Colectivos de madres, padres y docentes priorizan el diálogo frente a la convocatoria de manifestaciones y huelgas en la Región

Una pareja acompañados por una niña realizan una compra de material escolar en una papelería

Desde la Plataforma por la Escuela Pública, la Federación de Padres y Madres de alumnos de la Región de Murcia (FapaRM), y el colectivo Docentes Unidos se descarta la convocatoria de huelgas anunciadas por parte de los sindicatos de cara al inicio del próximo curso escolar. “La prioridad es establecer un consenso con la Consejería, de modo que los estudiantes puedan volver a clase de manera presencial, pero con las garantías de seguridad que se necesitan”, expone Francisca López, presidenta de FapaRM.

El caldeado ambiente que ha dejado tras de sí la propuesta de un nuevo plan de reincorporación a colegios e institutos ha provocado la movilización de toda la comunidad educativa de la Región de Murcia, con el objetivo de mejorar las condiciones en las que los estudiantes volverán a las aulas de cara al próximo curso.

De esta manera, la Federación de Enseñanza de CCOO ha lanzado un comunicado en el que asegura que la mayor parte de su afiliación considera la huelga como el instrumento de lucha pertinente para presionar a la Consejería. Así lo establece en un escrito en el que apunta que “CCOO trabajará para plantear un escenario de huelgas y movilizaciones continuadas hasta alcanzar las condiciones que el sindicato considera adecuadas para garantizar la seguridad de la comunidad escolar y la equidad del sistema educativo”.

Por su parte, desde las asociaciones de madres, padres y profesores, se apuesta por el establecimiento de una mesa de trabajo mediante la que se pueda llegar a un acuerdo con la Administración y establecer así un escenario seguro, que permita a todos los estudiantes el derecho a una educación digna.

Así lo exponen fuentes de la plataforma Docentes Unidos, que admiten haber establecido un período de propuesta que podría prolongarse hasta el próximo inicio del curso, ya que por parte de los docentes del colectivo se prima la puesta en marcha de soluciones sobre la realización de movilizaciones por parte del profesorado. “Desarrollando algunos cambios podría darse una vuelta al cole segura; debemos luchar por la presencialidad en las aulas y la conciliación con las familias”, explican.

“No sabemos en qué escenario nos vamos a encontrar dentro de unos días, por lo que llegado el momento de la incorporación estudiaremos las propuestas a realizar en función de las circunstancias”, añaden desde Docentes Unidos.

Fuentes consultadas del colectivo AMPAS Unidas admiten que, aunque existe una preocupación evidente entre los padres ante el posible peligro que supone la vuelta a los centros lectivos, “todas las plataformas y asociaciones vamos hacia el mismo camino, el de la vuelta segura a las aulas, con conciliación”. Por otra parte, exponen que la semipresencialidad podría favorecer la brecha entre aquellos alumnos con más o menos recursos, y lo que se debe hacer es garantizar una educación “pública, digna e igual para todos”.

De la misma manera lo aclara Francisca López, presidenta de la FapaRM, que expone que aunque sí existe una clara mayoría general entre aquellos que apoyan la convocatoria de una huelga, “no todos los integrantes de la plataforma tienen claro que sea la medida precisa”.

La presidenta añade que ya que no nos encontramos en un escenario social que permita la realización de movilizaciones, desde la Federación sí se está valorando el desarrollo de una serie de campañas en redes sociales, o la celebración de concentraciones pequeñas con aforo limitado. “Sin embargo aún nos mantenemos a la espera de futuras negociaciones y acuerdos con la Consejería, ya que el próximo 27 de agosto (este jueves) se celebrará una reunión entre el ministerio y las comunidades”.

“A día de hoy no se contempla la convocatoria de huelgas o manifestaciones generales. Estamos de acuerdo en la lucha por unos acuerdos que permitan la celebración de una vuelta a clase presencial ya que estos meses han supuesto un esfuerzo brutal para las familias que han tenido que hacerse cargo de sus hijos durante el día a día”, apunta Francisca.

Propuestas para la reapertura de centros

Entre las medidas propuestas por la Plataforma por la Escuela Pública de la Región de Murcia para el inicio del próximo curso, se expone la necesidad de una reducción de ratios de alumnado que posibiliten el cumplimiento de las normas sanitarias según las condiciones de la pandemia. Para ello, se considera imprescindible la recuperación de los 3.300 puestos de trabajo perdidos por la educación pública tras los recortes.

Se plantea, además, la búsqueda de espacios alternativos en los centros educativos y la práctica del mayor número posible de actividades al aire libre. La coordinación con centros de salud para la realización de labores de prevención, así como el fomento de hábitos de vida saludables entre los alumnos son otras de las estrategias planteadas por la Plataforma.

Así mismo se expone como necesaria la dotación de material de protección adecuado, visado y regulado por los servicios sanitarios, para trabajadores y alumnos, y la garantía de seguimiento de los 6 puntos clave para la reducción del riesgo de contagio por la COVID-19: formación, protección, distancia en las aulas, higiene, ventilación adecuada y reducción del tiempo de exposición.

Etiquetas

Descubre nuestras apps