La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

Sobre este blog

Piedras de papel es un blog en el que un grupo de sociólogos y politólogos tratamos de dar una visión rigurosa sobre las cuestiones de actualidad. Nuestras herramientas son el análisis de datos, los hechos contrastados y los argumentos abiertos a la crítica.

Autores:

Aina Gallego - @ainagallego

Alberto Penadés - @AlbertoPenades

Ferran Martínez i Coma - @fmartinezicoma

Ignacio Jurado - @ignaciojurado

José Fernández-Albertos - @jfalbertos

Leire Salazar

Lluís Orriols - @lluisorriols

Marta Romero - @romercruzm

Pablo Fernández-Vázquez - @pfernandezvz

Sebastián Lavezzolo - @SB_Lavezzolo

Víctor Lapuente Giné - @VictorLapuente

Luis Miller - @luismmiller

Lídia Brun - @Lilypurple311

Sandra León Alfonso - @sandraleon_

El “mundo de la cultura y el espectáculo” y las elecciones

Durante el periodo que duran las campañas electorales en nuestro país, se da un fenómeno curioso. Además de intentar concitar el apoyo ciudadano y de distintos sectores–como por ejemplo las trabajadoras autónomas- , los partidos se lanzan a la búsqueda del soporte de lo que se consideran personalidades relevantes de la sociedad y que conllevan notoriedad a la candidatura. ¿Qué grupos de prestigio buscan los partidos? En esta entrada respondo a esta pregunta. Para ello utilizo como fuente todas las noticias durante la campaña electoral de uno de los principales diarios españoles de los últimos 25 años (desde 1993 hasta hoy).  

¿Qué grupos de prestigio buscan los partidos? Especialmente buscados son los que se suelen clasificar como los del “mundo de la cultura y el espectáculo”. Dicho mundo, y a tenor de los que suelen firmar los manifiestos con los que se hace constar el apoyo a los partidos, suele estar compuesto por actores y cantantes (los más conocidos), pintores, escritores, directores de cine, teatro y/o danza, académicos, galeristas, bailarines, diseñadores y muchos otros creadores de distintas artes y disciplinas.

Algún lector considera que los componentes que incluyo en mi concepción del “mundo de la cultura y el espectáculo” está sesgada pues no incluyo, por ejemplo, a cocineros. Y están en lo cierto. El concepto de cultura es muy amplio y varía con el tiempo. La gastronomía es cultura y lo que hacen muchos de nuestros cocineros es arte. Pero, si bien estamos acostumbrados a ver que una actriz muestre sus simpatías por un partido, rara vez sabemos que piensan hacer algunos de los cocineros estrellados del país.

¿A qué partidos suelen apoyar los del “mundo de la cultura y el espectáculo”? La sabiduría popular, y muchas tertulias algo carpetovetónicas, suelen decir que progresista. Ya saben, los de la “Zeja”, Bardem, etc. Pero la hemeroteca nos trae sorpresas muy amenas. Por ejemplo, en 1993, 234 personajes de la cultura, política, espectáculo y deporte firmaron un manifiesto apoyando al PP, "partido que, bajo la dirección de José María Aznar, ha culminado un decidido proceso de modernización que lo hace continuador del centrismo que impulsó la transición política y homólogo a las fuerzas que hoy gobiernan en casi toda Europa". Algunos de los firmantes fueron la actriz Amparo Baró o el director de cine Manuel Summers, ambos ya fallecidos.  

La respuesta del PSOE no se hizo esperar y un par de semanas más tarde, Felipe González reunía a unas 300 personas en el Circulo de Bellas Artes de Madrid y decía que "el mundo de la cultura y vosotros los creadores y artistas tenéis que contribuir a que la tolerancia triunfe sobre la intolerancia". Entre los asistentes, actrices como Concha Velasco, Loles León o Charo López.

En 1996 el “mundo de la cultura y el espectáculo” también estuvo presente. Aznar se reunió con varios famosos como José Luis López Vázquez, Pedro Ruiz o Sara Montiel, vinculada tradicionalmente al PSOE. Este partido se vio envuelto en una polémica por un vídeo. Según el periódico ABC, Antonio Banderas anunciaba su apoyo al PSOE a cambio de realizar una campaña de publicidad para la Junta de Andalucía. En el video también aparecían Chus Lampreave, Imanol Arias, Adolfo Marsillach, Fernando Guillen, Maru Valdivieso, Ramoncín y Concha Velasco. Banderas cobró un jamón y una botella de aceite.

Llegamos al 2000. De nuevo el PP se rodea del “mundo de la cultura” –Luis Racionero y Fernando Sánchez Dragó- en el Palacio de Cristal de la Arganzuela. A la cita también acuden personalidades del “mundo del espectáculo” como Norma Duval, José Luis Moreno, Victoria Vera, las hermanas Valverde o Paloma San Basilio. En esas elecciones el PSOE e IU van de la mano en varias provincias y el “mundo de la cultura” próxima a esos partidos promueve un manifiesto al que se incorporan Almunia –candidato del PSOE- y Frutos –de IU. Pilar Bardem, Miguel Bosé, Francisco Umbral, María Barranco están entre los firmantes. Dos días después, el periódico recoge que “algo más de centenar y medio de artistas, profesionales y profesores se habían sumado al manifiesto” entre escritores, docentes, periodistas, actores y directores de cine, cantantes y humoristas. El PP consiguió mayoría absoluta.

Para 2004, tan solo encuentro un acto de la ex ministra de Cultura y candidata del PSOE por Valencia Carmen Alborch quien, “ante unas 200 personas del mundo de la cultura, el deporte, los movimientos ciudadanos, la educación, la comunicación y la política”, reivindica la cultura como el lugar para la dignidad y la convivencia ciudadana.

Algo pasa en 2008. Joan Herrera, candidato de Iniciativa, tiene el apoyo de 116 “intelectuales y profesionales liberales en apoyo de su candidatura”. Por ejemplo, le apoyan Almudena Grandes, Pere Gimferrer o Ismael Serrano. Sin embargo, Sabina –que solía mostrar sus simpatías por IU- apoya a Zapatero quien también recibe el apoyo de Serrat, de Víctor Manuel, Ana Belén, Fran Perea, Soledad Giménez (de Presuntos Implicados), Miguel Bose y Concha Velasco (de nuevo). En el vídeo también aparecen María Barranco, Gonzalo Miró y Boris Izaguirre. Y formalmente, estos 11 son el grupo de la “zeja” o por lo menos los que salen en el video. Cabe suponer que los carpetovetónicos ultramontanos incluyen a muchos otros pero, formalmente, en el video solo salen los 11 comentados. De la relación del PP con el “mundo de la cultura” no encuentro nada. Eso no quiere decir que no haya gente de ese ámbito que no apoye al PP y no lo haga explícito. Por ejemplo, Mario Vargas Llosa muestra su admiración por Esperanza Aguirre en una columna en 2012 si bien últimamente, el Nobel se inclina por Ciudadanos.

El gobierno de Rodríguez Zapatero cambia de rumbo en 2010. En 2011, también lo hace “el mundo de la cultura y el espectáculo”. Sabina, por ejemplo, vuelve a IU. Y en el acto de presentación de plataforma de apoyo a Rubalcaba –Ojalá-, aparecen la periodista Rosa María Mateo, el director de cine Agustín Díaz Yanes, Federico Mayor Zaragoza y ya. Pero es posiblemente la entrada de gente del “mundo de la cultura” a la política, lo que tal vez nos podía indicar que nada iba ser como antes. Efectivamente, en 2011 el actor Toni Cantó (en UPyD por aquel entonces), consigue un escaño por Valencia.

Para 2015 no encuentro plataforma de apoyo del “mundo de la cultura”. Sin embargo, Cantó revalida el escaño y, por Compromís entra en el Congreso la también actriz Rosana Pastor. Si bien comparándolo con elecciones pasadas, en las últimas contiendas parece que el “mundo de la cultura” ha dejado de actuar en bloque, ciertamente es Ciudadanos el partido que más ha hecho por incorporar al “mundo de la cultura” a la política nacional - no cuento la versión de “Mediterráneo” interpretada por Juan Carlos Girauta-. Cantó pasó de UPyD a Ciudadanos y Félix Álvarez (Felisuco) es diputado de ese partido por Cantabria desde 2016.

Para cerrar, cabe preguntarse las razones por las que los partidos buscan este tipo de apoyos. Para algunos, es una señal de buena imagen y aceptación. El argumento habitual es que muchos de estos personajes del “mundo de la cultura” son modélicos o personalidades a las que aspirarían los votantes. Por tanto, si se inclinan por un partido concreto, aumenta la probabilidad de votar a dicho partido. A mi modo de ver, no tiene mucho sentido. En primer lugar, la secuencia que sigue entre que te guste como escribe una autora y sus ideas políticas es extraña. En segundo lugar, si el argumento aspiracional funciona, debería funcionar en muchos otros contextos. Y en muchos países, los partidos no buscan el contacto con el “mundo de la cultura y el espectáculo”.

 

Sobre este blog

Piedras de papel es un blog en el que un grupo de sociólogos y politólogos tratamos de dar una visión rigurosa sobre las cuestiones de actualidad. Nuestras herramientas son el análisis de datos, los hechos contrastados y los argumentos abiertos a la crítica.

Autores:

Aina Gallego - @ainagallego

Alberto Penadés - @AlbertoPenades

Ferran Martínez i Coma - @fmartinezicoma

Ignacio Jurado - @ignaciojurado

José Fernández-Albertos - @jfalbertos

Leire Salazar

Lluís Orriols - @lluisorriols

Marta Romero - @romercruzm

Pablo Fernández-Vázquez - @pfernandezvz

Sebastián Lavezzolo - @SB_Lavezzolo

Víctor Lapuente Giné - @VictorLapuente

Luis Miller - @luismmiller

Lídia Brun - @Lilypurple311

Sandra León Alfonso - @sandraleon_

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2018 - 20:54 h

Descubre nuestras apps

stats