Les agradezco su labor, aunque sean críticos con la oficina antidesahucios, porque yo creo que ellos lo que siempre quieren es más, que no se produzcan desahucios. Nosotros también queremos que no se produzcan, pero desde la perspectiva institucional la lucha contra los desahucios no puede ser la misma que desde una plataforma.

Pero, más allá de la crítica, me parece fenomenal que nos ayuden a mejorar. Yo me reúno con ellos con asiduidad, vamos a ver si se constituye una mesa permanente de trabajo. Y sobre todo, estamos elaborando un nuevo reglamento de la EMVS, que de verdad va a ser la política de vivienda del Ayuntamiento, en el que por supuesto las plataformas están colaborando.

Una de las críticas de las PAH es que algunos servicios de esa oficina estaban subcontratados. ¿Se va a contar ahora exclusivamente con trabajadores del Ayuntamiento?

Tuvimos esa contratación, tuvimos una licitación pública. Se presentaron cuatro ofertas y la que mejor vino fue la de Signum, que es una asociación notarial, y se contrató con ellos. En la nueva oficina, aunque vamos a seguir teniendo ese servicio, lo vamos a desarrollar todo con funcionarios, no va a haber contratación externa.

La alcaldesa dijo que Madrid tiene una escasez de pisos sociales, y que hay que aumentar ese parque público de inmuebles. ¿Cuántos se quieren adquirir?

Una de las primeras actuaciones que denunciamos fue la venta de los pisos de la EMVS, no tanto porque los hubiesen comprado fondos buitre, sino porque descapitaliza la EMVS. Son pisos sociales que dejas de tenerlos.

Las necesidades de vivienda social en Madrid son muy importantes. Ahora tenemos 9.000 solicitudes para pisos de emergencia, y la EMVS puede poner para estas solicitudes como muchísimo 1.000. Entonces, tenemos una escasez importantísima. Ahora estamos preparando unos pliegos para la compra de viviendas. Con este primer pliego salen entre 100 y 150 pisos que vamos a intentar comprar. Aparte de esos, vamos a construir alrededor de 2.400 pisos, porque no nos da tiempo a construir más. Y vamos a comprar mientras el mercado nos permita seguir comprando.

El Ayuntamiento también prepara un plan de cesión de inmuebles privados a cambio de una renta inferior a la del mercado. ¿En qué consiste esta iniciativa?

En este programa, la alcaldesa tiene mucha confianza en la solidaridad de los madrileños. Se trata de un programa en el que las personas que tienen una segunda vivienda se la cedan al Ayuntamiento a un precio de inferior del que esa vivienda tendría en el mercado, porque nosotros garantizamos que las personas que van a ocupar esas viviendas van a ser siempre personas vulnerables y necesitadas. A cambio de eso lo que vamos a hacer es devolver la vivienda en perfectas condiciones.

Es un programa solidario. Cuando empezamos a pensar que podrían venir refugiados, hicimos un llamamiento y muchas personas ofrecieron viviendas, que están sin ocupar porque los refugiados no han venido. Así que tenemos ahí esas viviendas que nos han ofrecido y vamos a poner en marcha un sistema parecido.

El nuevo reglamento de la EMVS lleva pendiente desde abril por las discrepancias con Ganemos. ¿Se han resuelto ya esas diferencias?

Ese reglamento lo vamos a llevar al Pleno de septiembre. Es una modificación puntual del reglamento del PP que nos va a ayudar a solucionar algunas situaciones absurdas. Con el reglamento antiguo, yo no puedo adjudicar viviendas a personas necesitadas. El reglamento me impone que si no tienen una determinada renta, no entran en el sorteo. Tienes que tener recursos para pedir una vivienda social, cosa que es absolutamente ridícula. Con este punto, pasa que adjudico las viviendas y las personas que tienen recursos y que han obtenido una vivienda en un barrio que no les gusta, pues renuncian. Más del 50% de la última adjudicación han renunciado.

No puedo adjudicar viviendas a personas que lo necesitan, y se las estoy adjudicando a gente que renuncia. Entonces, la modificación puntual intenta solucionar eso. Tenemos una discrepancia en el tema de la ocupación, que no oculto, es pública. Dentro de nuestro equipo de gobierno tenemos muchas sensibilidades y en este tema concreto hemos tenido que poner muchas cosas en común hasta llegar a un acuerdo.

¿Y cómo queda entonces el punto concreto sobre la ocupación?

Se queda en que no vamos a penalizar la ocupación anterior. Lo que decía que las personas que habían ocupado un inmueble en los 10 años anteriores no podían optar a un piso de la EMVS lo hemos quitado. Tenemos un punto que dejamos que dice que las personas que estén ocupando una vivienda de la EMVS no pueden inscribirse como demandantes de vivienda, salvo que estén en una situación de absoluta necesidad.

Sobre otra de sus competencias, la igualdad, ¿está ya preparado para su puesta en marcha el Observatorio de Igualdad entre Mujeres y Hombres?

Es uno más de los observatorios que hay de igualdad, pero queremos darle un matiz distinto, de innovación. Hay muchos observatorios, en los que se suelen observar los datos, pero los datos son los mismos para todo el mundo. Nosotros no queremos observar los datos y decir que siguen igual que siempre, porque es así, el número de mujeres muertas por violencia de género no varía, es un dato prácticamente fijo. Lo que queremos saber es por qué una mujer con una orden de alejamiento en el bolsillo aparece muerta, queremos ir un poco más allá.

Durante este año se han tomado varias medidas sobre igualdad. ¿Cuáles deben ser los siguientes pasos del Ayuntamiento?

En el campo de la igualdad quedan muchísimas cosas por hacer, sobre todo conseguir la igualdad real. En el Ayuntamiento, estos van a ser los primeros presupuestos con perspectiva de género. No es lo mismo hacer una política con perspectiva de género que no hacerla, no da igual. Tenemos clarísimo que la política que favorece la igualdad es importante y hay que desarrollarla con los programas presupuestarios. Siempre hay que estar mirando, por ejemplo, que las empresas que contratan respeten la ley, o que en los consejos de administración de las empresas se respete la paridad. Fomentar la igualdad es algo prioritario.

Otra de las cosas que me interesan muchísimo es la violencia de género. Sólo se puede evitar si hay una igualdad real. Mientras que se siga teniendo esa sensación de que las mujeres son inferiores, o son propiedad de alguien, mientras los niños y las niñas no se sienten en un plano de igualdad, es muy complicado solucionarlo. Siempre hay que actuar cuando se produce el delito, pero las mujeres son víctimas antes de que las maten, eso hay que solucionarlo antes. El Ayuntamiento entra en la materia preventiva, donde nosotros podemos incidir. Y luego, en todo lo que podamos colaborar cuando se haya producido el delito, atendiendo a las víctimas, ahí también estamos.

Sobre la situación general del Ayuntamiento, lleva meses hablándose de la posible entrada del PSOE en el Gobierno municipal. ¿Hay conversaciones con los socialistas?

Yo creo que el PSOE tendrá que decidir si quiere o no entrar en el Gobierno, tendrán que plantearnos cuáles son sus condiciones, si es que tienen condiciones, que no lo tengo claro. Desde luego, es evidente que estamos gobernando porque ellos han hecho una apuesta por este equipo de gobierno. Eso no quiere decir que nos dan carta blanca, porque el PSOE está en el pleno vigilante de todo lo que se hace.

Sobre si van a entrar, no tengo constancia de si es que sí o es que no. Yo creo que ellos están entre la perspectiva general que tiene este país, y en que tienen que tener el congreso de Madrid. De momento tienen que resolver su perspectiva interna y luego ver qué hacen.

¿Personalmente, sería partidaria de que el PSOE entrase en el Gobierno municipal?

Personalmente, no me molestaría nada.

Uno de los debates que surgirá en los próximos meses es el futuro de Ahora Madrid, si debe mantenerse con su configuración actual o debe desarrollarse como partido. ¿Hacia dónde cree que debe dirigirse Ahora Madrid?

Uno de los valores más importantes que tiene Ahora Madrid es que no es un partido al uso, creo que eso es un valor, que tengamos opiniones diversas, que no tengamos un pensamiento único. Cuando hay cuatro cabezas pensando sobre algo, el resultado es mucho mejor que cuando solo hay una cabeza. El valor nuestro es el debate interno, la crítica constructiva. Mi opinión personal es que no debemos constituir un partido al uso. Nos encontramos cómodos en la configuración actual, aunque a veces nos lleve a ese debate que es siempre enriquecedor. Yo, y creo que todos mis compañeros, estamos cómodos en esta dinámica. A veces tenemos diferencias de calado, pero no es una ruptura, aunque a veces el PP quiere mostrar que tenemos un conflicto interno. No es cierto.

Algunos concejales del Ayuntamiento han impulsado Madrid 129, una iniciativa que pide que Ahora Madrid se desarrolle como un partido movimiento.¿Prefiere que Ahora Madrid se mantenga en su configuración actual?

Lo importante es que esto no es un proyecto de cuatro años, no es una anécdota dentro de la política del Ayuntamiento, es un programa con continuidad. En cuatro años no podemos hacer todo lo que queremos hacer. Es un proyecto que tiene previsión de continuar. ¿Cómo vamos a hacerlo? Pues tenemos ese debate interno. Pero lo más importante es que no sea una anécdota, tenemos que ver cómo nos proyectamos para el futuro, es un debate que tenemos pendiente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha