Ayuso es abucheada al visitar por sorpresa y con más de un año de retraso a las víctimas de la línea 7b de metro

Isabel Díaz Ayuso a su llegada a San Fernando de Henares para visitar a los afectados por la línea 7b de metro

David Noriega


35

Es la primera vez que Ayuso acude a reunirse con los afectados por las obras de la línea 7b de Metro en San Fernando de Henares. La Comunidad de Madrid es la responsable reconocida de los daños y decenas de vecinos llevan más de un año fuera de sus viviendas. No podrán volver, porque han sido demolidas. Tampoco han recibido aún la indemnización correspondiente. La presidenta ha tardado un año en aparecer por la zona, pese a las peticiones de los afectados, y lo ha hecho por sorpresa.

Un año en un apartahotel y sin casa a la vista por las grietas de la línea 7b del metro de Madrid

Un año en un apartahotel y sin casa a la vista por las grietas de la línea 7b del metro de Madrid

La visita no estaba en su agenda y desde su gabinete se notificó a los medios de comunicación apenas media hora antes, el tiempo que se tarda en llegar desde la Asamblea, donde se encontraba, hasta el municipio. Sin embargo, esto no ha evitado que decenas de afectados la hayan recibido con abucheos y gritos de “Ayuso responsable, metro culpable”.

La presidenta ha llegado esta mañana a San Fernando flanqueada por su vicepresidente, Enrique Ossorio, cuya visita sí estaba prevista, y sus consejeros de Transportes, David Pérez, y de Vivienda, Paloma Martín, y se ha topado de frente con carteles en los que se leía “casas derribadas, vidas arruinadas” y se exigían las indemnizaciones por la demolición de las viviendas. Unas indemnizaciones que se han ido atrasando y que desde la consejería de Pérez atribuían al papeleo que las víctimas deben realizar.

Ayuso ha anunciado este jueves la creación de una Oficina de Atención personalizada que reclamaban los vecinos, pero que hasta ahora la Comunidad había rechazado.

Además, Ayuso ha anunciado la construcción de una gran zona verde con equipamientos deportivos e infantiles en la zona afectada por la línea 7b de Metro que construyó Esperanza Aguirre, obviando los informes técnicos que lo desaconsejaban para inaugurar la obra a las puertas de unas elecciones. “No existe ni una sola medida que se pueda adoptar y que no estemos adoptando”, ha asegurado ahora la presidenta, a siete meses de volver a las urnas y sobre un asunto que preocupa especialmente en el Ejecutivo.

“Lamento lo sucedido y lo que están viviendo. No me quiero ni imaginar lo que estáis viviendo después de tantos años”, ha dicho Ayuso. “No vale decir que nosotros no lo hemos provocado, porque he de asumir la responsabilidad como administración de esto”, ha asegurado la presidenta, que si ha reivindicado a Aguirre en múltiples ocasiones, en este asunto se afana en marcar diferencias.

Los desalojos en San Fernando han ido produciéndose en los últimos meses de forma escalonada. En septiembre de , 24 familias tuvieron que abandonar sus viviendas con lo puesto. Pérez dijo que cuando volvieran a sus casas lo harían “con la absoluta tranquilidad de que es el edificio más sólido de España”, pero dos meses después se echaron abajo. Durante un año, la Comunidad las realojó en unos apartahoteles, pero el pasado 21 de septiembre la administración no renovó la orden de emergencia y estos afectados se quedaron en la calle. A cambio, la consejería les ofreció 798 euros al mes durante seis meses para hacer frente a los alquileres y se comprometió a sumar la diferencia del coste de los alquileres a la indemnización.

Estas son las familias que están en una situación más críticas, sobre todo por el tiempo de espera, pero no las únicas. En total, 72 hogares han sido realojados. Las plataformas de afectados llevan meses reclamando la visita de la presidenta madrileña. Cuando esta mañana ha entrado en la nueva oficina, una de estas organizaciones vecinales se preguntaba si “tiene miedo de escuchar a sus ciudadanos”. “Ayuso desembarca a escondidas para inaugurar una oficina de propaganda completamente escoltada”, acusaban en su cuenta de Twitter.

Ayuso ha anunciado también que el Gobierno regional destinará 10 millones de euros en los trabajos de consolidación de tierra, que han comenzado esta semana en una superficie de 10.000 metros cuadrados, y que se suman a los 30 ya invertidos rehabilitación de viviendas y estabilización del terreno, y que la Comunidad construirá un nuevo tanque de almacenamiento de aguas residuales en el municipio, con una inversión de cinco millones.

Estos abucheos se producen un día después de los recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el desfile militar del 12 de octubre. Precisamente, la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, le recomendaba al jefe del ejecutivo que “salga a la calle, no se convierta en negacionista. Le tiene que resultar incómodo tanto abucheo. No está organizado, es la sociedad española, que se está hartando”. La que ha salido este jueves a la calle, con media hora de preaviso, ha sido Ayuso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats