Los hosteleros proponen que los locales sin terraza puedan instalarlas en la calzada o estrechando aceras

Marca de pintura en una de las terrazas de Chamberí | AYUNTAMIENTO DE MADRID

La asociación de Hostelería de Madrid (antigua La Viña) ha dejado sobre la mesa su propuesta al Ayuntamiento para intentar relanzar el sector cuando finalice el estado de alarma y comience su actividad. Se trata de una carta que contiene seis medidas para intentar amortiguar el 43% de facturación que calculan descenderá el negocio en 2020 a causa de la pandemia del coronavirus.

La medida más llamativa es la de la autorización excepcional para la instalación de terrazas a los establecimientos que no tengan derecho a ella (13.800), a través de tres vías: frente a la fachada del establecimiento, reduciendo el ancho de acera obligatorio de 1,5 metros a los 2,5 metros actuales y, si no fuera posible, colocándola a ambos lados de la entrada del establecimiento. La tercera vía pide, si no es posible en ninguno de los dos casos, aprovechar las plazas de aparcamiento cercanas para instalar los veladores, una opción solicitada también por Más Madrid. Esto permitiría que locales como los de la calle Ponzano pudieran colocar mesas y sillas para sus clientes.

Además, los hosteleros solicitan ampliar la superficie de terrazas ya existentes, "para mantener su capacidad en un posible escenario de medidas de distanciamiento sanitario entre personas". Es decir, que el número de mesas y sillas en los 5.323 locales con licencia sea el mismo, pero que estén más espaciadas. Y estas no se desmontarían en todo el año, ya que Hostelería de Madrid pide enganchar el periodo de terrazas de 2020 (que acaba el 31 de octubre) con el siguiente (que empieza el 15 de marzo de 2021).

Entre  cuanto al resto de medidas, la asociación hostelera pide acabar con las restricciones horarias de las terrazas en las Zonas de Protección Acústica Especial (ZPAE) como Gaztambide o el distrito Centro. También la exención de la tasa de terrazas de todo el año -actualmente no se va a cobrar la correspondiente al periodo de estado de alarma- y una "campaña de reactivación de la imagen turística de Madrid dirigida este verano al turismo nacional y en navidades al turismo internacional", explican en su carta.

Todas las medidas se proponen hasta el 31 de diciembre de 2020 y, en función de la situación económica, ampliarlas a 2021. Si el confinamiento acaba en mayo, los hosteleros calculan pérdidas de 850 millones de euros en  su facturación y reclaman poder abrir sus negocios en el mes de junio. Según sus cálculos, lo harán el 80% de locales, porque el 20% de bares y restaurantes (3.827) se verán obligados a cerrar por quiebra.

Algunas de las peticiones de la asociación Hostelería de Madrid implican modificaciones importantes de la Ordenanza de Terrazas municipal e incluso cambios en las regulaciones medioambientales de la Comunidad de Madrid, algo que podría acarrear meses de trámites administrativos para ser aprobadas.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2020 - 10:50 h

Descubre nuestras apps

stats