Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ley de vivienda cumple un año: los expertos dan soluciones a la falta de pisos
El PSOE da por desactivado el desgaste de la amnistía tras el éxito electoral en Catalunya
Opinión - El suicidio de Europa. Por Rosa María Artal

Movilidad Madrid
Cortado un ramal de la M-30 por una gran inundación en Marqués de Vadillo

La M 30, inundada a la altura de Marqués de Vadillo

Diego Casado

1

Un escape de agua de al menos seis millones de litros en la glorieta de Marqués de Vadillo ha ocasionado este jueves importantes problemas de movilidad en el sur de Madrid. Parte de la M-30 ha sido cortada por este incidente, al acumularse balsas de agua de hasta un metro de altura en la calzada.

El tramo de la M-30 que resultó afectado fue el que corresponde al Bypass Sur, en sentido A-3, que permaneció cerrado durante más de diez horas, hasta las 12.34 de este jueves. También fueron cortados todos los accesos desde las calles Antonio Leyva, Antonio López, General Ricardos y accesos a M-30, informa el Ayuntamiento de Madrid.

Los desvíos al tráfico se efectuaron por el Nudo Sur, mientras los equipos de emergencia trabajaban en el desalojo del agua. Hasta 14 dotaciones de bomberos y 20 equipos de la empresa Calle 30 achicaban la inundación, en unas labores que se extendieron durante casi toda la mañana, explicó el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

La inundación, provocada por la rotura de una tubería del Canal de Isabel II de medio metro de sección, se produjo a primera hora de la madrugada y el Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid informó del incidente a las 2.24 horas. En el momento del incidente no llovía en Madrid, aunque las precipitaciones registradas después, por la mañana, han dificultado la circulación en la capital, que ya era muy complicada por este suceso.

El incidente se originó en el inicio de la calle Antonio Leyva, en la acera de los pares. El agua salió a borbotones de una de las alcantarillas y bajó en dirección a la entrada de la M-30 desde ese punto, afectando a dos de sus ramales. Por el camino, se desvió parte del torrente, que inundó además la calle Antonio López.

Antes de las 8.00 el agua había cesado de brotar, dejando en superficie una calzada destrozada y un subsuelo lleno de agua. Según fuentes municipales, los trabajos de achique tenían que retirar al menos 1.500 metros cúbicos acumulados en el carril central de la M-30 exterior (con un metro de altura), y otros 4.500 metros cúbicos en el ramal de cambio de sentido en Marqués de Vadillo, donde el nivel llega a los dos metros y medio.

Emergencias Madrid recomendó a los madrileños evitar la zona para facilitar el trabajo de los Bomberos de Madrid. Un garaje de Antonio López ha sido también quedó inundado: su cuarta planta fue anegada con un metro de agua, que también se achicó durante la mañana.

El delegado de Movilidad, Borja Carabante, compartía a primera hora de la mañana imágenes de la inundación en el subsuelo madrileño.

La rotura de la tubería del Canal y el corte de la M-30 supone otro día de tráfico complicado en las carreteras de Madrid, después de un martes en el que las fuertes lluvias ocasionaron atascos en más de la mitad de esta vía de circunvalación.

Etiquetas
stats