eldiario.es

9

El Programa de Acogimiento Familiar de Cantabria suma a otras 30 familias

Se inició en diciembre y se precisan perfiles de familias para acogimiento de urgencia de menores de tres años, de mayores de 10 y de grupos de hermanos

Actualmente, en la comunidad hay 32 menores en familias de acogida y no hay ningún menor de 11 años en centros sociales residenciales

Entra en vigor la nueva legislación de infancia que prioriza el acogimiento

EFE

Un total de 30 familias se han adherido hasta la fecha al Programa de Acogimiento Familiar impulsado por el Gobierno de Cantabria a principios del pasado mes de diciembre. A pesar de ello, no son suficientes, y el objetivo que se marca el Ejecutivo es "atraer a personas que muestren motivación por acoger", puesto que se trata del "recurso con más éxito" para los menores que "llegan, en muchas ocasiones, con un daño grave".

Actualmente, en Cantabria hay 57 familias y hogares acogedores en activo. Sin embargo, escasean los perfiles de acogimiento de urgencia para menores de tres años, de mayores de 10 y de grupos de hermanos. Es por ello que estos son los grupos más demandados en este Programa. 

Así lo ha informado este miércoles, en rueda de prensa, la vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos (PSOE), quien ha querido recalcar la apuesta del Gobierno para "garantizar a los niños, niñas y adolescentes la protección evitando que permanezcan en centros sociales residenciales".

A día de hoy, hay 32 menores en familias de acogida y no hay ningún menor de 11 años en estos centros. Por otro lado, hay otros 132 que viven en núcleos vinculados a su entorno familiar, 22 en guardia con fin de la adopción y 172 en acogida residencial, aunque en este último grupo también hay algunos mayores de edad.

Modalidades de acogimiento

Según ha explicado, existen tres modalidades de acogimiento: en primer lugar, la de Urgencia que está destinada a niños y niñas menores de seis años cuyas familias biológicas están en proceso de diagnóstico, y su duración prevista es de seis meses; en segundo lugar, la Temporal, enfocada a niños, niñas y adolescentes cuyo retorno a la familia es probable y, por tanto, se estima una duración de dos años.

Finalmente, se encuentra la modalidad Permanente, en la que no hay previsión de que retornen a su ámbito familiar y, en este caso, permanecerán con sus familias de acogida hasta que se les garantice un entorno acogedor y óptimo para su desarrollo físico e intelectual.

La vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, presenta el Programa de Acogimiento Familiar.

La vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, ha presentado el Programa de Acogimiento Familiar.

Para poder acoger hay que ser mayor de edad, residir en Cantabria, no estar en la lista de adopción y compartir el deseo de hacerlo con todos los miembros que conviven en la familia.

Además, la familia no debe haber sido privada de la patria potestad de ningún menor y tiene que aceptar la relación entre el menor y su familia biológica. Asimismo, es obligatorio que asista a un proceso de formación y que acceda al seguimiento y supervisión de la acogida por parte de un equipo técnico.

A la espera de valoración

Estas 30 familias que se han incorporado recientemente están a la espera de que se valoren y de que sean calificadas como aptas para el acogimiento. Vanesa Soler, subdirectora de Infancia, Adolescencia y Familias, ha señalado entre las principales razones por las que son rechazadas a aquellas que "preguntan directamente cuánto pagan" y a las que "confunden acogimiento con adopción".

En relación a la compensación económica, Armando Martínez, jefe de sección de recursos especializados de la Subdirección de Infancia del ICASS, explicó al inicio de la campaña, en declaraciones a eldiario.es Cantabria, que ellos ofrecen "una ayuda económica", pero que las familias "deben de tener solvencia económica para poder mantener al niño que acojan con sus propios medios".

Es por ello que la vicepresidenta ha querido restar importancia a la cuantía económica que se ofrece, y ha señalado la necesidad de centrarse en lo verdaderamente relevante. "Buscamos que estos menores puedan vivir en un entorno normalizado, rodeados de estímulos y del afecto que necesitan para su crecimiento".

"Tenemos como objetivo defender y trasladar a la sociedad que el ámbito familiar es el más favorable para el crecimiento y desarrollo emocional y psicológico de estos menores", ha concluido Díaz Tezanos.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha