eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

A examen el revolucionario calendario escolar de Cantabria

La Consejería de Educación realizará una encuesta entre los agentes educativos para valorar el nuevo sistema de cinco bimestres ajeno a las fiestas religiosas

Podrán participar los directores de centro, el profesorado, las familias y el alumnado a partir de 5º de Primaria con la supervisión de un tutor

El resultado del sondeo se conocerá a mediados de marzo y se tendrá en cuenta para planificar el calendario del próximo curso

- PUBLICIDAD -
Un 14 por ciento de escuelas de Cataluña usan el castellano en materias no lingüísticas

La encuesta se llevará a cabo entre el 28 de febrero y el 9 de marzo. EFE

El novedoso calendario escolar de Cantabria se someterá en las próximas semanas al examen de la comunidad educativa. Directores, profesores, familias y alumnado tendrán la oportunidad de expresar de forma reglada su opinión acerca del nuevo sistema que acabó con los tres trimestres tradicionales y que desvinculó los periodos no lectivos de las festividades religiosas.  

Tal y como se había comprometido, la Consejería de Educación realizará una encuesta de evaluación en la que se espera que participe una amplia representación del sector. El sondeo se llevará a cabo a través de YEDRA -una plataforma educativa online que la Consejería ya utiliza para tareas de gestión académica y como canal de comunicación-, y el formulario estará disponible del 28 de febrero al 9 de marzo.

El resultado se prevé que se conozca a mediados de marzo y se tendrá en cuenta para planificar el calendario del próximo curso, según ha informado este viernes la Consejería en un comunicado de prensa.

El fin de los tres trimestres

Cantabria revolucionó el tradicional calendario escolar que se conoce en el Estado español implantando en el curso 2016/2017 cinco bimestres intercalados por una semana de vacaciones, en lugar de los tres trimestres habituales. Este nuevo reparto también propició que se acortaran las vacaciones de verano, iniciándose las clases en los primeros días de septiembre y concluyendo a finales de junio, si bien el número de días lectivos siguió siendo el mismo -175-.

Al curso siguiente, el departamento que dirigía por aquel entonces el socialista Ramón Ruiz, ahora en manos de su compañero de partido Francisco Mañanes, dio un paso más y  desvinculó los periodos de descanso de las festividades religiosas.

La decisión fue tomada debido a que la Semana Santa pasó de celebrarse de mediados de abril a los últimas días de marzo, lo que descuadraba el nuevo sistema bimestral, pero también desde el convencimiento de la necesidad de establecer un calendario fijo ajeno a esta festividad, cuya celebración varía cada año dependiendo del calendario lunar -la Pascua comienza el primer domingo después de la primera luna llena de primavera-.

Al mismo tiempo que se acabó con los tres trimestres clásicos, la Consejería de Educación organizó, en colaboración con los ayuntamientos de la Comunidad, actividades y programas de ocio especiales en los cuatro periodos no lectivos para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, los cuales han tenido una acogida muy desigual en este tiempo.

Ahora, tras dos años en los que el nuevo calendario ha funcionado con aparente normalidad aunque no exento de cierto revuelo, los responsables de la parcela educativa del Gobierno cántabro verificarán si está cumpliendo realmente su cometido, que es "racionalizar los tiempos escolares", según explicó Ruiz en  una entrevista con este medio. 

"Diálogo" con la comunidad educativa

Con esta encuestas, la Consejería pretende "dar voz" a todos los agentes de la comunidad educativa a la hora de confeccionar el calendario escolar del próximo curso. Esta evaluación se dirigirá a los directores de los centros, a las familias, así como al profesorado y alumnado a partir de 5º de Primaria, que también podrá emitir su opinión. En el caso del alumnado se facilitará que los cuestionarios se puedan realizar con el tutor en periodo lectivo.

"Desde esta premisa del diálogo con todos los agentes implicados se persigue valorar y aquilatar ese horario, en la medida de lo posible, para que siga sirviendo para el objetivo que fue creado, que no es otro, que el de mejorar el sistema educativo y potenciar el rendimiento de los alumnos y su bienestar", señala la Consejería.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha