IU de Madrid se paraliza ante las reticencias de la vieja guardia a ceder su poder

Ángel Pérez, en una rueda de prensa en el Ayuntamiento

La vieja guardia de IU de Madrid, personificada en los actuales portavoces municipal y autonómico, Ángel Pérez y Gregorio Gordo, se resiste a ceder el control que ha ejercido sobre la federación casi desde su fundación. Con una organización sin coordinador, una Ejecutiva partida y una dirección federal que exige decisiones urgentes, IUCM se encuentra ahora mismo paralizada y sus candidatos, elegidos el pasado día 30 de noviembre en primarias abiertas, con las manos atadas ante un ciclo electoral que se antoja decisivo.

IU echa a Gregorio Gordo de sus órganos y deja el futuro de Ángel Pérez en manos de Madrid

IU echa a Gregorio Gordo de sus órganos y deja el futuro de Ángel Pérez en manos de Madrid

En la tarde de este martes estaba prevista la celebración de una Presidencia regional que debía abordar dos cuestiones fundamentales: la sustitución del ex coordinador regional, Eddy Sánchez, quien dimitió tras las primarias; y el relevo de Pérez y Gordo en sus portavocías, tal y como había solicitado la dirección federal por segunda vez este mismo domingo. La reunión del órgano, sin embargo, no se llegó a producir: tras horas de negociación previa, las partes se vieron incapaces de llegar a un acuerdo que desatascara la situación y se anuló la convocatoria.

En una breve nota, IUCM mandataba “a la comisión ejecutiva a que, tras un proceso de consultas, celebre una nueva reunión en la que aborde los temas que queden pendientes por tratar”. Dicha Ejecutiva está controlada por el sector afín a Pérez y Gordo.

Poco después, comenzó un cruce de comunicados entre las dos posiciones enfrentadas. A última hora de la noche, la candidatura de Tania Sánchez y Mauricio Valiente aseguraba en una nota que “no se daban condiciones mínimas de acuerdo para cumplir la resolución federal relativa al caso Bankia” el pasado domingo y que conminaba a IUCM a relevar en sus portavocías a Pérez y Gordo por sus responsabilidades políticas en la gestión de Caja Madrid y Bankia. Además se criticaba que se ponían cortapisas a la ratificación oficial de Sánchez y Valiente como candidatos.

Apenas dos horas después, de madrugada, el sector de Pérez y Gordo respondía con un comunicado en la web de 'SomosIU'. En la nota, acusan a Tania Sánchez de protagonizar una “espantá” después de intentar adelantar la convocatoria de un Consejo Político Regional que ratificara su candidatura. La corriente aprovecha para echar en cara a la diputada regional las supuestas irregularidades en su etapa en el Ayuntamiento de Rivas que se denunciaron durante las primarias.

“A partir de ahora, habrá que trabajar con más seguridad y sosiego para que el acuerdo no vuelva a embarrancar”, asegura la nota, y prosigue: “Y cuando esté a todos los efectos cerrado, convocar de nuevo a los órganos de dirección”.

La situación amenaza así con prolongarse en el tiempo. Y mina cada día que pasa el liderazgo de Cayo Lara. El coordinador federal elevó ayer mismo un paso más en una entrevista que publicó cuartopoder.es a última hora de la tarde. En ella, Lara confirma que la dirección federal ha pedido “a la dirección de Madrid que las portavocías las resuelvan desde IUCM para que se modifiquen”. Y ratificaba: “Estoy convencido, es mi opinión, que la organización de Madrid lo va a hacer porque la voluntad de ellos está manifestada. No contemplo otra hipótesis”.

Sobre la pugna por el control de la organización, Lara tomaba posiciones en favor de Tania Sánchez: “Con lo que me quedo ahora es con lo que han dicho las urnas dentro y fuera de la organización”.

Esta misma mañana, en una rueda de prensa, Ángel Pérez se ha enrocado ante la dirección federal: “Yo no voy a aceptar ninguna responsabilidad política ni de ningún otro orden por la cuestión de las tarjetas de Caja Madrid, lo diga la dirección Federal o lo diga en sunsum Corda”, ha espetado el portavoz municipal, informa Europa Press. Pérez ha insistido en que él hace otra interpretación de la resolución de la Presidencia federal del domingo: “Madrid es el que debe decidir si hay que ir a los grupos para poner a disposición de los grupos, no ha dimitir o ser cesados”.

A la petición de Lara se ha sumado el Partido Comunista de Madrid. En un comunicado hecho público hoy mismo en su página web, el PCM solicita “las dimisiones como portavoces de sus respectivos grupos institucionales, de Gregorio Gordo y Ángel Pérez”. Además, ratifica la postura del partido sobre la confluencia: “Apostar, desde la lealtad con IUCM por los proyectos de Unidad Popular y confluencia, como Ganemos Madrid”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats