Docentes murcianos demandan a la Consejería de Educación por su propuesta de vuelta al cole: "Se están vulnerando derechos fundamentales"

Protesta de los docentes de AIDMUR

La Asociación de Interinos Docentes de la Región de Murcia (AIDMUR), con el apoyo de colectivos de la comunidad educativa murciana, ha interpuesto una demanda contra la Consejería de Educación ante lo que consideran medidas insuficientes de seguridad sanitarias propuestas en relación a la reapertura de los centros educativos de cara al próximo curso.

La demanda, que ha sido planteada con carácter abierto y cuenta con un total de 40 apoyos entre los integrantes comunidad educativa de la Región, ha sido entregada en los juzgados de lo Social de Murcia y Cartagena. Entre los firmantes se encuentra la recién creada plataforma Docentes Unidos, que agrupa a más de 3.500 profesores del territorio.

A través de la demanda, el colectivo educativo murciano reclaman medidas cautelares que avalen la seguridad e integridad del personal docente y del alumnado ante el creciente riesgo de contagio que supone la evolución y el desarrollo de la pandemia, explican los promotores de la iniciativa a elDiario.es de la Región de Murcia.

Desde AIDMUR se exige al Gobierno regional la garantía de cumplimiento de la distancia de seguridad mínima interpersonal en las aulas, así como una mayor y mejor evaluación de los riesgos laborales ante los que se encuentran expuestos los asistentes a colegios e institutos. Además, solicitan que se dote de equipos de protección individual (EPI) avaladas con un nivel adecuado de protección sanitaria.

Sergio Ramos, abogado de Asociación de Interinos, señala que la Consejería de Educación ha cometido un delito y que se están vulnerando derechos fundamentales  por “falta de prevención de riesgos laborales, infringiendo no sólo lo dispuesto en la ley, sino también las directrices de las autoridades sanitarias”. Ramos considera que se ha optado por un procedimiento de medidas cautelares debido a la urgencia de resolución necesaria: “Los docentes tienen que incorporarse a las aulas y aún no tienen garantizada la seguridad en ellas; con este procedimiento el juez debe resolver de manera urgente”.

Sara Henarejos, secretaria de la asociación AIDMUR, explica que “la demanda se basa, sobre todo, en el aspecto de los riesgos laborales ante la propuesta de medidas por parte de la Consejería, que en nada garantizan la seguridad sanitaria de los asistentes a los centros”. Henarejos apunta que no es la primera vez que Esperanza Moreno -la consejera murciana de Educación- se niega a ampliar las plantillas de los centros educativos: “En 2012 fueron los primeros en despedir a 3.300 docentes y nunca han manifestado la más mínima intención de recuperarlos”. La consejera, en su opinión, "ha vuelto a ignorar a la comunidad educativa en sus recomendaciones de contratar más profesorado y habilitar espacios; así como los derechos a la seguridad de docentes, alumnos y trabajadores de los centros educativos”.

De esta manera, la secretaria de AIDMUR lamenta que sean los docentes los que tengan que exigir en los tribunales lo que la Consejería de Educación debería garantizar. “Si Esperanza Moreno no se ve capacitada para hacer su trabajo, alguien debería invitarle a marcharse y poner en su lugar a una persona que no haga peligrar nuestra salud ni la de nuestros alumnos”. 

Movilizaciones en la comunidad educativa

Con esta demanda, AIDMUR se une a la numerosa corriente de movilizaciones del sector educativo murciano debido a las condiciones establecidas para la próxima vuelta al cole. Junto a la asociación, plataformas y colectivos de madres, padres y profesores como AMPAS Unidas, Docentes Unidos, o la Federación de Padres y Madres de Alumnos de la Región de Murcia reclaman una mejora de los planes y protocolos a tener en cuenta de cara a la recuperación de la actividad en las aulas.

El miércoles 26 de agosto la plataforma AMPAS Murcianas Unidas entregaba en la Consejería de Educación una petición alojada en change.org para una vuelta segura a los centros educativos. El documento, que contaba con un total de 11.000 firmas, forma parte de una campaña realizada por familias y profesores de todas las comunidades autónomas difundida en redes sociales bajo la etiqueta #VueltaSegura.

Otra de las campañas que figuran en la movilización #VueltaSegura es la petición dirigida al Ministerio de Educación, originada por la profesora y usuaria de Twitter 'Maestra Enfurecida', que ya ha recogido más de 230.000 firmas procedentes de todo el país.

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps