eldiario.es

9

La Fiscalía Superior de Murcia investiga la muerte de 13 pacientes que sobrepasaron el tiempo de espera para ser operados del corazón

"Lo achacamos a la negligencia o una mala gestión en La Arrixaca porque sabemos que se han programado pacientes que eran de menor riesgo", señaló uno de los dos facultativos del hospital murciano que puso la denuncia

La Asociación de Usuarios de la Sanidad exigió al Servicio Murciano de Salud (SMS) que aclarase la muerte de los 13 pacientes que no fueron operados a tiempo

El SMS señaló que "los denunciantes están apartados del servicio desde hace meses a consecuencia de un expediente disciplinario", mientras que los cirujanos hablaron de "represalias" por haber denunciado al jefe de servicio de cirugía cardiovascular del hospital por acoso laboral e ilegalidad en su nombramiento

Operación cardiaca en el Hospital Virgen de la Arrixaca en Murcia

Operación cardiaca en el Hospital Virgen de la Arrixaca en Murcia

La Fiscalía Superior de Murcia está investigando la posiblidad de una negligencia médica por la muerte de 13 personas que superaron el tiempo de espera para ser sometidos a una operación de corazón entre 2016 y 2018 a raíz de una denuncia presentada por dos cirujanos del Hospital Virgen de la Arrixaca.

Los facultativos que han presentado la denuncia, Víctor Glenn Ray y José María Parra, advirtieron también de que media docena de personas perderían su vida al año al no ser intervenidas a tiempo. "Han muerto muchos pacientes en estos años, de los cuales el 50% había pasado el tiempo máximo de estar en lista de espera", señaló el doctor Ray.  "Lo achacamos a la negligencia o una mala gestión en el hospital Virgen de la Arrixaca porque sabemos que se han programado pacientes que eran de menor riesgo por motivos que desconocemos y que la Fiscalía deberá investigar", añadió.

"Hemos aportado toda la documentación de la que disponíamos y hemos acordado colaborar en todo lo posible", dijo el doctor Parra tras haber declarado el miércoles por la mañana frente al Fiscal Superior de Justicia, José Luis Díaz Manzanera. "Hemos estado hablando una hora y media con el fiscal y nos ha dicho que tiene seis meses de plazo para investigar, pero que intentará acelerarlo todo lo posible por la gravedad del tema", añadió el facultativo.

"Las sociedades de cardiología establecen unos códigos de ordenación temporal de las cirugías según la gravedad del caso", explicó Parra. Según la dolencia que sufre cada paciente se le asigna un código del 0 al 5 con diferentes tiempos de espera para la intervención quirúrgica que pueden variar entre las 24 horas o los nueve meses, según estipula la Sociedad Española de Cardiología y de la Sociedad Española de Cirugía Cardiovascular. El facultativo subrayó que "no se puede aceptar sobrepasar los tiempos recomendables porque en la cirugía cardíaca una de las consecuencias es morirse al no ser operado".

"El caso más significativo es el de un paciente que tenía que operarse antes de tres meses y estuvo casi un año esperando en lista de espera hasta que murió. No puedes alegar que no tienes camas para operar porque no tienes una lista de espera por paciente de 365 días. Esto ha pasado por negligencia o no haber llevado las cosas adecuadamente", dijo el doctor Ray.

En la denuncian ambos cirujanos responsabilizan de esta posible negligencia al jefe del servicio de cirugía cardíaca del hospital Virgen de la Arrixaca, Sergio Cánovas, al director del centro, Ángel Baeza y al director gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López.

Aclaración del fallecimiento de los 13 pacientes

Carmen Rico, portavoz de la Asociación de Usuarios de la Sanidad, explicó que habían solicitado información al SMS y que mantendrían pronto una reunión con su director gerente.  "Queremos que se investigue si verdaderamente se han incumplido los plazos que marca la ley y las recomendaciones que hay para estos enfermos de cardiología para ver si ha habido o no negligencia", señaló Rico. 

"Esta situación crea alarma entre la ciudadanía, de modo que se tiene que aclarar  cuanto antes si ha habido irregularidades y, en ese caso, que se denuncien a Fiscalía", añadió la portavoz de la asociación. 

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Región, Francisco Lucas, ha calificado de “muy grave” que la Fiscalía se haya visto obligada a investigar la muerte de 13 pacientes desde 2015 por no ser operados a tiempo de corazón.

El Servicio Murciano de Salud apeló a la “cautela y la responsabilidad en torno a la noticia de los dos cirujanos cardíacos de La Arrixaca que han denunciado en la Fiscalía la gestión de las listas de espera de este servicio". También recordaron que "los denunciantes están apartados del servicio desde hace meses a consecuencia de un expediente disciplinario", informaron desde prensa de la Consejería de Salud.

"No obstante, desde la Consejería y el Servicio Murciano de Salud la colaboración con el Ministerio Fiscal, llegado el caso, va a ser máxima, en aras a esclarecer este asunto, que está generando un importante malestar en el servicio de cirugía cardíaca y en el conjunto del Servicio Murciano de Salud", añadieron.

"Matar al mensajero"

"Nos están intentando desacreditar", advirtió Ray.  Los cirujanos Parra y Ray habían denunciado en enero de 2018 ante el SMS una situación de acoso laboral al haber sido "apartados del quirófano" por parte del jefe de servicio de Cirugía Cardiovascular, el doctor Sergio Cánovas. El informe de Prevención de Riesgos Laborales del SMS no reconoció tal acoso y, además, el Servicio Murciano de Salud les abrió un expediente disciplinario con suspensión de funciones de forma cautelar desde el pasado marzo. 

"A raíz de las denuncias al jefe de servicio de cirugía cardiovascular por acoso laboral y por haber sido a nombrado a dedo y haber incumplido la ley de incompatibilidades se nos monta un expediente disciplinario como represalia basado en unas declaraciones vagas de unas enfermeras diciendo que no hacemos bien nuestro trabajo", explicó el cirujano. 

El doctor Ray presentó en julio de 2018 una denuncia en el juzgado con respecto a la ilegalidad del nombramiento del doctor Sergio Cánovas como jefe de servicio de cirugía cardiovascular en La Arrixaca por no tener la plaza en propiedad, mientras que Parra interpuso en junio de 2018 una querella por acoso laboral por parte de este responsable del servicio de cirugía cardíaca del hospital murciano. 

"Están intentando matar al mensajero, pero los hechos son los hechos. Lo ideal sería no matarnos a nosotros y solucionar el problema", señaló Parra.

Por otra parte, la semana pasada la cadena de radio Onda Cero informó de que ocho pacientes habían fallecido en 2016 en listas de espera, según un informe interno redactado por el jefe de cirugía cardíaca de La Arrixaca, el doctor Cánovas, en respuesta a la gerencia del hospital quien le preguntaba sobre la posibilidad de realizar operaciones en el hospital de Santa Lucía de Cartagena y Los Arcos del Mar Menor ante el colapso de La Arrixaca.

El doctor Cánovas rechazó la posibilidad de abrir el servicio de cirugía cardíaca en ambos hospitales alegando motivos económicos y falta de personal. El servicio de cirugía cardíaca de la Arrixaca cuenta con siete cirujanos operativos de los diez que componen la plantilla ya que uno de ellos está operando en Alicante con una excedencia y los doctores Ray y Parra se encuentran en suspensión de funciones. Cánovas no quiso responder a las preguntas de este medio.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha