eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cifuentes gana la moción de censura después de que su portavoz llamara "pederastas" a los diputados de Podemos

La moción liderada por Lorena Ruiz-Huerta se salda con el resultado previsto: 27 votos a favor (los suyos), 37 abstenciones (PSOE) y 64 en contra (PP y Ciudadanos)

La presidenta de la Asamblea permite la participación indiscriminada de los miembros del Gobierno de Cifuentes y de los grupos contra el criterio de la oposición

La presidenta regional desprecia el debate en el Parlamento, responde desde los medios de comunicación y abandona el Pleno con su grupo tras un rifirrafe de su portavoz con Espinar

148 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Cifuentes, su gobierno y el PP abandonan el pleno de la Asamblea.

Cifuentes, su Gobierno y el PP abandonan el pleno de la Asamblea por las acusaciones de corrupción de Podemos.

Más de 12 horas de debate con interrupciones, insultos, diputados que abandonan su escaño, apelaciones al reglamento, turno por alusiones y una tonelada de datos más propios de un debate de estado de la región que de una moción de censura. El Partido Popular ha logrado enfangar el debate sobre la iniciativa presentada por Podemos contra la presidenta regional, Cristina Cifuentes, quien ha optado por no decir ni una palabra desde la tribuna de la Asamblea de Madrid, aunque sí ha utilizado los medios de comunicación y las redes sociales.

El resultado final de la votación era lo de menos, por previsto. La moción de censura defendida por el secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, y la candidata a sustituir a Cifuentes, Lorena  Ruiz-Huerta, no ha salido adelante. A favor solo se han pronunciado los 27 diputados de Podemos. Los representantes del PSOE (37) se han abstenido, mientras los de Ciudadanos y del PP han votado en contra (64 por la ausencia de una diputada por baja médica).

La intención declarada de Podemos era aprovechar el debate de la moción de censura para contraponer su modelo de región con el del PP de Madrid con los muchos escándalos de corrupción del partido de Cifuentes como palanca. El grupo que lidera Ruiz-Huerta en la Asamblea lo ha conseguido en la primera parte del debate, por la mañana, cuando PSOE y Ciudadanos han optado por el silencio ante lo que consideraban un uso "torticero" del reglamento por parte de la presidenta de la Cámara, Paloma Adrados.

Pero el "filibusterismo" del PP, como lo han calificado varios diputados de la Asamblea en público y en privado, ha enfangado el debate hasta convertirlo en un monólogo de los consejeros del Gobierno, a quien Adrados ha permitido intervenir de forma indiscriminada hasta el punto de que el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, se ha replicado a sí mismo ante la ausencia de intervenciones de los grupos de la oposición.

Eso ha ocurrido pasadas las seis de la tarde, con ocho horas de debate ya consumidas y cuando la candidata, Lorena Ruiz-Huerta, todavía no había respondido a las intervenciones reglamentadas de los grupos. Antes, el PP había recurrido a los clásicos para desvirtuar una moción de censura: Venezuela, Cuba, ETA, el comunismo, el marxismo-leninismo e incluso menciones a Mónica Levinsky, cuando el consejero de Presidencia y mano derecha de Cifuentes aseguraba que "Íñigo Errejón era el segundo becario más famoso del mundo tras Mónica Levinsky".

Incluso, el portavoz del PP, Enrique Ossorio, ha llegado a replicar a los diputados de Podemos: "Son todos unos pederastas y unos narcotraficantes".

Antes, Garrido había calificado de "puesta de largo" la moción de Ruiz-Huerta pese a que "ya pasa de largo la edad" a la que se suele hacer. Garrido, portavoz del Gobierno regional, ha aprovechado además la presencia de la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, para arremeter contra ella por su edad.

Iglesias cree que las mociones de censura sirven para señalar "las vergüenzas del PP": "Se define por robar y mentir"

Pablo Iglesias, Irene Montero e Íñigo Errejón asisten como invitados a la moción de censura contra Cristina Cifuntes.

La sesión se inició con la presentación del secretario general de Podemos en la región, Ramón Espinar, quien ha asegurado que la iniciativa tenía como objetivo "forzar el debate" ante la previsión de su fracaso. Espinar, quien ha acusado a Cifuentes de ser "una rana más de la charca de Esperanza Aguirre".

"El gobierno de Cifuentes no sólo esta salpicado por la misma corrupción que gobiernos anteriores, sino que ha imitado punto por punto en la estrategia de gobierno, ha copiado a Esperanza Aguirre hasta la estrategia para defenderse", ha remachado Espinar.

Tras Espinar estaba previsto que compareciera la candidata. Pero entonces ha comenzado el carrusel de intervenciones broncas del Gobierno de Cifuentes, sin que la presidenta haya comparecido.

Lorena Ruiz-Huerta interviene en la moción de censura a Cristina Cifuentes

Lorena Ruiz-Huerta interviene en la moción de censura a Cristina Cifuentes MARTA JARA

Después de más de dos horas ha llegado el turno de Ruiz-Huerta quien, como estaba previsto, ha arremetido contra el PP por los casos Gürtel, Lezo y Púnica. Pero también ha desgranado un programa alternativo de Gobierno con un puntal: un cambio en el modelo fiscal que reconduzca los ingresos de la deuda privada a las aportaciones de las rentas más altas a las cuentas públicas.

"El problema de la corrupción es sistémico e invade como una metástasis las instituciones de la Comunidad de Madrid. Forman parte de una organización que ha entrado en las instituciones para saquearla y están dispuestos a todo: cambiar jueces o comprar medios de comunicación. El problema es que su cesto [de manzanas] está podrido", ha apuntado Ruiz-Huerta. Y ha zanjado: "El PP no ha ganado ni unas elecciones limpiamente".

Ruiz-Huerta ha apelado directamente a Cifuentes, quien rara vez ha levantado la vista de su teléfono móvil: "No se atreverá a subir porque no quiere decir quién pagará la deuda cuando el BCE endurezca las condiciones del crédito. No se atreve a dar la cara ante los madrileños para decirle que esa deuda la pagaremos con recortes, empeoramiento de las condiciones laborales y una subida del IVA. Por eso no sube. No porque desprecie la moción de censura, que le produce de todo menos indiferencia".

Ruiz-Huerta ha cerrado su discurso con una alusión a la corrupción del Canal de Isabel II: "Solo por lo que han hecho con el agua merecen la reprobación. Son indignos de continuar en el Gobierno. En ningún Gobierno. Compraron a dos diputados mafiosos [en referencia al tamayazo] y luego han concurrido dopados a las elecciones. Han pagado sus confetis, fiestas y carteles con dinero negro".

Tras la pausa para comer, el debate ha dejado el fango de la mañana para convertirse en una suerte de moción de confianza en lugar de ser de censura. Los consejeros del Gobierno de Cifuentes han desfilado por la tribuna ante la impotencia de los grupos, que han desistido de replicar sus intervenciones.

Nueve horas después de empezar el debate ha llegado la primera réplica de Lorena Ruiz-Huerta. La candidata ha comenzado replicando a Ciudadanos y PSOE.

Los portavoces de ambos grupos han criticado a Podemos por presentar la moción de censura. Ignacio Aguado (Ciudadanos) también ha tenido palabras contra Cifuentes: "Pensaba que veníamos a perder tiempo con la moción de Podemos pero vemos como también el PP se une a la fiesta". El portavoz ha criticado que Podemos presente la iniciativa cuando "ni sus compañeros de viaje del PSOE les va a acompañar, ni tienen un proyecto".

Aguado ha ridiculizado algunos puntos del proyecto económico de Podemos, especialmente en el terreno fiscal. El diputado de Ciudadanos ha señalado que Podemos "presenta un programa de Gobierno de 180 páginas, en el que solo dedican media página para decir cómo van a pagarlo".

El que ha ejercido este jueves como portavoz del PSOE, José Manuel Franco, ha lamentado el "momento" en el que Podemos ha presentado la moción de censura y ha expuesto sus motivos para no sumarse: "Compartimos el diagnóstico de la emergencia social. Compartimos la necesidad perentoria de sustituir a este Gobierno injusto pero, yo me pregunto, ante una situación como la que nos encontramos, ¿Creen sinceramente que esta moción es lo más conveniente en estos momentos?".

 "Que la situación sea insostenible no justifica proponer lo que actualmente es un camino manifiestamente inviable", ha remachado Franco. El diputado socialista ha criticado además las formas utilizadas por el PP para dilatar el debate parlamentario. "Al PSOE no han conseguido silenciarlo ni los dictadores. Por muchas artimañas que han intentado utilizar nuestra palabra no la van a silenciar. Sea la hora que sea seguiremos defendiendo nuestras ideas", ha concluido.

Ruiz-Huerta ha criticado a Aguado por hacer "encaje de bolillos" y "apoyar al Gobierno de Cifuentes por la mañana y criticarlo por la noche". Al portavoz del SOE, la candidata del PP también le ha dedicado unas palabras: "Siguen la lógica del PSOE de la decepción permanente. Han dejado pasar el tren una vez más. No es esta moción lo que refuerza a Cifuentes, es su abstención".

Ruiz-Huerta ha recordado a Franco que la ausencia por baja de una diputada del PP achicaba aún más las diferencias entre el partido de Cifuentes y sus aliados de Ciudadanos y el PSOE y Podemos: "Hoy podríamos haber empatado esta moción de censura. ¿En qué situación habría quedado este Gobierno si hubiera pasado?".

Ossorio (PP), a Podemos: "Pederastas y narcotraficantes"

Tras la intervención de Ruiz-Huerta ha llegado de nuevo el fango. El portavoz del PP, Enrique Ossorio, en uno de los muchos turnos por alusiones, ha espetado "ustedes son todos unos pederastas y unos narcotraficantes". Una idea en la que ha insistido después: "Son el partido pederasta".

Antes, el portavoz de Podemos en este debate, Jacinto Morano, había asegurado: "Espero que no acabe como Cristina I la Loca de Madrid".

El tono ha ido creciendo hasta el momento culmen: el portavoz del PP y Ramón Espinar se han enfrentado en un cruce de acusaciones y reproches que ha concluido con el PP en pleno abandonando el Hemiciclo, con la presidenta del Gobierno a la cabeza, como se ve en el vídeo.

La votación, once horas después del inicio del debate, ha deparado el resultado previsto: 27 votos a favor, 37 abstenciones y 64 en contra.

El Pleno ha concluido con los diputados del PP aplaudiendo en pie a Cifuentes y los de Podemos haciendo lo propio con Ruiz-Huerta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha