Los funcionarios de prisiones retoman sus movilizaciones con el nuevo Gobierno y piden "más que gestos"

Manifestación de funcionarios de prisiones

Los sindicatos de prisiones CCOO, UGT y la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) han convocado el próximo 1 de septiembre una manifestación en Sevilla para pedir al nuevo Gobierno un proceso de negociación y el desbloqueo del conflicto laboral. Los funcionarios de prisiones van a retomar las protestas tras la reunión mantenida con el secretario general de Instituciones Penitenciarias a finales de julio, Ángel Luis Ortiz, y lo hacen con las mismas peticiones: resolver la falta de personal e incrementar los salarios.

Los funcionarios de prisiones se movilizan por el aumento de las agresiones y las condiciones laborales

Los funcionarios de prisiones se movilizan por el aumento de las agresiones y las condiciones laborales

"Exigimos que la Administración responda a nuestras demandas más allá de los gestos", dice Nacho Gutiérrez, portavoz de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP). Desde el sindicato denuncian incumplimientos por parte de la Administración en las vacantes que deberían estar cubiertas, que cifran en más de 3.000, heredadas del Ejecutivo del PP: "Estamos pidiendo que aporten soluciones, no las pedimos de hoy para mañana. Pedimos un plan", insiste Gutiérrez.

La mejora salarial es una de las demandas que han repetido en las movilizaciones que se han sucedido durante el año y que justifican por la realización de su trabajo en condiciones de "especial peligrosidad", con un incremento de las agresiones en las cárceles. En 2017 se registraron 305 agresiones a trabajadores de centros penitenciarios, según una respuesta por escrito que dio el Ejecutivo en mayo de este año a preguntas del grupo parlamentario socialista. Ocho de ellas fueron graves (un 60% más respecto a 2016), 176, leves (un 8% más), y 121 acabaron sin lesiones (un 37,3% menos que el año anterior).

"En los últimos años no solo no hemos abordado ningún tipo de negociación, sino que además se ha devaluado nuestro salario y se ha depreciado nuestra calidad de vida. Sufrimos más agresiones de las que sufríamos y no tenemos carrera profesional", inciden desde ACAIP. Por ello, demandan también la promoción del grupo B de la totalidad de empleados públicos pertenecientes al C1.

Además, lamentan que los socialistas no se comprometan con unas reivindicaciones que sí apoyaron cuando estaban en la oposición. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró en la primera sesión de control al Gobierno que se avanzaría "en un futuro próximo" en el aumento de las plantillas, una reforma de la Ley General Penitenciaria y que sus salarios estén más acordes a los de otros trabajadores de la Administración. Gutiérrez cita asimismo la proposición no de ley que presentó el PSOE en el Congreso tras una reunión con estos sindicatos: "Aquello que el PSOE nos dijo siempre que teníamos razón y compartían nuestras demandas, incluso presentando una proposición no de ley que recogía punto por punto nuestras peticiones, nos encontramos que hoy cuando gobiernan todo es diferente", dice el portavoz.

Etiquetas
Publicado el
29 de agosto de 2018 - 16:44 h

Descubre nuestras apps

stats