La presión hospitalaria en Navarra duplica en esta ola a la del verano con una incidencia algo inferior

Miembros de una ambulancia del DYA Navarra.

Tal y como señaló esta semana el director general de Salud, Carlos Artundo, los hospitales de Navarra comienzan a tensionarse tras el aumento continuado de contagios en las últimas semanas. Este domingo hay un 27% más de pacientes ingresados con síntomas graves de COVID-19 que la semana anterior, y un 76% más que hace dos. Los contagios han alcanzado un nuevo récord en esta sexta ola al notificarse 609 en el último día, cifra que no se registraba desde el pasado mes de julio. Entonces, con una incidencia algo superior (863 casos por cada 100.000 habitantes), había menos de la mitad de hospitalizados por esta enfermedad.

Navarra estudia pedir el pasaporte COVID a las visitas en residencias en Navidad

Navarra estudia pedir el pasaporte COVID a las visitas en residencias en Navidad

Este domingo hay 97 pacientes ingresados en planta con COVID-19, cuando el 15 de julio había 40. La situación también es peor que en las UCI, donde hay 16 personas en estado crítico por las 10 que había en julio. En todo caso, son niveles todavía muy inferiores .a otras oleadas de la pandemia posteriores a la primera. Desde Salud reiteran la importancia de la vacunación para minimizar los riesgos de hospitalización de quienes se contagian. La consejera Santos Induráin informó esta semana de que el 70% de los ingresados en UCI por COVID-19 no estaban vacunados.

Mientras, los contagios y la incidencia -que ya supera los 700 casos- siguen en aumento. El Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) ha notificado 609 contagios tras haber realizado 3.308 pruebas diagnósticas que elevan la positividad al 18,4%, muy por encima del umbral fijado por la OMS como indicador de que hay trasmisión comunitaria.

En el último día se ha registrado una nueva muerte por COVID-19 y nueve ingresos de pacientes con COVID-19, de los que uno tuvo que ser trasladado a la unidad de cuidados intensivos.

El Gobierno de María Chivite estudia aplicar nuevas restricciones para contener los contagios tras el puente y por el momento ya ha adelantado que se valora la posibilidad de extender la exigencia del pasaporte COVID a las visitas en las residencias de mayores durante la Navidad. Por ahora se requiere únicamente para acceder a restaurantes con más de 60 comensales, discotecas o salas de fiesta y eventos multitudinarios en interiores donde se puedan consumir alimentos y bebidas.

Mientras, aunque por el momento no barajan pedir su obligatoriedad, desde Salud ya recomiendan recuperar el uso de la mascarilla en los exteriores, "salvo si vamos solos por la calle".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats