Al Edificio España le nace un polémico apéndice en forma de balcón infinito

Recreación del balcón infinito construido en el Edificio España y vista actual, desde el suelo

Diego Casado


3

De la noche a la mañana, al Edificio España le ha salido un bulto. Hace unos días, los andamios de obras de su fachada se retiraron para dejar al descubierto un nuevo balcón infinito en el centro de la planta 26. Se trata de una estructura de acero y vidrio rodeada de mamparas que sobresale dos metros hacia el exterior, provocando en el que lo pise una sensación de estar suspendido en el aire.

Salvaron el Edificio España: así se gestó la victoria de una lucha ciudadana

Salvaron el Edificio España: así se gestó la victoria de una lucha ciudadana

Al balcón se accede a través de una puerta doble con forma de la balaustrada que rodea esta terraza del edificio y supone un atractivo más para subir al sky bar del hotel RIU, cadena que gestiona el inmueble y que ha acometido estas obras de reforma, para las que solicitó licencia al Ayuntamiento de Madrid el pasado mes de julio.

Como la actuación tenía lugar sobre un edificio protegido, necesitaba de un dictamen favorable de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural (CPPHAN). Dicho organismo dio luz verde a las obras el pasado 27 de septiembre, si bien recordó en su escrito que el edificio goza de protección parcial y no estructural, debido a que el expediente que la aprobó inicialmente lleva tramitándose desde hace tres años.

Para el Ayuntamiento de Madrid, el expediente para recuperar el grado de protección que tenía el inmueble hasta el año 2014 tiene pocos visos de prosperar: “La Comunidad de Madrid rechazó tres veces, con informes, el intento del anterior equipo de Gobierno de cambiar la catalogación porque no estaba justificado”, informan a este periódico fuentes del área de Desarrollo Urbano.

Ana Botella pidió la rebaja en la protección del Edificio España cuando ejercía como alcaldesa. El movimiento para desprotegerlo coincidió con la venta del inmueble por parte del Banco Santander a Wanda, cuya intención inicial fue demolerlo. Ante la negativa del Consistorio para permitirlo -entonces gobernado por Carmena- el grupo inversor chino decidió venderlo a la cadena RIU, que construyó allí un hotel conservando su fachada. Fue entonces cuando Carmena pidió subir la protección a nivel estructural.

¿Mayor grado de valor histórico hubiera impedido un balcón como el ahora construido? Es algo difícil de saber, porque la última palabra la tiene siempre la CPPHAN. “Es un organismo que suele interpretar las normas de protección a la baja, que no está compuesto por expertos en patrimonio”, denuncia Álvaro Bonet, arquitecto miembro de la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio. También se queja de que se toma al organismo como una “vaca sagrada” y que sus dictámenes no se cuestionan, aunque a veces haya razones para ello.

“Se trata de una actuación innecesaria y frívola”, protestan desde Ecologistas en Acción, la organización que hizo posible salvar el Edificio España del derribo gracias a una demanda judicial. Su portavoz, Mª Ángeles Nieto, teme que una reforma así “pueda abrir la puerta a sucesivas modificaciones que desvirtúen la envolvente del edificio”, dice en conversación con Somos Madrid. “El Ayuntamiento debería ser más respetuoso con la conservación del patrimonio arquitectónico de la ciudad”, sentencia.

El presupuesto para la instalación del balcón infinito era de 175.386,27 euros, según la documentación de la licencia a la que ha tenido acceso Somos Madrid. También incluye la construcción de una escalera para subir a la terraza de la planta 27, dentro de un programa de obras en el inmueble intenso durante el último año.

RIU podrá recuperar con creces esta inversión con el aumento del interés de su sky bar De madrid al cielo, con una vista privilegiada de la recién inaugurada Plaza de España gracias a este balcón, que se complementa con la pasarela de cristal existente en su zona posterior. El hotel cobra de 5 a 10 euros a cada persona que sube a estas instalaciones, consumiciones aparte. Las colas para entrar allí cada fin de semana son extensas.

Luz verde a las obras previas del Zara

El listado de actuaciones en el Edificio España se ha acelerado en los últimos meses. Según la documentación consultada por este periódico, el Ayuntamiento de Madrid denegó sendas licencias para organizar un desfile de modelos y una exposición de obras de arte en sus locales comerciales, que habían sido solicitadas previamente.

Lo que sí que han salido adelante son las obras para aumentar el número de mesas y sillas en el restaurante de la planta 20, y también para construir las tiendas que Inditex abrirá en los bajos del inmueble. La declaración responsable para esta última actuación fue enviada a principios de diciembre y en ella se detallan las actuaciones previas para las obras generales que servirán para instalar allí un Zara, un Zara Home y un Stradivarius.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats