La Consejería de Educación de Murcia se resiste a entregar al Defensor del Pueblo las instrucciones que autorizaron el veto parental

La consejera de Educación de Murcia, Esperanza Moreno

El Defensor del Pueblo ha solicitado por segunda vez y de forma urgente las instrucciones que la Consejería de Educación de Murcia envió el pasado agosto a las instituciones educativas de las Región por las que habilitaba el veto parental en actividades complentarias impartidas a los estudiantes cuyos padres así lo solicitaran.

El origen de la solicitud se encuentra en un escrito enviado el 23 de octubre de 2019 por José Luis Álvarez-Castellanos (coordinador de Izquierda Unida-Verdes Región de Murcia) al Defensor del Pueblo por el que solicita la retirada de las instrucciones emitidas desde la Consejería de Educación al contravenir "principios legales y jurídicos".

El organismo constitucional solicitó información relativa a la instrucciones a la Administración murciana el pasado 2 de enero de 2020, pero no obtuvo repuesta, por lo que el 28 de febrero volvió a pedirla. Desde el Gobierno de Murcia han indicado a este medio, pese a la insistencia del Defensor, que están trabajando para "dar respuesta a la petición", y han asegurado que "el plazo aún no se ha acabado".

Fuentes del Defensor del Pueblo han confirmado a este medio que han hecho llegar un ‘requerimiento’ con carácter urgente a la Consejería de Educación, un tipo de petición que pueden enviar hasta tres veces, en caso de que siga sin haber respuesta: "Si la institución competente sigue sin dar señales, consideramos que es entorpecedora e informamos de ellos a través de nuestra web y del informe anual". En ocasiones han terminado acudiendo a la Fiscalía, aunque no lo es lo habitual porque las administraciones "normalmente acaban contestando".

"Supone un disparate pedagógico"

Álvarez-Castellanos señala en el documento remitido que las instrucciones "se contraponen a lo establecido en los decretos de currículum de la Comunidad Autónoma tanto de Infantil y Primaria como  de Secundaria  y  Bachillerato". Los decretos establecen que las actividades complementarias "serán evaluables a efectos académicos y obligatorias, tanto para los profesores como para los alumnos". El coordinador de IU-Verdes en Murcia expresa que una resolución de la secretaría general de la Consejería de Educación "no puede convertir en optativas esas actividades".

Cumplir esta instrucciones supone "un incremento de la ya desmesurada burocracia de los centros y añade dificultades a la organización de los centros escolares", expresa Álvarez-Castellanos. Además, critica la idea de que las madres y padres puedan decidir vetar elementos del currículo: "Supone un disparate pedagógico y atenta contra las finalidades fundamentales de la educación pública".

El coordinador de IU-Verdes tacha de "disparatado" que "unos progenitores terraplanistas puedan vetar contenidos de astronomía, como que unos creacionistas puedan impedir que sus hijas e hijos conozcan la teoría de la evolución o que unos padres homófobos quieran impedir que sus hijos sean educados en el respeto a la diversidad afectivo-sexual".

Álvarez-Castellanos lamenta que el veto parental contribuya a "alimentar la sospecha de que el profesorado adoctrina en las aulas" y considera que se está "insultando a sus trabajadoras y trabajadores que desempeñan su trabajo de un modo impecable".

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats