PSN, Geroa Bai y Podemos cierran una coalición en Navarra a la espera de la abstención de EH Bildu

Maria Chivite anuncia un acuerdo con IU Navarra, Geroa Bai y Podemos Navarra en una rueda de prensa conjunta.

El bloqueo político en España no se ha contagiado a las mesas de negociación en Navarra y el PSN ha cerrado un acuerdo para gobernar en coalición con Geroa Bai (la marca navarra del PNV) y Podemos. Apoyará el Ejecutivo Izquierda-Ezkerra (IU) y será necesaria la abstención de EH Bildu en la investidura -que se espera para principios de agosto- para que la socialista María Chivite se imponga a la coalición de la derecha, Navarra Suma (UPN, Ciudadanos y el pequeño PP local). Si no hay sorpresas, Chivite sucederá a Uxue Barkos (Geroa Bai) en la presidencia foral

El PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra han alcanzado este viernes un acuerdo de Gobierno, que incluye ya el organigrama detallado del nuevo Ejecutivo de Navarra, que será una coalición. Rodearán a Chivite 13 consejeros. El PSN se reserva 8 puestos en el gabinete, 4 serán para Geroa Bai y Podemos dirigirá también una Consejería.

De esta manera, las ocho consejerías que ostentaría el PSN serían las siguientes: Economía y Hacienda; Educación; Cultura y Deporte; Cohesión Territorial; Universidades, Innovación y Transformación Digital; Derechos Sociales; Presidencia, Función Pública e Interior, y Salud. Las consejerías de Geroa Bai serían Desarrollo Económico y Empresarial; Desarrollo Estratégico y Territorial; Relaciones Ciudadanas; y Desarrollo Rural y Medio Ambiente, mientras que la consejería para Podemos sería la de Políticas Migratorias y Justicia. El Ejecutivo también contaría con dos vicepresidencias: una para el PSN y otra para Geroa Bai, pero todavía no se ha concretado en qué áreas. Este periódico ya adelantó que los vasquistas apuestan por el actual vicepresidente de Barkos, Manuel Ayerdi, expresidente del PNV de Navarra, para ser su hombre fuerte en la coalición. Es un gabinete más amplio que los anteriores.

Finalmente, de no mediar otra sorpresa como las que Navarra conoció en etapas anteriores, el Gobierno progresista que pronosticaba María Chivite durante la campaña constituirá una alternativa a la coalición Navarra Suma, vencedora de las elecciones y que gobierna también en Pamplona desde mayo. La fórmula de Navarra Suma ha sido altamente alabada por Pablo Casado y Albert Rivera como ejemplo de entendimiento entre los partidos de la derecha para derrotar a la izquierda y evitar la dispersión del voto. Vox no tiene representación en Navarra.

En un contexto de convulsión en España y en otras comunidades, como la cercana La Rioja, Chivite ha desmotrado habilidad negociadora una vez recibida la luz verde de Ferraz a una operación que, implícitamente, demanda la participación de EH Bildu en forma de abstención aunque el PSN se ha negado a negociar directamente con la izquierda abertzale. Geroa Bai también ha mostrado predisposición al acuerdo desde el inicio y Podemos ha demandado presencia pero sin los maximalismos que tumbaron una coalición en La Rioja, por ejemplo. EH Bildu ha expresado "un profundo malestar" por su exclusión de las conversaciones aunque en numerosas ocasiones ha mantenido como premisa el no facilitar "Gobiernos de la derecha" si está en su mano evitarlo. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats