Las Fapas dan la espalda a la propuesta de reapertura de los centros: "La Consejería debe velar por los alumnos de la Región"

La comunidad educativa pide más medios y refuerzos ante la emergencia sanitaria

Al rechazo de la comunidad de docentes murcianos, de colectivos como la Marea Verde o los sindicatos, se ha unido este viernes el de los representantes de los padres y madres de la Región de Murcia. Tampoco a ellos ha complacido el nuevo plan de la Consejería de Educación para la vuelta al colegio este próximo curso y que propone la semipresencialidad en las aulas. Una causa ante la que se han unido la Federación Regional de Madres y Padres (FapaRM), que aglutina a un total de 450 AMPAS,  y la Plataforma AMPAS Murcianas Unidas, que integra en su seno un conjunto de 60 asociaciones de madres y padres con el objetivo de exigir más personal y recursos educativos de cara a la reapertura del próximo curso lectivo frente a la situación epidemiológica, el avance del virus y la proliferación de rebrotes de casos de COVID-19 en la Región durante las últimas semanas.

Desde la Federación Regional de Madres y Padres, órgano de coordinación y centralización de las necesidades de las AMPAS de la Región ante la Administración educativa, han apuntado que los planteamientos ofrecidos por la consejera de Educación, Esperanza Moreno, "no son suficientes ni adecuados". Así lo exponen en un comunicado en el que se reafirman en la lucha para defender la equidad, el derecho a la educación, los de los menores, y el derecho a su salud. “La escuela pública es el lugar de compensación de desigualdades y la Consejería debe velar por los alumnos de la Región, ningún alumno debe quedar atrás”, completa el mensaje de la Federación.

La presentación del nuevo plan de reapertura ha suscitado polémica ante el rechazo manifestado por gran parte de la comunidad educativa. Así lo exponía este jueves también la Plataforma por la Escuela Pública-Marea Verde en un comunicado en el que se aseguraba que “las medidas adoptadas se han tomado de espaldas a colectivos representativos de alumnos, padres y docentes”.

De este modo, asociaciones y plataformas como Docentes Unidos o la Federación de Enseñanza de CCOO ponen de manifiesto que los planes propuestos desde la Consejería de Educación no garantizan de modo alguno unas condiciones de higiene sanitaria dignas, indispensables para el comienzo del nuevo año lectivo, y explican que, junto a las propuestas de no presencialidad planteadas, se hace necesaria la puesta en marcha de nuevas medidas de conciliación que permitan a las familias sobrellevar estas circunstancias, desencadenadas por la pandemia.

Los integrantes de la Marea Verde apuestan por una vuelta presencial a las aulas, ya que “resulta completamente necesario, especialmente para el alumnado más vulnerable y que más está sufriendo las condiciones de la pandemia”. Para ello, se exige la consolidación de unas ratios de alumnos más bajas que aseguren el mantenimiento de la distancia de seguridad, la contratación de más profesorado y el aumento de los espacios disponibles en los centros educativos.

Nacho Tornel, de la Federación de Enseñanza de CCOO, expone en conversación con elDiario.es Región de Murcia que “estas medidas no sólo desvían la responsabilidad del problema hacia las familias, sino que además no muestran un compromiso firme y rotundo por parte del equipo de Gobierno  por una vuelta segura a los centros: la Consejería habla de aforos cuando son las ratios de niños por aula lo que se debe tener en cuenta para que los espacios acondicionados en los centros puedan utilizarse con las medidas de distanciamiento e higiene que se requieren”.

Por su parte, fuentes del colectivo Docentes Unidos entrevistadas por eldiario.es afirman que “lo que va a producir la semipresencialidad, o la educación telemática, es acentuar la diferencia entre alumnos con más y menos recursos, y en estas circunstancias debe primar la garantía de una educación para todos. Además, debemos tener en cuenta posibles problemas derivados de la no presencialidad para  alumnos de ciertas edades, como el efecto que produce la falta de socialización”.

Segundo escenario de planificación educativa              

La Comunidad baraja la puesta en marcha de un nuevo plan de asistencia semipresencial para la vuelta al cole el próximo curso 2020-2021, tal y como exponía este jueves Esperanza Moreno, consejera de Educación y Cultura.

Se trata de un sistema de reducción de aforos con el que -según este departamento- se rebajarán artificialmente las ratios de asistentes, "reduciendo el riesgo de contagio, y dando lugar a espacios más desahogados y con mayor garantía sanitaria y de seguridad". La planificación propuesta supone una distinción entre alumnos en la que prima "la flexibilización de horarios y la reducción asistencial de alumnos los centros educativos".

Así, en el caso de alumnos de primer ciclo de Infantil, se mantendrá la presencialidad completa por tratarse de aforos reducidos, mientras que para aquellos de segundo ciclo de Infantil, Educación Primaria y 1º y 2º de ESO, la actividad presencial se dará únicamente cuatro días a la semana en los grupos que sobrepasen los 20 o 24 asistentes respectivamente.

Por su parte, el alumnado de 3º y 4º de ESO recibirá una atención educativa semipresencial, cuya asistencia al centro se dará en días alternos, caso similar a lo que podría ocurrir con los estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional, a excepción de la FP Básica, cuya actividad lectiva será como la de 1º y 2º de ESO.

Los casos de centros de Educación Especial y las aulas abiertas especializadas no se verán afectadas por estas medidas, dada la ratio reducida de sus unidades.

Además, se ponen a disposición de centros y familias diferentes medidas de apoyo como la mejora de instalaciones y equipos de material higiénico-sanitario, y la dotación de nuevas becas comedor, que llegarían a unos 10.000 alumnos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps