Salud dice ahora que los sanitarios de Urgencias del Reina Sofía están recontratados y suman 40

¿Cómo actúa un hospital ante una sospecha de coronavirus?

La Consejería de Salud mantiene hasta el 31 de mayo a los quince sanitarios que dejaron de prestar servicio en el Área de Urgencias del Hospital Reina Sofía y los ha redistribuido porque considera que no son ya tan necesarios en ese área. Los trabajadores afectados por la falta de esas quince personas disienten de la redistribución y entienden que se produce una merma de personal en el departamento. El gerente del Área de Salud VII, Juan Antonio Marqués, niega que se haya producido algún despido.

CCOO pide a la Dirección del Reina Sofía que deje sin efecto los 15 despidos en Urgencias

CCOO pide a la Dirección del Reina Sofía que deje sin efecto los 15 despidos en Urgencias

Los trabajadores aseguran que, desde el lunes, cuando los quince en cuestión (cinco enfermeros, cinco auxiliares y cinco celadores) dejaron de prestar servicio en Urgencia están “pasando apuros porque no somos suficientes”. También admitieron que creyeron que habían sido despedidos porque dejaron de ir el día que terminó su contrato. La tarde que se originó el problema fue imposible contactar con la Dirección de Enfermería para obtener la información precisa.

Una portavoz de Salud informó el jueves por la noche de que “se ha contratado a los 15 enfermeros, las 15 auxiliares y los 10 celadores hasta 31 de mayo. Los contratos vencían el 20 de abril y se han renovado hasta el 31 de mayo”, aseguró, elevando así el número de contratos a 40.

La Consejería no precisó a qué departamentos corresponden esos contratos. “Se ha renovado a todos, lo que pasa es que se van moviendo según necesidades. No tienen asignado servicio fijo: son refuerzo de COVID donde haga falta”, transmitió la portavoz. El viernes por la noche no se había cubierto en Urgencias ninguna de las quince plazas refuerzo cuyos contratos acabaron el lunes y fueron redistribuidos, aseguraron los trabajadores.

La redistribución redundó inmediatamente en la carga de trabajo de los sanitarios fijos de Urgencias pues, estiman, aunque haya disminuido la incidencia de la pandemia no se puede rebajar el nivel asistencia porque los servicios de Urgencias están al borde su capacidad.

“La organización del personal se está ajustando en función de las cargas asistenciales de los distintos servicios donde hay pacientes COVID, incluido el centro COVID: Lo que se ha hecho es ajustar el personal a las demandas asistenciales y dar descanso a los profesionales de la 7 y la UCI, que están sin descanso desde que empezó la pandemia, y disminuir las presencias en aquellos servicios donde ha bajado la actividad, por ejemplo la UPI, que tiene una media de unos cinco pacientes con sospecha al día”, transmitió la portavoz de la Consejería.

“La situación no está normalizada, ni justifica que se supriman esos puestos de trabajo de refuerzo en Urgencias porque estamos sobrecargados desde antes del inicio de la pandemia, desde que empezó el invierno por la incidencia de la gripe de todos los años”, aseguró uno de los sanitarios afectados contactado por este diario.

"Turnos de doce horas desde hace más de un mes"

La Dirección de Enfermería del Hospital negó el miércoles a los supervisores de enfermería de Urgencias que se fuera a dejar sin efecto la decisión de quitar esos quince sanitarios del área, lo que elevó el malestar y la tensión entre los trabajadores de Urgencias, que están “haciendo turnos de doce horas desde hace más de un mes”, ya que, aseguran “la supresión de esos puestos redundará en mayor carga de trabajo para todos nosotros”, aseguró uno de ellos.

El gerente del Área de Salud VII, Hospital General Universitario Reina Sofía de Murcia, Juan Antonio Marqués afirmó ayer en una nota que los “efectivos deben cumplir la función más apropiada de acuerdo con las necesidades asistenciales existentes en cada momento y, debido a la reducción de la presión asistencial relacionada con la COVID-19, tales recursos se destinan a suplir o reforzar en otras unidades cuyos profesionales también requieren de libranzas y días de descanso (UCI, Centro COVID, Urgencias, planta 7ª y planta 6ª de hospitalización)”.

Es decir, los contratados que ya no están en Urgencias han pasado a integrarse en lo que los sanitarios llaman “Equipo Volante”, por decisión de la Dirección de Enfermería, según varios sanitarios del área. El gerente afirma que “ello no significa que la Dirección no sea consciente de que sigue siendo preciso atender urgencias no COVID-19 y por tanto mantener en urgencias el número de profesionales acorde a unas necesidades que con seguridad irán variando a lo largo del tiempo, si bien, en estas fechas el número de atenciones urgentes queda lejos de las 300 al día de promedio en jornadas habituales”.

En esto último disienten también los trabajadores de Urgencias, que estiman que esos quince sanitarios “desaparecidos” siguen siendo necesarios donde estaban hasta el día 20, dada la sobrecarga de trabajo acumulada desde antes del inicio de la pandemia por la gripe estacional de cada año y el mantenimiento de la incidencia de la pandemia desde hace más de mes y medio.

Etiquetas
Publicado el
24 de abril de 2020 - 18:24 h

Descubre nuestras apps

stats