eldiario.es

9
Menú

El negocio de los aparcamientos públicos de Madrid: las empresas concesionarias pagan 160 euros al año por cada plaza

Las empresas que explotan los aparcamientos públicos del Ayuntamiento de Madrid pagan muy poco o nada gracias a contratos de concesión de hasta 75 años que se remontan en algunos casos a tiempos del franquismo

Estas cantidades contrastan con los precios que asumen los conductores por utilizarlos: una media de 2,16 euros/hora que genera una altísima rentabilidad

El consistorio madrileño aprovecha el final de algunas concesiones para remunicipalizar aparcamientos y multiplicar los ingresos

- PUBLICIDAD -
Interior del aparcamiento de República Dominicana

Interior del aparcamiento de República Dominicana Yuly Jara

Algunas empresas pagan muy poco o nada al Ayuntamiento de Madrid por explotar aparcamientos públicos en la ciudad. Mientras que Mercedes Hernández ha gastado cuatro euros por aparcar dos horas en el de República Dominicana (en el distrito de Chamartín al norte de la ciudad), la empresa que lo gestiona ha abonado 8 euros al consistorio por la plaza. En todo un año. Ese canon es lo que abona la empresa concesionaria por explotar 365 días esa misma plaza. En total, la compañía pagó 7.629 euros en concepto de canon en 2017 por gestionar las 892 plazas con las que cuenta el establecimiento.

Un análisis sobre la cuantía que abonan las empresas por explotar los parkings públicos madrileños desvela que éstas pagaron unos 160 euros de media por cada plaza de rotación (abierta al público) al Ayuntamiento de Madrid el año pasado. Este cálculo incluye las plazas de los aparcamientos solo de rotación y la parte rotatoria de los mixtos (con zona abierta y zona para residentes).

Los precios van de los 8 euros por plaza al año hasta los 620. El aparcamiento público de República Dominicana es el más rentable para la gestión privada y el de Colón, en el céntrico barrio de Salamanca, el más costoso para la concesionaria . En total, hay 44 aparcamientos de esta categoría repartidos por toda la ciudad donde la mayoría (32) paga menos de 150€ al año por plaza, según datos obtenidos a través una solicitud de información a través del Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid.  Ver metodología.

¿Cuánto pagan los aparcamientos municipales por cada plaza?

Importe del canon anual en 2017 de los aparcamientos públicos municipales de Madrid por plaza

Menos canon
|
Más canon
|

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Estos precios tan bajos se remontan a unos contratos de concesión firmados desde hace "décadas", según declaran fuentes del Área de Medio Ambiente de Madrid consultadas por eldiario.es.

La inmensa mayoría de los aparcamientos municipales fueron construidos mediante contratos de concesión de obra y servicio o de obra pública, y, por ello, la gestión es asumida por la empresa concesionaria durante un plazo que se puede alargar hasta los 75 años. Desde el ayuntamiento reconocen que muchas de esas obras se hicieron hace treinta años y ya están amortizadas.

En el caso del aparcamiento de República Dominicana, el contrato para la construcción y concesión del estacionamiento se firmó en 1993, hace más de 20 años. Un contrato que se extenderá durante medio siglo más, hasta 2070, según las condiciones en las que se adjudicó la concesión. Durante ese periodo seguirán pagando poco más de 8 euros por plaza. Un precio que solo se actualizará con el IPC.

Parkings construidos durante el franquismo

Los aparcamientos céntricos como el de Santa Ana o Luna - Tudescos datan de la época del franquismo. Fueron construidos en los años 66 y 68, según consta en el informe de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid del año 2017. Hoy en día las empresas que los gestionan pagan al consistorio entre 165 y 200 euros por cada una de las plaza rotatorias al año. "[Las empresas] tuvieron que invertir mucho, sobre todo al inicio de las obras, pero ya están amortizadas y al final les quedará [de canon] una cosa bastante ridícula", reconocen desde el Ayuntamiento.

En la actualidad, los aparcamientos públicos de gestión privada se han convertido en fuentes de ingresos rentables para las empresas que los explotan. A este bajo coste le siguen aparcamientos como el de Presidente Carmona, donde la plaza rotatoria le cuesta a la empresa 13 euros; Felipe II, 22 euros; Sevilla, 26 euros; Brasil, 28 euros y José Castán Tobeñas, 32 euros. Todos ellos situados tanto en el centro como en el norte de la ciudad.



En el centro de la ciudad se ubican los aparcamientos municipales de gestión privada que más pagan. Plaza de Colón, Plaza Mayor o Plaza del Rey lideran este ranking de estacionamientos que más dinero abonan al Ayuntamiento por gestionar su funcionamiento, con más de 400 euros por cada plaza.

Aunque los más caros están por la zona centro, la regla geográfica no siempre se cumple. Por ejemplo, se dan casos de aparcamientos separados por pocos metros de distancia que llegan a pagar 2, 3 y hasta 4 veces más por cada plaza. El parking de Plaza de Colón paga 620 euros al año por cada sitio de estacionamiento. Tres calles más allá, en Velázquez, dos aparcamientos solo pagan 144 euros de canon.

Rentabilizar el aparcamiento en pocos días

Teniendo en cuenta el precio fijado por decreto del año pasado, los clientes pagaban por dejar su coche durante una hora 2,16 euros. Con estas cifras, el aparcamiento de República Dominicana, el más barato, habría ingresado 1.900 euros si todas las plazas estuvieran ocupadas (892) en ese tiempo. Con el dinero obtenido de esos sesenta minutos ya habría pagado un 25% del canon que tiene que pagar al Ayuntamiento (7.629 euros).


Los aparcamientos que más pagan están en el centro

Importe del canon anual por plaza de los aparcamientos públicos municipales en 2017

Menos canon
|
Más canon
|

Desde la empresa concesionaria Indigo SA, que pertenece a una de las mayores constructoras de Europa ( Vinci), indican a eldiario.es que no están autorizados a "hablar de cifras" aunque reconocen que este tipo de negocios salen rentables. "Si no fuera rentable no podríamos pagar a los empleados", declaran.

Eso sí, reseñan que dentro del cálculo realizado de canon por plaza deberían de incluirse más variables. "Hay que pagar al personal, hacer el mantenimiento de las máquinas, cambiar las máquinas y repintar", enumeran. 

Otro parking con una alta rentabilidad se encuentra en el distrito de Tetúan, al norte de la capital. Se le conoce como Presidente Carmona y si las 379 plazas con las que cuenta estuvieran ocupadas durante una hora, la empresa ya tendría para pagar el 16% de lo que debe al Ayuntamiento (4.998 euros de canon). Construcciones Valdemarín Coval es la encargada de su gestión y paga al año 13 euros por plaza.

En 2017, uno de los parking que permaneció casi todo el año al completo fue el aparcamiento de Olavide, en el céntrico barrio de Chamberí. La ocupación desde abril hasta finales de año fue todos los días superior al 94%, según consta en una petición de información pública.



Haciendo cálculos, con ese nivel de ocupación y lo que se habría recaudado en cuatro días, 63.000 euros, el grupo Landon pagaría holgadamente los 59.534 euros de canon anuales que debe al Ayuntamiento. La plaza le cuesta al grupo empresarial 149 euros. Pertenece a los hermanos Gallardo Ballart, de los más ricos de España gracias a sus acciones de la farmacéutica Almirall, que legalizaron más de 100 millones de euros en la amnistía fiscal, según reveló la investigación Los Papeles de La Castellana.

Hasta el momento no se ha obtenido respuesta del grupo empresarial pese a ser contactados.

Las Descalzas, gratuito para la empresa

Entre todos estos aparcamientos hay uno de ellos que difiere del resto: el de la Plaza de Las Descalzas, a pocos minutos de la Puerta del Sol y paralelo a la calle Preciados. No es precisamente por no conseguir sacarle partido al negocio; al contrario. Desde la firma del contrato en 1962 y su construcción cuatro años después, la empresa no habría pagado nada al Ayuntamiento por él y todos los ingresos habrían ido directamente a manos privadas.

Esta gratuidad se debe a que el consistorio y la empresa acordaron la construcción y la explotación del lugar durante 50 años sin "fijación de canon alguno a favor del Ayuntamiento". Así consta en la respuesta obtenida por transparencia y en el informe de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid. Por ahora, el Ayuntamiento no ha dado respuesta a si estaba al corriente o no de esta situación y se han remitido a la información previamente mencionada.

El año de la firma ocupaba el cargo de alcalde el franquista José Finat y la empresa "Construcciones Colomina G. Serrano S.A", una de las grandes constructoras de aquella época, liderada por Emilio Colomina de la Torre.

Estas condiciones favorables se transfirieron en 1974 a Aparca S.A., una compañía vinculada a la familia González Serrano. Hasta ahora todos los ingresos habrían acabado en las cuentas de la empresa y no en las arcas públicas. Desde Aparca S.A. han indicado que "no están autorizados a dar esta información" y se han remitido a la información obtenida por petición de información pública.   

Hoy en día, con las 400 plazas de rotación completas ingresaría 864 euros en tan solo una hora. Siempre y cuando se tome como referencia la tarifa fijada por decreto en 2017: 2,16 euros. Y así será hasta 2026, año en el que finaliza el contrato, según el informe de la Cámara de Cuentas madrileño.

Más ingresos con la remunicipalización

Para poner fin a esta situación, fuentes del Ayuntamiento de Madrid señalan que "la política municipal es que todo pase a gestión directa” y así "adaptarla a las necesidades de la ciudad como sacar más plazas para los residentes". Como resultado de la gestión de lo público, en 2017 el Ayuntamiento ingresó cinco veces más (11 millones de euros) por los trece aparcamientos gestionados de forma directa que de los 44  públicos gestionados de manera privada. Las empresas que los explotaron solo aportaron al consistorio dos millones de euros en canon.



Durante la legislatura de Manuela Carmena, iniciada en 2015, a esta medida de remunicipalización se han unido tres parking del centro, según el Ayuntamiento de Madrid: Montalbán, Plaza Mayor y Plaza de España, gestionados por las empresas Movilidad y Aparcamientos y Empark.

"Se suelen hacer inversiones grandes, antiguamente eran concesiones a 50 o 60 años", indican fuentes de Empark, una de las más grandes en España. "El de Plaza Mayor (por el que pagaban 18.259 de canon) era de 60 años y ahora la tendencia es dar concesiones a menos años; luego depende del Ayuntamiento si quieren asumir ellos la gestión o sacarlos a concurso". Aún así recalcan que "cambiar el canon que se paga es responsabilidad del Ayuntamiento también".



La remunicipalización se prevé hacer con los aparcamientos de Olavide y Fuencarral en 2019. Sin embargo, hay contratos que no finalizan hasta dentro de una o dos décadas, como el de Mostenses –de la empresa Saba–, previsto para 2028 o el de Felipe II en 2039, cuya gestión le corresponde a El Corte Inglés.

En estos casos habrá que esperar porque terminar los contratos antes de tiempo es una opción no contemplada por el Ayuntamiento: "rescindir contratos es un proceso muy complicado que no sale gratis, y que suele acabar en los juzgados con la empresa pidiendo una indemnización".

Cómo se hizo

El análisis se basa en el estudio del listado de aparcamientos rotatorios de gestión privada de Madrid enviados por el consistorio tras una solicitud de información a través del Portal de Transparencia. Este medio pidió el importe del canon, la empresa concesionaria y el nombre de los estacionamientos abiertos al público municipales. En la investigación se ha analizado el importe pagado en 2017 y el número de plazas rotatorias (abiertas al público) de cada aparcamiento, obtenidas del Portal de Datos Abiertos del Ayuntamiento. No se contabilizan las plazas para residentes ya que solo se han analizado los canon pagados por las plazas rotatorias.

En el cómputo total de aparcamientos (44) no se incluye el aparcamiento de las Descalzas por no pagar canon alguno al Ayuntamiento, según consta en la información de petición publica. Para los establecimientos que han tenido una posterior ampliación se les considera como un aparcamiento más por pagar un canon distinto. Por ejemplo: Sevilla y Sevilla Ampliación. Los distintos estacionamientos que pagan un canon conjunto -Serrano, por ejemplo- se han contabilizado como un único aparcamiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha