El prior del Valle de los Caídos encabeza una procesión de monjes a las urnas entre felicitaciones de Vox

El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, votando en San Lorenzo de El Escorial. / SP

Purita, apoderada de Vox, se ha recorrido en un santiamén un largo pasillo para ver al prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera. "Es el del Valle, es el del Valle, que le toca votar aquí". Uno de los principales opositores a la exhumación de Francisco Franco ha llegado al colegio Antoniorrobles, de San Lorenzo de El Escorial, pasadas las nueve y media de la mañana junto a una decena de monjes benedictinos, con el hábito puesto.

El prior del Valle de los Caídos desacata la sentencia del Supremo y no autoriza la exhumación de Franco

El prior del Valle de los Caídos desacata la sentencia del Supremo y no autoriza la exhumación de Franco

Tal estampa no ha pasado desapercibida a los electores, que desde la distancia escudriñaban esta particular procesión a las urnas. Excepto los apoderados de Vox. "¿Necesita algo? ¿Todo bien?", le han preguntado dos militantes del partido de extrema derecha al primer monje que ha pisado el colegio. Han ido llegando uno de detrás de otro, todos a la misma mesa: jóvenes, hombres de mediana edad,ancianos... Uno de ellos ha requerido una silla de ruedas para poder llegar a la urna, empujada por el propio Cantera. La papeleta preparada de casa.

"Hemos venido, como siempre", es todo lo que ha dicho el prior. "No voy a hacer declaraciones". Purita ha tardado unos segundos en quebrar la discreción que pretendía.

-"¡Se ha hecho usted famoso. Ha sido muy valiente!"

-"Sin quererlo", ha contestado el benedictino.

La apoderada de Vox se ha deshecho en felicitaciones. "Es que la Iglesia le ha dejado solo. Le ha dejado solo", aseguraba después en conversación con eldiario.es. Otro monje, de avanzada edad, ha proferido un latinajo al advertir la presencia de la prensa. "La situación política ha cambiado, nosotros no", ha dicho finalmente.

Han pasado 15 días desde la exhumación y en este colegio electoral, el más cercano al Valle de los Caídos, aquella decisión política escuece a algunos mientras otros se felicitan por ella. El voto estuvo muy dividido el 28A en estas mesas, que comprenden tres secciones censales: en una ganó Vox, en otra PSOE y en la tercera, Ciudadanos. Por las escalinatas del colegio sube un reguero de gente muy variada: personas con apariencia de montañeros, señoras con perlas y abrigos de piel, gente joven vestida de deporte...

"Era el vecino que menos molestaba. A mí me ha influido. Ya tenía pensado cambiar mi voto, pero desde entonces, más", dice Loreto, que prefiere no contar a por qué partido ha optado y asegura que está encantada de compartir colegio electoral con los monjes benedictinos. El prior Cantera intentó evitar hasta el último momento la exhumación. El responsable de la abadía se negó a acatar la sentencia del Tribunal Supremo, amenazó con "tensar la cuerda hasta el final" y terminó protagonizando, junto al hijo del golpista Rafael Tejero, la misa para reinhumar al dictador en el cementerio de Mingorrubio (Madrid).

Entre las electoras hay una extrabajadora del Valle de los Caídos. "No entendemos que esto fuera una urgencia. No lo era", dice Marga, que ya votó a Vox en las pasadas elecciones y ha vuelto a hacerlo. Su marido, a su lado, también ha optado por la extrema derecha. "Ahora nadie va al Valle, ¿qué han conseguido con esto?", se pregunta.

"Exhumar a Franco era lo que había que haber hecho hace mucho tiempo", contrapone Susana, que ha venido con toda su familia, y ha optado por la izquierda. Chema, vecino de San Lorenzo de El Escorial de toda la vida, ha votado al PSOE. También lo hizo antes de la exhumación, dice. El sentir mayoritario es que esta decisión no ha influido en su voto este domingo. PP, Ciudadanos y Unidas Podemos criticaron el "electoralismo" del Gobierno de Pedro Sánchez por fechar la exhumación dos semanas antes de las elecciones.

Unos 15 minutos después de llegar, la corte benedictina encabezada por Santiago Cantera se ha marchado del colegio por la larga escalinata que precede la entrada. Aún faltaba una hora para la misa de las 11.00.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2019 - 11:47 h

Descubre nuestras apps

stats