Navarra estudia pedir el pasaporte COVID a las visitas en residencias en Navidad

Ancianos paseando en una residencia

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha señalado este jueves que el Gobierno de Navarra estudia ya ampliar la exigencia del pasaporte COVID a "otros ámbitos" pocos días después de que esta medida haya entrado en vigor en la comunidad foral para poder acceder a restaurantes de más de 60 comensales, establecimientos con licencia de discoteca o salas de fiesta, y eventos multitudinarios de carácter cultural en espacios interiores con consumición de comida o bebida de más de 1.000 personas. En una entrevista en 'Euskadi Irratia' Chivite ha apuntado su Ejecutivo valora implantar el pasaporte COVID en las visitas en las residencias de ancianos durante la Navidad.

Navarra recomienda recuperar el uso de la mascarilla en exteriores para reducir los contagios

Navarra recomienda recuperar el uso de la mascarilla en exteriores para reducir los contagios

"En Navidad se incrementan mucho las visitas a los centros de mayores y estamos barajando la posibilidad de extenderlo a este ámbito", ha indicado la presidenta navarra, que ha añadido que se terminará de estudiar la próxima semana, una vez pasados los puentes foral y de la Constitución.

Chivite ha destacado que el pasado fin de semana, el primero en el que se ha exigido el pasaporte COVID en determinados locales de hostelería, el sector y los ciudadanos "lo han manejado bastante bien, lo que es de agradecer". Y es que en Navarra no existe ningún sistema de verificación del pasaporte COVID que haya sido elaborado por el Gobierno foral y los algunos hosteleros han recurrido a la aplicación ‘COVID Certificate Check’ creada por el Gobierno de Suiza.

La jefa del Ejecutivo foral ha señalado que no se descarta aplicar ninguna medida si la situación epidemiológica sigue empeorando -Navarra es la comunidad con mayor incidencia acumulada- y ha reiterado la importancia de cumplir todas las recomendaciones, especialmente la del uso de la mascarilla. "Muchas veces en los interiores nos relajamos", ha lamentado.

En este contexto, el director general de Salud, Carlos Artundo, recomendó este miércoles volver a utilizar la mascarilla en exteriores, ante la "dificultad" de controlar que se mantiene la distancia de seguridad de un metro y medio.

Chivite también ha destacado la importancia de la vacunación como "mejor estrategia" para frenar la incidencia y ha apuntado que se espera que para antes de Navidad todos los ancianos y las personas vulnerables tengan ya la dosis de refuerzo.

21 casos activos de COVID-19 en los centros de mayores

En la actualidad en las residencias de ancianos hay 21 casos activos de COVID-19, según ha detallado la consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu. De las 21 personas que están contagiadas, seis están en los propios centros, siete son asintomáticas y otras siete se encuentran en los recursos intermedios que el Gobierno foral habilitó para evitar la aparición de brotes en estos centros. "No hay ninguna persona hospitalizada", ha destacado la consejera.

Por su parte, en los centros de discapacidad hay 18 personas con COVID-19 distribuidos en tres centros, de las que cinco son asintomáticas, tres están en un recurso intermedio y una está hospitalizada con síntomas más graves.

Mari Carmen Maeztu ha explicado que tras el aumento de casos se han indicado una serie de recomendaciones a los centros para las visitas de familiares.  En concreto, ha indicado que "se puede acceder a los centros salvo en dos supuestos: aquellas personas que no estén vacunadas, que no pueden acceder al interior sino que tienen que estar en espacios habilitados, y también hay limitaciones en aquellas zonas con incidencia acumulada que sea igual o mayor a 3 por cada mil habitantes".

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats